Casi la mitad de los españoles usa el móvil al volante y tres de cada diez manipulan el GPS

Casi la mitad de los españoles usa el móvil al volante y tres de cada diez manipulan el GPS
AFP

Un estudio destaca el 66% de los conductores reconoce comportamientos incívicos en la carretera

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

El 60% de los conductores españoles considera que las distracciones al volante son la principal causa de los accidentes mortales. De esta manera, el 97% destaca la peligrosidad de leer un SMS, un correo electrónico o un mensaje de Whatsapp mientra se conduce, un porcentaje que baja 89% en el caso de configurar el GPS.

Sin embago, pese a esa percepción de peligrosidad el 43% de los españoles utiliza cascos y auriculares para hablar por teléfono mientras se conduce -lo que es lo mismo que sujetarlo con la mano, una practica que confiesa otro 17%-; el 30% configura el navegador en marcha; el 14% escribe mensajes de texto o en redes sociales; y el 16%, incluso, avisa al resto de conductores através de aplicaciones de las incidencias -accidentes, cortes o controles- que se encuentran en la ruta, según recoge el Barómetro Europeo de la Conduccion Responsable de la Fundación Vinci Autoroutes.

Entre las razones aducidas para explicar los comportamientos de riesgo en este ámbito, los consultados alegan la sensación de conocer sus propios límites y saber hasta dónde pueden llegar, así como el hecho de no pensar realmente en el peligro. En todo caso, uno de cada diez españoles reconoce haber sufrido o haber estado a punto de sufrir un accidente por utilizar el teléfono móvil al volante.

El estudio aborda también las malas prácticas ante el cansacio al volante, el 36% de los españoles consideran que conducen igual de bien o incluso mejor cuando la fatiga hace mella. Es más, el 27% asegura que se puede seguir conduciendo sin descansar. El informe Fundación Vinci Autoroutes precisa que el 21% de los consultados en España tuvo la impresión de haber dado una cabeza al volante y el 18% se ha salido de su carril por distracción o adormecimiento. Incluso la mitad de los españoles consultados asegura que ese cansancio les produce irritabilidad al volante.

Como término medio, los españoles confiesan que hacen un alto en los desplazamientos largos cada dos horas y 50 minutos, cuando lo aconsejado por los expetos es de dos horas. Y los riesgos no hacen más que aumentar, dado que el 87% asegura que se acuesta tarde antes del viaje, el 80% deja los preparativos para la noche anterior y un 64% emprende el desplazamiento de noche.

Agresividad en marcha

El estudio dedica un apartado a las llamadas conductas incívicas en las carreteras, marcadas por la agresividad, en las que incurren el 66% de los conductores españoles consultados. Así, el 57% de los consultados insulta a otro conductor; el 66% toca el claxon a los otros conductores que le irritan; el 41% adelanta por la derecha en autovía; el 30% se pega la coche de delante sin respetar la distancia de seguridad; y el 19% no duda en bajarse del vehículo para discutir con otro conductor.

El 84% de los españoles no respeta los límites de velocidad; el 54% tampoco hace caso de la distancia de seguridad; 56% no utiliza los intermitentes; 60% circula por el carril central en las autovías; y el 11% reconoce que alguna vez se olvida del cinturón de seguridad.