Todos 'podemos' dimitir

FELIPE LIZAURSECRETARIO DE GIPUZKOAKO BASO ELKARTEA (GEBE)

El 8 de noviembre de 2017 pudimos leer, consecuencia de una rueda de prensa dada por Pablo Iglesias, Juantxo López Uralde, Antón Gómez-Reino, Ana Marcello y Sofía Castañón, tras la presentación de una proposición de Ley en el Congreso de los Diputados para cambiar la Ley de Montes, un artículo bajo el título: 'Podemos orienta su ley de Montes a reducir la explotación de plantaciones madereras'. La propuesta de reforma elimina las recalificaciones del monte quemado y prohíbe replantar eucalipto y pino (origen del 60% de los grandes incendios) allí donde ha ardido el bosque

Justifican la medida en el hecho de que los propietarios forestales cuidarán mejor sus plantaciones de pino y eucalipto bajo la amenaza de que si no lo hacen y se queman no van a poder volver a replantar con esas especies, lo cual es una auténtica majadería y demuestra un total desconocimiento del buen hacer del medio rural y además denota el aprendizaje y puesta en práctica de técnicas mafiosas. «Cuida tu local para que no se te queme, porque si se te quema o te lo quemo, será mío». Las propuestas son incendiarias.

Toda Europa apuesta por la bioeconomía, que tiene en el uso de la madera su elemento principal tanto como elemento de lucha contra el cambio climático como elemento que propicia la economía circular y estos señores tratan a los productores como auténticos depredadores del medio rural. El propietario forestal, muy al contrario, aporta a la sociedad una serie de externalidades positivas de forma gratuita (seis euros en beneficios indirectos para la sociedad por cada euro en madera que recibe el propietario).

Precisamente el origen de los incendios tiene lugar en terrenos abandonados y no gestionados que conviven con zonas de arbolado que sufren las consecuencias de estos incendios. Estos estrategas, en lugar de luchar contra el abandono de la actividad, vienen a adoptar medidas que lo propician.

Los más bravos defensores de estas ideas pueden encontrar una justificación perfecta a la provocación de incendios ya que de su acción se deriva la consecución del fin que persiguen: que desaparezcan las plantaciones forestales productivas (el fin justifica los medios). Alguien dirá que es malicioso este planteamiento pero se utiliza la misma lógica cuando dicen que está prohibido el cambio de uso al producirse un incendio. En esa situación dan por sentado que los promotores de esos cambios no tienen escrúpulos para provocar los incendios con tal de conseguir sus fines (tienen muy claro que para este tipo de gente el fin justifica los medios). ¿Qué motivos hay para confiar en los primeros y no en los segundos? La propuesta realizada por Podemos es contraria al desarrollo rural, es reflejo de la falta de conocimiento sobre la realidad rural-forestal e incendiaria.

Visto lo que proponen sus mayores desde Madrid, no es de extrañar que en Juntas Generales de Gipuzkoa este partido político solicite el cese inmediato de la actual directora de Montes, Arantza Ariztimuño. Es lógico habida cuenta que está trabajando con las organizaciones que tienen que ver con el medio rural teniendo en cuenta los aspectos sociales, económicos y ambientales, lo que le ha hecho acreedora de su respaldo y credibilidad.

En el aspecto forestal, está abordando con seriedad los problemas del pequeño propietario dotando de medios a las necesarias inversiones que la actual situación forestal requiere.

La solicitud de cese se centra en la gestión de la Red Natura 2000. Algunos piensan que esta Red se establece en unos espacios vacíos. Pues no señor, estos espacios son declarados por mantener un estado de conservación que permite existan especies y habitats considerados de interés. Lo primero en que insiste la Directiva habitats y la Ley de Conservación de la Naturaleza, en que se inserta la Red Natura 2000 del País Vasco, es que previamente a establecer cualquier medida se realice un estudio socioeconómico del área de influencia de tal manera que las poblaciones afectadas por el espacio encuentren en el mismo una oportunidad y no un inconveniente al desarrollo de su actividad tradicional.

Por último, decir que las medidas de conservación que se establezcan deben ser pactadas, no impuestas, mediante contratos con los propietarios que quieran acogerse a los mismos. La apertura de unos caminos para el acceso motorizado de los pastores encaja perfectamente en la mejora socioeconómica de la población que habita en el ZEC de Aralar y en la Directiva que regula la Red Natura 2000.

El mayor riesgo que en la actualidad sufre el medio rural es el abandono. Con propuestas de este tipo, no solo la Directora de Montes y Medio Natural sino todos, 'podemos' dimitir.

Es lamentable que algunos orienten sus esfuerzos en destruir y hacer desaparecer el sector primario de Gipuzkoa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos