Diario Vasco

fórmula 1

Alonso renuncia a Mónaco para correr las 500 Millas de Indianápolis

video

Alonso, tras retirarse del GP de China. / Greg Baker (AFP)

  • El asturiano cumplirá uno de los sueños de su vida y dará un paso más hacia uno de los retos más difíciles del automovilismo: conquistar la Triple Corona

Ya que las opciones de ser tricampeón del mundo de Fórmula 1 se alejan cada vez más, Fernando Alonso va a buscar el más difícil todavía: conquistar la Triple Corona (GP de Mónaco, 24 Horas de Le Mans y 500 Millas de Indianápolis). McLaren lo anunció este miércoles mediante un comunicado que cayó como una bomba en las redacciones de todo el mundo porque nadie se lo podía esperar: regresan a la mítica prueba de Indy 38 años después y lo harán con Alonso al volante.

La escudería británica y el piloto español han tomado una decisión muy compleja, por fechas. Alonso no disputará el GP de Mónaco, una de las pruebas clásicas y que todo corredor quiere disputar en la Fórmula 1. En su lugar, competirá en una de esas carreras marcadas en rojo incluso para los que no siguen el campeonato completo de IndyCar. El 28 de mayo de este año se disputarán las dos pruebas y Alonso ha decidido renunciar a la del Principado en favor de la cita en Indiana.

Más información

«Estoy enormemente emocionado por disputar las 500 Millas de Indianápolis de este año con McLaren, Honda y Andretti Autosport. Las 500 Millas de Indianápolis es una de las carreras más famosas del calendario mundial de automovilismo, rivalizando sólo con las 24 Horas de Le Mans y el Gran Premio de Mónaco, y por supuesto me sabe mal no disputar la carrera de Mónaco de esta temporada, pero será el único gran premio que me perderé este año 2017 y estaré de vuelta en el McLaren-Honda MCL32 a principios de junio para disputar el Gran Premio de Canadá en Montreal», afirma el español en el comunicado de la escudería que le paga. El sustituto de Alonso para Mónaco no se conocerá hasta días antes de la disputa de la prueba, pero el nombre de Jenson Button, retirado desde la pasada campaña para ejercer labores de embajador y probador, está encima de la mesa.

El reto de la Triple Corona

Sólo hay un piloto en la historia que ha conquistado el GP de Mónaco de Fórmula 1, las 500 Millas de Indianápolis y las 24 Horas de Le Mans: Graham Hill. El bicampeón de Fórmula 1 en los años 60 es el único que logró ganar en tres de las pruebas en las que todo piloto quiere triunfar, pese a que cada circuito y cada monoplaza tienen sus propias características e idiosincrasia.

Confirmada ya su presencia en Indianápolis y, aunque no parte como favorito, sólo le queda un sueño por delante: Le Mans. «No sé cuándo voy a correr en Le Mans, pero intentaré hacerlo algún día. Sólo tengo 35 años... tengo mucho tiempo para eso», dice Alonso, cuya decisión de renunciar al Principado es un síntoma muy elocuente de lo que ocurre en la Fórmula 1 en la actualidad.

Para Alonso no será un reto fácil competir en un óvalo como el de Indy, como él mismo admite. «Nunca he pilotado un IndyCar antes y tampoco he conducido en un ‘super-speedway’, pero estoy seguro de que voy a adaptarme rápidamente. He visto muchas carreras de IndyCar por televisión y a través de internet y está claro que se requiere de una gran precisión para correr muy cerca de los otros coches a 354 km/h (220 mph). Soy consciente de que tengo un buen proceso de aprendizaje por delante, pero volaré a Indianápolis directamente desde Barcelona después del Gran Premio de España y entrenaré con nuestro McLaren-Honda-Andretti en Indianápolis desde el mismo 15 de mayo», avanza el español.

Al lado de Alonso en el Andretti Autosport estará, ni más ni menos, que el vigente campeón de la prueba. El estadounidense Alexander Rossi, que debutó en Fórmula 1 al volante del débil Marussia, sabe lo que es bañarse en leche (una de las tradiciones de las 500 millas es que no se celebra con champán, sino con una botella de leche), ya que venció en una prueba de 2016 que se decidió justo al final en una de las conclusiones más apretadas de los últimos tiempos. En favor de Alonso, además de contar con una escuadra tan potente como la dirigida por Michael Andretti (expiloto de F1 en McLaren, en 1993, junto a Ayrton Senna), están los precedentes: Rossi también debutaba en Indianapólis y ganó. ¿Y si…?

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate