Humillante goleada con sabor a despedida

Di María celebra uno de sus goles. /
Di María celebra uno de sus goles.

El PSG somete al Barça y saborea los cuartos de final de la Champions. Un doblete de Di María y los goles de Draxler y Cavani hacen inviable la clasificación de los azulgrana

JESÚS BALLESTEROSbarcelona

Clasificado ya para la final de la Copa del Rey y dependiendo en la Liga de que el Real Madrid no gane sus partidos aplazados en Valencia y en Vigo para tener unas opciones que se complicaron, la Liga de Campeones pasa a ser el gran objetivo del FC Barcelona. El equipo de Luis Enrique disputa este martes en el Parque de los Príncipes el partido de ida de los octavos de final ante el PSG, equipo al que ya eliminó en los cuartos de final de las ediciones 2012-13 y 2014-15 y que esta vez obligará a los de Luis Enrique a lucir su mejor versión porque está diseñado para esta competición.

El club francés, con la exigencia del capital catarí de su presidente, Nasser Al-Khelaifi, contrató el pasado verano a Unai Emery esperando que su exitosa trayectoria al frente del Sevilla en la Liga Europa (campeón de los últimos tres títulos) se traslade a la gran competición europea de clubes. Incluso tuvo que indemnizar de forma millonaria al anterior técnico, Laurent Blanc, pese a su buen cartel, el buen juego y la conquista de todos los títulos nacionales con solvencia año tras año. Sin embargo, Unai Emery solo ha ganado uno de los 23 partidos que ha dirigido contra el Barça. Fue en Sevilla, en la última Liga tras 20 intentos.

Curiosamente, el PSG no manda en la Liga francesa como antaño y sigue a tres puntos del líder, Mónaco. Incluso su fútbol ha sido más criticado que con Blanc, pero llega la Liga de Campeones en el mejor momento del conjunto francés, confirmándose una vez más que la segunda parte de la temporada de los equipos de Emery siempre es más fuerte que la primera. Desde el 21 de diciembre encadena once partidos oficiales sin perder, con diez victorias y un empate. Y tiene en Cavani a un delantero estelar, liberado ya de la compañía de Ibrahimovic que le obligaba a caer a las bandas. Como delantero centro puro, el uruguayo lleva 25 goles en los 23 partidos de la liga francesa que ha disputado (33 entre todas las competiciones) y tendría la Bota de Oro en el bolsillo de no ser porque su campeonato multiplica por un coeficiente de 1,5 en lugar de 2, como sucede en España, Inglaterra y Alemania.

Varios tocados

Emery no podrá contar con el sancionado Motta, fijo por delante de la defensa, ni con Thiago Silva, baja al no recuperarse de los problemas musculares que arrastraba. Pastore es duda, pero recupera a otras piezas clave como el portero Trapp, el lateral derecho Meunier o el centrocampista Verratti, que ya jugaron el viernes en partido liguero en Burdeos (0-3). La duda es saber quién será el sacrificado en el tridente ofensivo: Cavani es seguro, pero Di María, Lucas Moura y el fichaje invernal, Draxler, se disputan dos plazas.

Luis Enrique también puede contar en plenitud de condiciones con Sergio Busquets e Iniesta tras sus últimas apariciones, aunque el de Fuentealbilla todavía no ha sido titular tras su lesión, con lo que el estilo está asegurado ante un PSG que quizás no presione muy arriba valorando que la eliminatoria es a doble partido y que no le conviene dejar espacios a su espalda a Messi, Luis Suárez y Neymar. Aunque renqueante por unas molestias en el adductor, vuelve Piqué para formar en el centro de la defensa con Umtiti. Sí son baja Aleix Vidal, ya para lo que resta de temporada por su escalofriante lesión en Vitoria, Mascherano y Arda Turan. En la lista de 21 entraron dos jugadores del filial, Aleñá y Nili Perdomo, centrocampista zurdo y lateral derecho, respectivamente.

El Barça también afronta el encuentro en aparente buen estado físico y anímico tras el 0-6 del sábado ante el Alavés, liberado también de la exigencia de un inicio de año brutal con seis partidos de Copa intensos y seis de Liga, prácticamente uno cada tres días. Ahora ya puede centrarse en la Liga de Campeones, el torneo que el club azulgrana quiere reconquistar tras su último título en 2015 en una edición en la que equipo azulgrana logró una gran victoria (1-3) en París en cuartos de final con dos golazos de Luis Suárez y uno de Neymar, que amargó a Emery en su despedida como técnico del Sevilla en la última final de la Copa del Rey. Los dos atraviesan un estado óptimo de forma, al igual que Messi, que en esta edición de la Liga de Campeones ya lleva diez goles.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia)

Estadio: Parque de los Príncipes de París

Hora: 20.45 horas

TV: Antena 3 y TV3

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos