La falta de acuerdo entre patronal y sindicatos aboca a la red concertada a cuatro días de huelga

Protesta de los trabajadores de la red concertada del pasado marzo/P. Martínez
Protesta de los trabajadores de la red concertada del pasado marzo / P. Martínez

La reunión mantenida este viernes por ambas partes constató la brecha abierta en el sector y los colegios se enfrentan a nuevas jornadas de paro entre el 27 y el 30 de este mes

A. LERATE

La reunión que han mantenido este viernes sindicatos y patronales del sector de la red concertada de Educación no ha servido más que para constatar la enorme brecha que separa a ambas partes y para reforzar la convocatoria de cuatro jornadas de huelga del 27 al 30 de noviembre. Kristau Eskola y AICE-IZEI habían convocado para este viernes a la parte social a la mesa negociadora pero su planteamiento no ha sido asumido por los sindicatos ELA, Steilas, CC OO, LAB y UGT que, a la finalización del encuentro, han manifestado que «la propuesta que han puesto sobre la mesa está muy lejos de las reivindicaciones que nos han llevado al conflicto y no supone avances significativos sobre la propuesta avanzada en noviembre de 2017», fecha en la que la parte sindical decidió levantarse de la mesa.

Con todo, las familias con hijos en centros concertados parecen condenadas -salvo que a última hora unos y otros logren solventar una situación a día de hoy enquistada- a sufrir nuevas jornadas de movilizaciones en los colegios. A los tres días de huelga realizados el pasado curso (20 de marzo, 15 y 16 de mayo) se suman los paros recientes del 9 y 10 de octubre. Atrapados en el conflicto se encuentran las familias de 120.000 alumnos en el conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca y del mismo dependen las condiciones de 8.200 trabajadores de los llamados centros de iniciativa social, que representan el 70% de la enseñanza concertada vasca al exceptuar las ikastolas.

Las centrales sindicales han reiterado este viernes que «el personal de este sector lleva diez años sin que se haya renovado el convenio» y que «la pérdida de poder adquisitivo acumulada supera el 10%». Han añadido que «la modernización pedagógica, la digitalización y la renovación educativa han ido a cargo de trabajadoras y trabajadores, lo que ha incrementado las cargas de trabajo hasta un nivel insoportable». Fuentes de las patronales presentes en la mesa han lamentado, por su parte, la «falta de voluntad» de la parte sindical para buscar una solución al problema y acusaron a las centrales de «no decir la verdad».

Los sindicatos aseguran que la propuesta está muy lejos de las reivindicaciones del sector

Propuesta insuficiente

Los sindicatos de la red concertada han señalado tras la reunión con representantes de las patronales que «no hay propuesta alguna para mantener el empleo» en el plan llevado a la mesa. Han denunciado que «tampoco hay propuestas para aliviar las cargas de trabajo del profesorado ni del personal de Administración y Servicios». Por último, han explicado que «no hay ningún planteamiento serio para reconocer el carácter educativo del trabajo que desarrollan las y los especialistas de apoyo educativo y el personal del primer ciclo de Educación Infantil».

Los representantes legales de los trabajadores demandan recuperar el poder adquisitivo perdido, equiparar salarialmente al profesorado de la ESO -con diferentes salarios según el ciclo-, mejorar las condiciones para los trabajadores en situación más precaria como los de la franja infantil de 0-3 años y los especialistas de apoyo educativo, y lograr un acuerdo para recolocar al personal en caso de cierre de aulas.

 

Fotos

Vídeos