Muere una mujer en Barcelona apuñalada en una zona de ocio nocturno

Vista del Parque Olímpico de Barcelona. / Archivo

Se trata de la novena víctima mortal del verano en la capital catalana

CRISTIAN REINOBarcelona

La crisis de inseguridad no cesa en Barcelona. El verano negro, en lo que a la conflictividad en la calle se refiere, se ha cobrado esta pasada madrugada una nueva víctima mortal, la novena desde el inicio del verano. Se trata de una mujer, de 26 años, que estaba en una discoteca de la zona del Puerto Olímpico, donde este verano ya se han producido más sucesos violentos y donde el Ayuntamiento de Barcelona había puesto en marcha un operativo especial de seguridad.

Dos personas robaron el teléfono móvil a la víctima. Eran las tres de la mañana cuando la joven comunicó lo ocurrido a un guardia de seguridad. Al intervenir éste, el presunto agresor se resistió y atacó con un arma blanca a la mujer y al vigilante. Ella, que recibió una puñalada mortal en el pecho, falleció en el hospital. Él se encuentra ingresado con una herida en el abdomen. De momento, la persona que ha sido identificada como el presunto homicida no ha sido detenida.

El verano en Barcelona ha estado marcado por el aumento de los casos de violencia, el más violento sin contar el del atentado en las Ramblas en 2017. El pasado 14 de agosto, Albert Batlle, concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, reconoció que en la ciudad existe una «crisis de seguridad». Poco después, la alcaldesa, Ada Colau, y Andreu Joan Martínez, director de los Mossos d'Esquadra, le desaturoizaron y negaron la crisis de seguridad.