Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

Sheikha no quería ser princesa

Sheikha no quería ser princesa

El jeque de Dubái ordenó el asalto del yate en el que huía su hija rebelde para devolverla al emirato. La BBC lo contará hoy en un documental

Antonio Corbillón
ANTONIO CORBILLÓN

Siete años planeando la fuga de su cárcel de oro en la ciudad de Dubái acabaron abruptamente con el asalto al yate que iba a liberarla cerca de Goa, en la costa de la India, el pasado 8 de marzo. Sheikha Lafita, 32 años, lleva el nombre de su padre. Pero estaba obsesionada por huir de su tiranía familiar. Es la segunda hija del jeque del emirato de Dubái y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, Sheikh Mohammed bin Rashid al-Maktoum. Su hermana mayor, Shamsa, también intentó sin éxito fugarse al extranjero. Ahora se supone que ambas pagan su osadía con el encierro en un lugar desconocido del Golfo Pérsico.

 

Fotos