Sánchez insiste en pedir una solución política: «No se puede esconder uno tras los tribunales»

Pedro Sánchez, durante la reunión con el comité de expertos del PSOE. /
Pedro Sánchez, durante la reunión con el comité de expertos del PSOE.

El líder del PSOE cierra filas con Rajoy en la defensa de la legalidad ante el desafío soberanista pero reclama la apertura de un diálogo tras las elecciones generales

ÓSCAR BELLOTMadrid

Pedro Sánchez insiste en demandar diálogo para resolver la crisis desatada por el pulso independentista en Cataluña. "No podemos quedarnos solo en la legalidad" sino que "también tiene que haber espacio para la política", ha manifestado durante una entrevista en 'El programa de Ana Rosa' de Telecinco.

más información

Un día después de verse las caras con el presidente del Gobierno en la Moncloa, el líder del PSOE ha afeado a Rajoy la postura que ha mantenido a lo largo de los últimos cuatro años, que ha descrito como "el no mover ni un pelo". "A partir del 20 de diciembre tenemos que ofrecer una solución política a esta crisis política", ha abundado. "No se puede esconder uno tras los tribunales", ha añadido, en referencia al jefe del Ejecutivo.

"El PSOE siempre ha alertado de cómo estaba subiendo el secesionismo", ha indicado el secretario general del PSOE, algo que ha atribuido no solamente a aquellos que lo impulsaban sino también a "la inacción del Gobierno". Ha acusado al PP de ser incapar de reconocer "la diversidad territorial" de España, lo que ha permitido subir "como la espuma" al independentismo. Eso es lo que ocurrió, ha declarado, cuando gobernó José María Aznar y se repite con Rajoy en la Moncloa. Frente a ello, ha defendido la necesidad de "incorporar al pensamiento político español toda la riqueza y diversidad del catalanismo, que ha hecho mucho por España", algo que, ha dicho, es "una de las tareas pendientes de la derecha".

Pero todo eso queda para después de las elecciones del próximo 20 de diciembre. Ahora lo que toca es la defensa de la ley y de la Constitución. Y en ello, ha asegurado Sánchez, no hay ningún tipo de fisuras entre PSOE y PP. En los términos de la resolución aprobada el lunes por el Parlament "no puede haber diálogo", ha subrayado. En Cataluña se está produciendo "un ataque a los derechos y libertades de millones de catalanes", ha indicado el líder de los socialistas. Y frente a ese escenario, "el estado de Derecho tiene el deber de salvaguardar la Constitución y la legalidad democrática". Sánchez ha recalcado que "la soberanía nacional reside en el pueblo español" y no ha querido elucubrar sobre los hipotéticos escenarios que se abrirían en caso de una desobediencia de lo que dicte el Tribunal Constitucional. "Esperemos que la sentencia se cumpla por parte de aquella mitad del Parlament que el lunes dijo que iniciaba un proceso de desconexión de España", ha señalado.

Reforma constitucional

Sánchez ha acusado al presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, de no haber sabido interpretar los resultados de las elecciones catalanas. En esos comicios, ha apuntado, "hubo una mayoría de catalanes que dijeron no a la independencia". Y ha señalado que lo que se traslada en las últimas encuestas publicadas es que hay "una mayoría de catalanes que no quiere a Mas", al que ha acusado de llevar "cuatro años sin gobernar". Pero ha defendido que "la mayoría de catalanes no quiere quedarse" tampoco "en la situación actual", sino "renovar su pacto de convivencia" a través de la Constitución y la legalidad.

Es ahí donde ha vuelto a abogar por una reforma constitucional que dé respuesta no sólo al desafío independentista catalán sino también a otros problemas que atraviesa la sociedad española ya que, ha proclamado "algunas de las disfunciones que estamos viendo en Cataluña afectan también a España". Ha resaltado que España "es mucho mejor que Rajoy y que Aznar" y ha defendido un "proyecto de renovación" al que se ha mostrado seguro de que "habrá muchos catalanes que se adhieran".

Sánchez se ha reunido hoy en Madrid con los presidentes autonómicos, un encuentro cuyo objetivo es "trasladar un mensaje de confianza" a los españoles, que desde la legalidad es perfectamente posible una solución al problema planteado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos