Diario Vasco

Aranzadi avisa que las pistas de Aralar causarán un impacto «severo e irreversible»

  • La sociedad científica se opone a la construcción de nuevos caminos y dice que «nosotros nos tenemos que adaptar al medio natural»

La comisión de Medio Ambiente de ayer en las Juntas Generales de Gipuzkoa evidenció que si el proyecto de construcción de pistas a las bordas de los pastores de Aralar sigue adelante, lo hará por encima de la opinión y criterio de la sociedad científica Aranzadi. Se encargó de dejarlo claro su secretario general, Juantxo Agirre, que expresó que «estas infraestructuras viarias en el corazón del parque natural de Aralar suponen un impacto severo e irreversible» y «están generando una fractura social». Recordó que este mensaje reitera aquel que emitió la sociedad científica en 2002 «en base a informes de sus departamentos de botánica, de biología y de especies y en base a directrices de técnicos de medio ambiente».

El plan de construcción de hasta 15 kilómetros de nuevas pistas de montaña en Aralar ha dividido a quienes justifican la irrupción de excavadoras «en favor de la dignidad de las personas pastoras y ganaderas» y a quienes se oponen por su «impacto medioambiental». Diez de los 15 municipios que conforman la mancomunidad Enirio-Aralar (Abaltzisketa, Amezketa, Altzaga, Arama, Ataun, Beasain, Gaintza, Lazkao, Orendain y Ordizia) dieron su aprobación el pasado 20 de diciembre, mientras que los representantes de Itsasondo, Legorreta, Ikaztegieta y Zaldibia, de EH Bildu, decidieron no participar en la votación. El representante de Baliarrain (independiente) se abstuvo. Las Juntas Generales también han apoyado la iniciativa con el voto favorable de PNV, PSE y PP, la abstención de EH Bildu y el voto contrario de Podemos.

Agirre explicó que el criterio en parques naturales en Europa es de tener 0,6 kilómetros de pista por kilómetro cuadrado y «en Aralar tenemos 1,1 kilómetros». Señaló que «hay que hacer un modelo de gestión de ganadería en base a la existencia en este momento de infraestructuras viarias. Nos tenemos que adaptar nosotros al medio natural, no el medio natural a nosotros». El presidente de Aranzadi, Paco Etxeberria, concluyó que «tenemos que ser ingeniosos para hacer compatibles el desarrollo profesional de los pastores con el medio ambiente de un espacio en Gipuzkoa que es de los últimos que pueden ir quedando».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate