Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

El bajón de la natalidad y las huelgas amenazan las matriculaciones en la red concertada

Entrada a Claret Ikastolaen la Avenida de Navarra de Donostia, centro que cerrará al finalizar el curso/Michelena
Entrada a Claret Ikastolaen la Avenida de Navarra de Donostia, centro que cerrará al finalizar el curso / Michelena

Este curso se han cerrado varias aulas, un centro desaparece y otro colegio se ha vendido. Las ikastolas intentan mantener alumnado gracias a la llegada de inmigrantes, hasta el año pasado muy escasos en sus clases

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO

El plazo de prematrícula en los centros escolares vascos concluye mañana con una situación más compleja de lo habitual. Como se intuía desde hace tiempo, pero fue palpable hace un año, el descenso de la natalidad implica una considerable bajada del número de matrículas en los primeros ciclos. Se prevé que ese descenso de la natalidad, que hasta ahora ha afectado fundamentalmente a la Educación Infantil, se refleje también en los primeros cursos de Primaria. Por otro lado, el conflicto laboral en los centros de iniciativa social de la red concertada, con catorce días de huelga en los últimos meses, puede condicionar a los padres a la hora de optar por este modelo para el futuro de sus hijos.

 

Fotos