Diario Vasco

El fiscal pide al Obispado toda la documentación de los abusos del exvicario

  • La Fiscalía llamará a declarar tanto a Juan Kruz Mendizabal como a sus presuntas víctimas

La Fiscalía ha pedido al Obispado de San Sebastián toda la documentación que obre en su poder sobre los casos de abusos sexuales del exvicario general de Gipuzkoa Juan Kruz Mendizabal, en el marco de las diligencias de investigación que ha abierto sobre este asunto, han informado fuentes del caso.

El pasado miércoles la Fiscalía de Gipuzkoa incoó de oficio estas diligencias, tras conocer que Mendizabal había sido condenado en 2016 en un procedimiento canónico desarrollado en el seno de la Iglesia, por "tocamientos deshonestos" realizados a dos menores en los años 2001 y 2005.

Los abusos habían sido hechos públicos un día antes, mediante un comunicado, por los propios afectados -en la actualidad mayores de edad-, quienes decidieron darlos a conocer con el objetivo de "animar" a salir "a la luz" a otras "posibles víctimas" que "pudieran permanecer ocultas", ya que había llegado "a sus oídos" un tercer "posible caso" de abuso sexual por parte del sacerdote, del que por el momento se desconoce ningún otro dato.

El objetivo de los abusados se cumplió ayer mismo, cuando un cuarto afectado reveló al Obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, los tocamientos a los que presuntamente le sometió Mendizabal en 1994, cuando él tenía 13 años, durante un campamento de "Boy Scouts" en la localidad navarra de Burgui.

Posteriormente, Munilla dio a conocer en una rueda de prensa la existencia de este caso, cuyo testimonio ha sido publicado hoy por el diario Berria.

La Fiscalía de Gipuzkoa se encuentra ahora a la espera de recibir la documentación solicitada al Obispado, entre la que, según las fuentes citadas, debería figurar el proceso canónico relativo a los casos de 2001 y 2005, así como los hechos de 1994 comunicados por este afectado a Munilla y a los que ayer el propio prelado concedió "un alto grado de verosimilitud".

Este último caso va a ser además trasladado por el Obispado de San Sebastián al tribunal eclesiástico, según han precisado fuentes del caso.

Aunque la investigación del Ministerio Público se encuentra aún en un estado incipiente, fuentes de la Administración de Justicia consideran que, con gran probabilidad, cuando las diligencias se hallen más avanzadas, la Fiscalía llamará a declarar tanto a Juan Kruz Mendizabal como a sus presuntas víctimas.

El exvicario, que ya se declaró culpable en el proceso canónico seguido en su momento contra él, fue condenado por la Iglesia en julio en una sentencia "de limitación en el ejercicio tutelado de su ministerio, con la obligación de seguir una terapia psicológica y espiritual".

La justicia religiosa impuso entonces al sacerdote "diversas penas expiatorias" y otras medidas administrativas y disciplinarias establecidas por el derecho canónico.

Sin embargo, ante la constatación de la nueva denuncia conocida ayer, el Obispado dictó un nuevo decreto en el que prohibió al exvicario "el ejercicio público del ministerio sacerdotal", le obligó a "residir en un monasterio", del que sólo podrá salir con permiso del propio Munilla, le instó a continuar el "acompañamiento espiritual y psicológico en curso" y le prohibió "todo contacto con menores si no es en presencia de otro adulto".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate