José Andrés Álvaro Ocáriz: «El Gran Capitán tuvo a su lado al almirante lazkaotarra Juan de Lezcano»

José Andrés Álvaro Ocáriz: «El Gran Capitán tuvo a su lado al almirante lazkaotarra Juan de Lezcano»

El escritor donostiarra, que el año pasado publicó una biografía de Luis Mariano, lanza ahora una adaptación de la vida del jefe del ejército de los Reyes Católicos

MARIO GARCÍASAN SEBASTIÁN.

Todos los años a comienzos de enero José Andrés Álvaro Ocáriz (San Sebastián, 1962) repasa minuciosamente las efemérides de los 365 días que tiene por delante y toma buena nota. Siempre hay algún aniversario redondo del nacimiento o la muerte de algún personaje histórico y, tras elegir el o los que pueden resultar más atractivos para el público, se documenta y cuando dispone de suficientes datos los convierte en protagonistas de un libro o de una conferencia. El escritor donostiarra afincado en Puente la Reina, maestro y filólogo, ya ha publicado tres libros ('Celaya esencial', 2011; 'Antonio Tovar', 2012; 'Luis Mariano, cien años, cent ans', 2014) y ahora vuelve a las librerías con 'El Gran Capitán', una adaptación de la vida del general de los Reyes Católicos que hace 200 años escribió el autor romántico Manuel José Quintana.

¿A qué se debe que un donostiarra escriba un libro sobre Gonzalo Fernández de Córdoba?

Todos los años hay personajes que, con motivo de alguna efemérides, se pueden recordar. El año pasado, por ejemplo, hice un libro sobre Luis Mariano, y en éste se cumple el quinto centenario de la muerte del Gran Capitán, un personaje un poco olvidado, que por cierto tiene a su lado una gran cantidad de vascos o navarros de zonas vascófonas.

¿Quiénes en concreto?

En su ejército había dos personajes vascos fundamentales. Uno es el lazkaotarra Juan de Lezcano, almirante de la Armada de Bizkaia que estuvo al servicio de los Reyes Católicos. En la guerra de Granada, por ejemplo, Juan de Lezcano tiene especial protagonismo porque es quien traslada a Boabdil a África. Su vida es apasionante. Muchas de las batallas del Gran Capitán no se entenderían sin el marino guipuzcoano, que siempre estuvo a su lado.

¿Y el otro personaje?

Es Pedro Navarro, un militar roncalés -algunos autores consideran que nació en Bizkaia-, conde de Oliveto, de quien se puede decir que fue el precursor de la artillería.

¿Por qué una adaptación?

Buscando documentación me topé con un libro del escritor romántico Manuel José Quintana (1772-1857), que se titulaba 'Vida de españoles célebres'. De la literatura de la época romántica nos acordamos de los poetas, pero muy poco de los prosistas porque en realidad la prosa de aquella época es muy pesada. Así que he adaptado su libro al castellano actual.

¿En qué ha consistido la adaptación?

Se trataba de eliminar todas las palabras que ya no se usan, así como de modificar aquellas que ahora tienen un significado distinto. También he adaptado la sintaxis porque la romántica, hija del barroco, es muy complicada. He dejado, en cambio, el tono vibrante de la literatura de esa época. Y me ha parecido interesante completar la biografía con otros pasajes, como las desaveniencias del personaje con Fernando el Católico o sus cuentas. Y he añadido también cuarenta fotos, iconografía y lugares donde se desarrolló la acción, mapas de las batallas y en el anexo, las biografías de los mencionados Juan de Lezcano, el conde de Oliveto y de otros personajes. Además, aporto un pequeño estudio sobre dos batallas importantes, Ceriñola y Garellano, ambas victorias en Nápoles sobre las tropas francesas.

¿De qué forma aparece retratado el Gran Capitán en el libro?

Como una persona generosa en contraposición con el carácter avaro y ruin de Fernando el Católico. Incluso llegó a enfrentarse al rey y por ello fue desterrado a Loja. Su relación con Fernando el Católico no fue buena.

¿Quizá porque, como se insinúa en la serie de TVE, la reina sentía por él algo más que afecto?

Sí, pudo haber algo de ello. De ahí que Fernando el Católico lo mantuviera lo más alejado posible de la Corte. La misma actitud de Felipe II con su hermanastro Juan de Austria, a quien mandó a la guerra para ver si se deshacía de él. Pero muy al contrario de lo que pretendía, regresó convertido en el gran héroe de Lepanto.

¿Era necesario volver a hablar del Gran Capitán?

Buscando documentación en una biblioteca, la responsable, que se supone una persona con ciertos estudios, me dijo que no conocía la existencia de Gonzalo Fernández de Córdoba.

¿Quizá es que no se estudia en los colegios?

En efecto. Ahora los chavales conocen muy bien la historia de su calle y nada más, ni siquiera de su ciudad.

¿Asistimos ahora a una proliferación de biografías de personajes históricos olvidados?

Yo creo que sí. Como Blas de Lezo y tantos otros que se han quedado en el olvido.

Este es su cuarto libro...

Sí. Escribí uno sobre Gabriel Celaya, en 2011 y el año pasado sobre Luis Mariano; y también sobre Antonio Tovar, un lingüista de Valladolid que trabajó mucho en favor del euskera. De hecho, en los años cincuenta creó una cátedra de la lengua vasca en Salamanca y sacó de la cárcel a Koldo Mitxelena, del que este año, por cierto, se celebra su centenario. No sé si institucionalmente se va a hacer algo.

¿Usted lo va a hacer?

Yo ofrecí al Ayuntamiento de Errenteria la publicación de un libro sobre el lingüista. De hecho ya había recopilado un buen material. Pero me dijeron que no y, ante la falta de interés, no seguí con este proyecto. Ahora me he puesto en contacto con el Ayuntamiento de Lazkao por si quisieran hablar de la figura de Juan de Lazcano. No en vano es de los primeros guipuzcoanos que han pasado a las páginas de la historia.

¿Los beneficios de este libro se destinan a un proyecto social?

Sí, yo dirijo la asociación cultural navarra Literatura y Sociedad, y los fondos de los libros los destinamos a un proyecto educativo dentro de cual se incluye un plan de concienciación ante la violencia de género. Trabajamos por eso. No hay ánimo de lucro y los beneficios van a parar a este fin social.

Aparte de su vertiente como escritor también se dedica, y profusamente, a dar conferencias.

Sí, alrededor de 170, dos al mes en los años de más actividad.

¿Cuál es el próximo personaje sobre el que piensa escribir?

Tengo un proyecto sobre Sebastián Iradier un músico que nació en Lanciego y, entre otras obras, es conocido como el autor de la famosa habanera 'La Paloma'. Ya he escrito el libro y ahora estoy viendo de qué forma lo voy a financiar. Hay también algún proyecto para el centenario de Blas de Otero, que es el próximo año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos