Diario Vasco

Urkullu: «Esta legislatura tiene que ser la oportunidad para refundar el modelo de Estado plurinacional»

vídeo

El lehendakari, hace unos días, comenzó la jornada posando a primera hora de la mañana para DV en el muelle donostiarra. / LOBO ALTUNA

  • Iñigo Urkullu, Lehendakari

  • Considera «necesario que para finales de este mes de julio el panorama esté despejado»

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Es un momento de tanta incertidumbre política, que ni siquiera es sencillo arrancar al lehendakari -en este caso observador más que protagonista- un posicionamiento nítido sobre lo que ocurrirá en el Estado tras el 26-J, y las consecuencias para Euskadi. Iñigo Urkullu llama a actuar desde un principio de realidad. Tanto el ofrecido por las urnas, como el que exige el escenario socioeconómico y político. Y dirige el mensaje en primer lugar, al PP; en segundo, a los otros 'tres grandes', y en último término a un PNV al que por tamaño despoja de responsabilidad. Sí tiene claro el lehendakari que es la «oportunidad» de encarar la reforma territorial del Estado y que lo primero que exigirá al nuevo Gobierno es cumplir lo que queda pendiente del Estatuto. «Es lo básico», dice, si Mariano Rajoy quiere demostrar «que su actitud» de los últimos cuatro años va a cambiar. ¿Y qué pasará en Euskadi? Quedan cuatro meses para pensar en la formación de un nuevo Gobierno que también necesitará de pactos. Y si le toca a él tomar la iniciativa, de inicio no se cierra a nada. «A nada», ni a nadie.

-Su gabinete llama a conformar Gobierno en el Estado. ¿Pero cuál? ¿Qué salida ve?

-Espero que en esta ocasión quien ha ganado las elecciones, el PP, asuma la responsabilidad de liderar un proceso de conversaciones con el objetivo de la gobernabilidad, y de una gobernabilidad estable. Porque hoy todo está en cuestión. Puede ser un gobierno en minoría, en coalición o con suficiente mayoría o aventurar una legislatura corta.

-¿Cuál es su apuesta?

-Más que una apuesta, manifiesto mi preocupación por la actitud que veo en las formaciones políticas. No veo cambio en los cuatro grandes partidos en cuanto a los bloqueos, los vetos, las líneas rojas que pusieron tras el 20 de diciembre. Y eso obedece a la ocultación de la realidad que hacen, pese a saber todos que hay que afrontar la situación de crisis absoluta del Estado. Crisis económica, institucional, política, de modelo. Sin haber ganado las elecciones y sabiendo que es necesario sumar fuerzas para una estabilidad, quieren alejar de sí esa responsabilidad.

-¿Habla del PSOE?

-Y de otras formaciones. Evidentemente quien ha ganado es el PP. El PSOE ha podido disfrazar su pérdida con el hecho de que no ha habido 'sorpasso'. Podemos ha perdido las elecciones porque no ha cumplido sus expectativas, salvo en Euskadi y Cataluña. Y Ciudadanos ha perdido en favor del PP.

-Entonces, en pro de esa estabilidad que defiende, ¿es partidario de la gran coalición, bien compartiendo gobierno o con un apoyo estable desde fuera?

-No sé cuál es la posibilidad. Nosotros gobernamos en minoría, con voluntad de acuerdo y de consensos y es lo que hemos venido practicando estos cuatro años.

-¿Ve exportable la fórmula?

-Es más la disposición y la actitud necesaria ante una situación constatada. Y por eso apelo al diálogo, a la disposición y a los acuerdos, no entro en fórmulas. Estas serán consecuencia de la actitud.

-¿Sería partidario de que el PNV, si es preciso, diera cinco síes para facilitar la investidura de Rajoy?

-Es el tiempo de los partidos, y no me corresponde más de lo que he dicho. El PNV ha dicho que tiene líneas verdes, pero desde la constatación de la práctica del PP al frente del Gobierno español en relación con el Gobierno Vasco y el autogobierno. En todo caso, no creo que la pelota tenga que estar en el tejado del PNV. Primero hay que asumir una responsabilidad por parte de quien ha ganado las elecciones, que debe hacer una apuesta por quién quiere que sea su compañero de viaje. El PP dice que le gustaría una gran coalición con el PSOE, y el PSOE les dice que no va a facilitar ni por activa ni por pasiva. Son cuestiones que tienen que despejar primero ellos.

-¿Ve posible alguna alternativa al PP?

-Si partimos de la base de que ni el PSOE ni Unidos Podemos han reeditado el resultado de diciembre, es muy difícil. Además, y esto hay que tenerlo presente, junto a la realidad económica y social, hay otra que es la parlamentaria. Hay un Congreso con una composición determinada, pero hay un Senado que tiene una mayoría absoluta aún mayor que la de antes. Y es del PP. Es muy difícil un equilibrio entre un gobierno de formaciones que no han ganado las elecciones con una Cámara regida por otra mayoría absoluta.

-Lo ve impracticable.

-Es muy difícil cuando la estabilidad tiene que pasar por la aprobación de presupuestos, cuando hay una llamada de atención permanente de la UE para cumplir el déficit, cuando hay advertencias de las instituciones europeas para recortar el presupuesto aprobado por el PP el año pasado tienen en 7.000 millones de euros... Todo eso está presente. A eso me refiero cuando digo que hay un ejercicio de ocultismo de la realidad por parte de los partidos que no han ganado las elecciones. Todos saben que tienen que afrontar esa situación.

-¿Serviría al PNV de base para el acuerdo que el PP accediera a una reforma constitucional que abriera el debate del Estado plurinacional?

-Es un planteamiento que el PNV viene haciendo desde hace muchos años, el reconocimiento de la nación vasca o el ejercicio de un verdadero Estado plurinacional.

-¿Y cree que esta puede ser la oportunidad?

-Tiene que serla necesariamente. He defendido desde el prefijo 're-' varios conceptos: reactivación económica, regeneración democrática, refundación del Estado, re-evolución... Llevamos una década diciendo que el modelo de Estado está en crisis, y que necesita de una refundación entre el Estado y las naciones que existen en su seno.

-¿Ha tenido alguna conversación con el presidente en funciones tras el domingo?

-He cruzado algún mensaje de felicitación, de cortesía política, simplemente.

-Tras cuatro años de relación casi inexistente, ¿ve posible reconducirla?

-No sé si es posible, pero es absolutamente necesario por parte del PP español. Sabe lo que yo como lehendakari y el PNV entendemos por agenda vasca. La tiene sobre su mesa desde el primer encuentro que mantuvimos. Y sabe que no ha respondido, ni ha hecho ningún gesto en nada de esa agenda. Es necesario por tanto que el partido con responsabilidad de Gobierno cambie de actitud para con el Gobierno Vasco y el PNV.

-¿Qué le pediría como primer gesto de ese cambio de talante?

-Lo absolutamente ineludible, cumplir una ley orgánica como es el Estatuto de Gernika. Su compromiso en tiempo y contenido con el desarrollo íntegro del Estatuto.

-El traspaso de las competencias pendientes.

-24 materias pendientes de ser transferidas. Es lo básico. Y a partir de ahí, abordar un régimen de bilateralidad efectiva en un modelo de Estado plurinacional.

-¿Qué margen de tiempo da para que se desbloquee el escenario postelectoral y se disipe el fantasma de unas terceras elecciones?

-Es necesario que para finales de julio el panorama esté despejado.

-¿Mantendrá, pase lo que pase, la convocatoria electoral vasca en las mismas fechas, finales de octubre?

-Sí. Pese a las dificultades de un gobierno en minoría y monocolor, he abogado por que la gestión política e institucional en Euskadi discurra con normalidad, y que las elecciones se celebren en su tiempo.

-¿Serán el 23 de octubre?

-No sé el día exacto todavía.

-¿Lo anunciará en el primer consejo de gobierno de Miramar?

-En función del calendario de los 54 días... (sonríe). No tengo la fecha concreta, pero más o menos en la fecha más próxima a la de hace cuatro años (21 octubre).

-¿Hasta qué punto cree que los resultados de las generales van a remodelar el Parlamento Vasco? Es decir, ¿qué peso otorga a Podemos?

-Evidentemente habrá una composición totalmente diferente a la actual. Puede entrar una representación de Ciudadanos, y evidentemente de Podemos, o Unidos Podemos.

-¿Será su rival directo?

-No tomo a nadie como rival directo.

-¿Todos lo son?

-Más que quién va a ser mi rival, creo que el PNV es el rival para todos.

-¿Cree que puede dejar de ser una Cámara de mayoría abertzale, como hasta ahora?

-Pero a pesar de serlo, siempre ha sido posible el acuerdo transversal entre formaciones abertzales y no abertzales. No me atrevo a decir cuál es el sentimiento de pertenencia, pero creo que es mayoritario el de más vasco que español, y el de solo vasco que el de solo español. Pero es una pregunta interesante a contrastar según los flujos de votantes que se han dado y puedan cambiar.

-¿No le da especial relevancia?

-No, porque habrá ámbitos en los que lleguemos acuerdos entre abertzales, otros entre abertzales y no abertzales... Es un juego abierto. Se asigna a los partidos abertzales el patrimonio del derecho a decidir, pero es un principio democrático que también es compartido por Podemos. Por eso en el próximo Parlamento, aunque varíen las mayorías en ese eje, ojalá normalicemos ese tipo de conceptos políticos.

-Ante esa previsible ausencia de mayorías claras, si el PNV logra la primera plaza, ¿se ve asentando su Gobierno en EH Bildu o en Podemos?

-No me corresponde a mí. La reflexión corresponde al PNV.

-Pero usted es su candidato.

-Como candidato no tengo ninguna decisión prefijada. Y sé que será una pregunta recurrente, pero siempre digo lo mismo. La cuestión es que cada formación ofrezca a la ciudadanía un proyecto y un programa, y en función de él y de los resultados electorales, ver qué resultado da el diálogo.

-¿Cree que para asentar la estabilidad, la coalición sería la mejor opción? ¿Lo intentaría?

-No solo depende de uno. Creo en la estabilidad y en su solidez. Hace cuatro años ofrecí gobierno de coalición tanto al PSE como a EH Bildu. Fueron ellos, por las circunstancias que fuera, los que rechazaron esa posibilidad.

-¿Le ofrecería ahora un Gobierno de coalición a Otegi?

-Depende de los resultados, del proyecto, del programa, de qué formación quede segunda... Porque yo aspiro a ganar las elecciones. Depende de muchos factores.

-¿Realmente se ve cogobernando con él?

-No, yo me veo gobernando desde el liderazgo del PNV. A partir de ahí, no cierro puertas a nada. Y cuando digo a nada, es a nada.

-¿Se siente en ventaja respecto a EH Bildu tras las generales?

-No por lo que otros han obtenido, sino por lo que ha obtenido el PNV. Pero además de los resultados, me baso en el balance de nuestro gobierno, de lo que vamos a ofrecer de crédito a los ciudadanos vascos en el compromiso que adquirimos con ellos y hemos cumplido.

-¿Los posibles acuerdos del PNV en Madrid vincularán los de Euskadi?

-El PP vasco está transmitiendo que ha ofrecido al lehendakari una estabilidad. No voy a entrar a rebatir si es verdad o no. Pero la estabilidad que pueda trasladar el PP vasco cuando la suma de votos da lo que da... Además, no sé cuál será la disposición del PP español para cumplir la agenda vasca. Tristemente, ha constatado líneas rojas y vetos al autogobierno durante toda la legislatura y su tiempo en funciones. La clave no está tanto en el resultado de las autonómicas, sino en la disposición previa del Gobierno español. Y me temo que nada ha cambiado, va a peor pese a lo que Rajoy pretende hacer ver.

-¿Le preocuparía que el PSE se desfondara en las autonómicas, y no hubiera margen para reeditar pactos de larga duración como los que tienen en diputaciones o ayuntamientos?

-Me preocuparía porque siempre he considerado que el PSE es un partido vertebrador, tenga la representación que tenga, con una larga trayectoria de responsabilidad institucional, tanto a nivel autonómico como estatal. Es un partido de gobierno en diversas instituciones.

-¿Sería su primera opción?

-No lo sé, es cuestión del partido.

-¿Será la próxima la legislatura la del debate sobre la reforma del autogobierno, o cree que irá más allá, como alienta EH Bildu, a la independencia sí o no?

-Primero, la legislatura próxima tiene que ser la de la consolidación de la reactivación económica, la generación de empleo, la del desarrollo de las bases que hemos puesto estos años, con planes estratégicos para 2020 y 2030. El reto sigue estando ahí. Es lo prioritario para la sociedad vasca. Y posteriormente, el autogobierno, dentro de un contexto internacional, no solo por aspiraciones nacionalistas. Me preocupa el proceso de construcción de la UE, y dentro de él, el papel que las naciones sin estado hemos de tener. Y que eso tenga un primer paso en el Estado español. Empezando por nuestra casa, la legislatura próxima debería ser la del acuerdo sobre autogobierno. Acuerdo interno, y pacto en el Estado. Ineludiblemente se tiene que abordar ese acuerdo.

-¿Si hay una mayoría en el Parlamento de PNV, EH Bildu y Podemos en torno al derecho a decidir, soltará la mano del PSE y PP?

-Es necesario que en el acuerdo que se dé en la CAV haya formaciones políticas que no sean abertzales y que tengan alguna responsabilidad a nivel de Estado. Porque el acuerdo es primero interno, y después elevado a categoría de pacto a nivel de Estado. Además, dada la realidad sociológica y política vasca, me parece necesario abordar con realismo nuestro papel en el contexto internacional, y también la necesidad de un acuerdo interno entre abertzales y no abertzales.