Miren Urbieta-Vega: «Cantar en casa es más exigente, hay que demostrar que estás a la altura»

Miren Urbieta-Vega, ayer, minutos antes de incorporarse al ensayo con la Orquesta Sinfónica de Euskadi en la sede de Miramón./USOZ
Miren Urbieta-Vega, ayer, minutos antes de incorporarse al ensayo con la Orquesta Sinfónica de Euskadi en la sede de Miramón. / USOZ
Miren Urbieta-Vega, soprano

Actúa el lunes en el Kursaal como solista invitada en el tercer concierto de la temporada de abono de la OSE

ITZIAR ALTUNASAN SEBASTIÁN.

La soprano donostiarra Miren Urbieta-Vega interpretará junto a la Orquesta Sinfónica de Euskadi el viernes a la noche (y el lunes) en el Kursaal 'La poème de l´amour et de la mer', d+el compositor francés Ernest Chausson. Es una de las tres piezas que tocará la OSE en este tercer concierto de la temporada de abono, que la soprano afronta con mucha ilusión y responsabilidad. Será su estreno en solitario junto a la OSE con una gran obra, lo que supone «todo un reto», reconoce.

- ¿Contenta por volver a cantar con la Orquesta Sinfónica de Euskadi?

- Mucho, en especial por ser un concierto de temporada y por ofrecer estos cinco recitales. Ya había colaborado con la OSE hace dos años en el reestreno de la ópera 'La llama', pero entonces fue un papel más pequeño. En esta ocasión para mí es especialmente bonito hacer un repertorio como éste, el del 'Poema del amor y de la mar' de Chausson, que dura media hora, en un concierto de su temporada. Supone un reto muy grande.

- ¿Cómo definiría la obra que va a interpretar?

- Es una obra preciosa, que está basada en un poema bastante dramático sobre la pérdida de un amor. Es un poema que empieza describiendo imágenes y sentimientos, al principio ciertamente positivos, pero antes de llegar a la mitad de la obra la historia se tuerce y termina siendo un drama, pero un drama auditivamente muy bonito.

- ¿La había interpretado alguna vez?

- No, aunque tengo que reconocer que con el repertorio francés del siglo XIX me siento muy cómoda. Es todo un reto interpretar esta obra, que es difícil y larga. Para mí ha sido un descubrimiento muy bonito, porque hasta ahora no había entrado nunca en el estudio de esta pieza, y me ha parecido fascinante, porque la orquestación que tiene Chausson en algunos momentos es enorme, pero luego tiene la capacidad de reducirla a la mínima expresión. Y con la voz hace lo mismo; hay frases muy largas y potentes y otras partes muy íntimas. En media hora recorremos muchísimas facetas, tanto de la voz como de la orquesta.

- ¿Cómo ha sido el trabajo previo junto a la orquesta?

- Muy bueno, en parte porque José Miguel Pérez-Sierra, al margen de tener una gran sabiduría sobre este repertorio, es un director que da mucha confianza, ayuda mucho al cantante y entiende muchísimo de voces. Yo lo conocí hace siete años en Valencia cuando estuve en el Centro de Perfeccionamiento Plácido Domingo, del Palau de les Arts, aunque nunca habíamos trabajado juntos profesionalmente. Para mí ha sido un placer coincidir con él ahora, y más en este escenario. Y con la orquesta hay un entendimiento muy bueno, es una plantilla grande para este concierto y los ensayos han ido muy bien. Estoy muy contenta.

- ¿Impone más el cantar en casa?

- Sí, y mucho. Cantar aquí es más exigente, por demostrar que estás a la altura. Sabes que parte del público viene porque te sigue y apoya, pero está ese punto de exigencia por tu parte.

El concierto

Fecha y hora
Hoy y el lunes a las 20.00h.
Lugar
Auditorio del Kursaal.
Intérpretes
Orquesta Sinfónica de Euskadi y la soprano Miren Urbieta-Vega.
Director
José Miguel Pérez-Sierra.
Repertorio
Wagner, Chausson y Debussy.

- Sí que la hemos visto este verano en la Quincena Musical, aunque en un formato más reducido.

- Sí, actúe en el ciclo 'Jueves de música en San Telmo, en un concierto de música de cámara. Pero cantar junto a la OSE en un gran auditorio impone mucho más.

- Desde que comenzara su carrera profesional ha trabajado en ópera, zarzuela, oratoria, sinfónicovocal y canción de cámara. ¿Dónde se encuentra más cómoda?

- Me encuentro cómoda haciendo todo eso. Creo que la incomodidad vendría en especializarme sólo en una cosa. Cada género aporta algo distinto y tiene su propia exigencia, con lo cual creo que compaginarlo es la mejor opción para poder seguir con una carrera estable. Obviamente, cantas lo que te va saliendo, pero en mi carrera ideal sí que está en mente el poder compaginar el mundo operístico e incluso zarzuelero, con el repertorio sinfónico y de cámara. De hecho, acabo de grabar un disco en Granada con el sello IBS Classical con Rubén Fernández Aguirre al piano, el que el trabajo se lleva a cabo casi en solitario, junto al piano. Nada que ver con el trabajo que se realiza para un repertorio sinfónico.

- ¿Y qué piezas incluye el disco?

- Es un trabajo que verá la luz en primavera, en el que interpreto repertorio vasco con Guridi, Isasi y Sorozabal. También hemos incluido canciones de Félix Lavilla, que fue profesor de Rubén Fernández Aguirre, y eso nos ha dado pie a pasar a compositores contemporáneos no vascos, como Manuel García Morante, que ha armonizado melodías populares vascas. El disco lo hemos terminado con unas canciones de Antón García Abril dedicadas también a Rubén, con texto de tres poetas vascos. Creo que es un mezcla muy interesante y un bonito prisma de nuestro repertorio.

- ¿Se encuentra a gusto interpretando el repertorio vasco?

- Sí, y me gusta. Además, creo que los músicos tenemos cierta responsabilidad para dar a concocer el repertorio de tu tierra. Lo hacen en otros países y nosotros lo aceptamos gustosamente, por lo que, nosotros también lo debemos hacer, para mostrarlos fuera pero también en casa.

- Lleva una trayectoria de diez años. ¿Se están cumpliendo las expectativas que se había fijado?

- Creo que sí, aunque uno siempre aspira a más. Es cierto que no he parado desde que comencé, aunque quizá me hubiera gustado poder dar algún concierto más internacional. Poco a poco creo que he ido creciendo como artista, en ciertos escenarios cada vez más importantes, sobre todo a nivel de España.

- ¿Cómo se presenta su futuro más cercano?

- En abril tengo previsto actuar en el teatro Arriaga y en verano volveré al Liceu de Barcelona a hacer 'La favorite' de Donizetti, lo cual para mí es todo un honor por volver a repetir en este escenario. También tengo previsto debutar en el Teatro de la Zarzuela.

- ¿Algún sueño por cumplir?

- Me gustaría 'conquistar' Francia, poder actuar más fuera de nuestras fronteras.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos