Bengoetxea VI alcanza la gloria y se lleva la final del Cuatro y Medio

Bengoetxea VI alcanza la gloria y se lleva la final del Cuatro y Medio

El navarro supera con muchísimas dificultades a Altuna en un partido que estuvo marcado por la tensión y la igualdad

DV

Oinatz Bengoetxea alcanzó la gloria y se llevó la final del Cuatro y Medio ante Jokin Altuna por 22-21, en un partido que se disputó de poder a poder y en el que ambos pelotaris se vaciaron sobre la cancha.

El saque del pelotari de Asegarce, con siete tantos, marcó la diferencia de un enfrentamiento en el que los dos contendientes ofrecieron su mejor repertorio durante los 66 minutos que duró el encuentro. El navarro lideró el marcador en los primeros pelotazos en los que el guipuzcoano no estuvo cómodo, ya que los saques de su rival le obligaron a restar desde el siete en algunas ocasiones, lo que permitió a Bengoetxea hacer varios tantos con rapidez y comenzar con un 4-0 a favor.

Altuna III rompió la dinámica con un dos paredes tras varios intercambios de los dos contendientes, pero Oinatz Bengoetxea recuperó el cuero tras aprovechar un error en un remate del amezketarra que dejó la pelota franca.

El primer descanso llegó con el 5-2, después de que Altuna recuperase el saque y aunque movió bien a Oinatz Bengoetxea , no pudo culminar el punto. Con 7-2 en el luminoso, el 'azul' reaccionó con un repertorio de golpes magistrales en los que se pudo ver un buen dos paredes y amagos que despistaron al 'colorado' que le sirvieron para dar la vuelta al marcador con un espectacular parcial de 0-7.

Oinatz Bengoetxea reaccionó cuando peor se le puso el encuentro y sudó para recuperar su cuero, puesto que Altuna se defendió con restos imposibles que consiguió llevar al frontis.

Oinatz Bengoetxea

Con esta victoria, el de Leiza entró en el club de pelotaris que han ganado los tres campeonatos más grandes de pelota (Manomanista, Parejas y Cuatro y Medio) en el que se encuentran Julián Retegi, Juan Martínez de Irujo, Fernando Arretxe, Aimar Olaizola, Abel Barriola y Mikel Urrutikoetxea.

La segunda igualada (9-9) llegó después de un falló del guipuzcoano que tras recoger un gancho de Oinatz Bengoetxea la ajustó demasiado a la línea y se le marchó a la contracancha. Sin embargo, Altuna no le perdió la cara al partido y con un gancho perfecto que levantó al público que llenó el Ogueta, culminó un parcial 0-3.

Después de jugar ambos en una baldosa, el navarro consiguió el saque de nuevo, que fue su mejor arma para aguantar la calidad del guipuzcoano en los cuadros alegres, y logró el tercer abrazó del partido (12-12). El pelotari de Asegarce continuó castigando al de Aspe con su saque y volvió coger la iniciativa en el marcador con una buena dejada en el txoko y gancho perfecto que le permitió ampliar el parcial hasta el 7-0 (16-12).

Altuna III intentó cambiar el paso del navarro con varios descansos, pero el de Leiza, desbocado, volvió a aprovechar su saque para ampliar la diferencia. La chapa detuvo el mayor parcial del choque (8-0) y Altuna recuperó sensaciones con su particular juego de aire que intentó desarrollar durante todo el envite.

Con 17-15, Oinatz Bengoetxea no le permitió seguir gozando al guipuzcoano y después de jugar al bote, resolvió el tanto con un dos paredes al que no llegó el amezketarra. Altuna no había dicho la última palabra y aprovechó un error del navarro para comenzar su escalada que rubricó con un gancho de izquierdas desde el cuatro. El cuarto empate llegó con el 18-18 con una cruzada del joven pelotari de Aspe que no quiso desaprovechar su momento para ponerse por encima en la recta final del partido.

El tanto más largo se lo llevó Jokin Altuna (18-20), después de que ambos pelotaris se defendieran sin respiro y que el Leiza se quedara sin fuerzas para llevar un gancho ganador. Cuando parecía que el encuentro se iba a decantar para el guipuzcoano, Oinatz Bengoetxea sacó fuerzas y empató con una dejada al ancho a la que no pudo llegar Altuna.

El séptimo tanto de saque del pelotari navarro colocó el cartón 21, aunque la afición del frontón vitoriano tuvo que esperar al último tanto para conocer al campeón ya que el joven de Aspe empató el choque después de un serie de remates que no salieron del txoko.

El punto definitivo, y por la tanto la txapela, fue para Oinatz Bengoetxea que recondujo un mal resto y pudo llevar la pelota a la pared, donde no llegó Altuna III.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos