El Ayuntamiento de San Sebastián selecciona con polémica a 5 mujeres como candidatas al Tambor de Oro

El Ayuntamiento de San Sebastián selecciona con polémica a 5 mujeres como candidatas al Tambor de Oro

Las elegidas son Alicia Amatriain, Dolores Redondo, Esther Ferrer, Ane Gabarain y Rosa García | PNV y PP afean a PSE, EH Bildu e Irabazi, en una tensa Junta de Portavoces, que usen el criterio de género antes de someter la propuesta a votación popular

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

El Tambor de Oro de San Sebastián no termina de salir de la polémica. Hace dos años se declaró desierto el premio, el año pasado se cambiaron las normas para que su elección final quedara en manos de la ciudadanía y la distinción vuelve subir este año a la montaña rusa al lograr tres de los cinco grupos municipales imponer un criterio de género para que los donostiarras solo puedan votar entre candidatas femeninas. Una tensa reunión de la Junta de Portavoces del Ayuntamiento seleccionó ayer a la bailarina Alicia Amatriain, la escritora Dolores Redondo, la artista Esther Ferrer, la actriz Ane Gabarain y la luchadora antidesahucios Rosa García entre los 79 candidatos que había presentado la ciudadanía y que habían pasado el filtro jurídico.

«Ha sido una de las reuniones de los grupos municipales más tensas y desagradables de toda la legislatura». Así resumía ayer uno de los portavoces la sesión convocada a primera hora la mañana en el Ayuntamiento. En la mesa estaban el alcalde, un representante de cada grupo político (PNV, PSE, EH Bildu, PP e Irabazi), y un letrado municipal. El objetivo de la cita era decidir una plancha de entre 3 y 5 nombres, seleccionados de entre los 79 candidatos válidos presentados por la ciudadanía, para someterlos a votación de los donostiarras entre el 10 y el 16 de diciembre, donde se decidirá quién se lleva el Tambor de Oro 2019.

Los nombres de las cinco candidatas han sido anunciados hoy oficialmente en un acto en el salón de plenos por los miembros de la Junta de Portavoces de la corporación donostiarra, compuesta por todos los grupos políticos y el alcalde, Eneko Goia.

En su intervención de hoy, el alcalde, del PNV, ha llamado a tomar esta resolución «con normalidad» pues, a su juicio, el nuevo «proceso de elección acordado» para la elección del galardonado puesto en marcha el año pasado «ha funcionado». «Uno de sus pasos es que la Junta de Portavoces delibere, discuta, por qué no, se enfade, si hace falta, y decida, y eso lo enmarco en la normalidad», ha declarado Goia, quien ha destacado que, en consecuencia, la propuesta de aspirantes que hace el Ayuntamiento «es de todos» porque, «al margen de las opiniones de cada uno», se trata de «una decisión adoptada por un órgano en su conjunto«. El alcalde ha explicado que su postura no pretende ser »conciliadora« sino que se basa en »la madurez democrática«.

Si la polémica de otros años fue quién podía ser el galardonado o qué méritos había que reunir para merecer este premio, incluso quién y en qué foro se decidía su nombre, en esta ocasión, una vez determinado el año pasado que la cosa quedaría en manos de la ciudadanía, la discusión se ha centrado en la intervención intermedia reservada para el Ayuntamiento. Se trata del punto del proceso en el que la entente de tres de los grupos municipales ha introducido la perspectiva de género en la elección del premiado. La ciudadanía propone nombres para el Tambor de Oroy la ciudadanía elige finalmente sobre esa lista reducida de candidatos, a los que se pide que acepten participar en la votación final. Si algún nombre declina, la votación final se reduce a los aspirantes que asuman ser sometidos al voto popular (deben ser como mínimo tres). El alcalde contactaba ayer por la tarde con las candidatas para obtener su aceptación.

«Ha sido una de las reuniones más tensas de la legislatura», dijo un portavoz municipal

EH Bildu propuso a los demás grupos, en privado, hace una semana, conformar una plancha femenina de candidatas al Tambor de Oro surgidas de la lista de propuestas ciudadanas, con el argumento de «equilibrar» un premio que desde 1967 se ha entregado a 68 hombres y a 7 mujeres. PSE e Irabazi hicieron suya la idea, aunque sin pactar una lista conjunta. PNV y PP rechazaron esta intervención por considerarlo «un veto» político desde la perspectiva de género que se trata de imponer a la ciudadanía.

En la reunión de ayer el representante de un grupo municipal estuvo a punto de irse de la Junta de Portavoces por el cariz que tomaba la discusión. Los grupos pusieron los nombres de sus cinco candidatos y la secretaría los ordenó en función del voto ponderado -el valor del voto de un portavoz es el del número de concejales que tiene su grupo-. PSE, EH Bildu e Irabazi plantearon cinco candidatas cada uno, con algunas diferencias y coincidencias; el PNV planteó una propuesta con hombres y mujeres (y entidades), como también lo hizo el PP. En una primera votación salieron cuatro candidatas elegidas y hubo que realizar una segunda votación para elegir a la quinta. Una de las elegidas fue votada por todos los partidos políticos.

Tres de las seleccionadas al Tambor de Oro ya estuvieron en la plancha final de aspirantes del año pasado: Alicia Amatriain, Esther Ferrer y Dolores Redondo. Las otras dos candidatas seleccionadas por la Junta de Portavoces son la actriz Ane Gabarain, conocida por su participación en varias series de ETB. Rosa García es una luchadora antidesahucios que ha hecho de portavoz de la plataforma guipuzcoana en los últimos años.

El proceso de elección del Tambor de Oro

Propuestas
Entre el 29 de octubre y el 11 de noviembre la ciudadanía planteó propuestas de candidatos.
Selección
La Junta de Portavoces hizo ayer una selección de cinco nombres entre los 97 presentados.
Votación
La ciudadanía podrá votar del 10 al 16 de diciembre quién quiere que sea el Tambor de Oro 2019

El portavoz del PNV, Jon Insausti, explicó que su grupo llevó a la Junta de Portavoces una propuesta reflejo de la pluralidad de aspirantes planteados por la ciudadanía con «hombres, mujeres y entidades» y sin querer entrar en polémicas indicó que cualquiera de los nombres surgidos tiene merecimientos para obtener el Tambor de Oro. El portavoz del PSE, Ernesto Gasco, explicó que propusieron a las cuatro mujeres que se quedaron el año pasado sin el galardón y a una quinta por compartir la visión de que el Tambor de Oro debe tender, «como nos pide la Ley de Igualdad, a equilibrar desde las instituciones la presencia de referentes femeninos en la sociedad». Amaia Almirall (EH Bildu) se felicitó de que haya habido grupos que han entendido su propuesta para tratar de visibilizar más a las mujeres a través de un premio como el del Tambor de Oro. Amaia Martin (Irabazi) recordó que durante toda la legislatura su grupo solo ha propuesto candidatas femeninas al galardón y se mostraba feliz con el resultado. Miren Albistur (PP) juzgó el resultado como «una imposición política» a los ciudadanos que, recordó, el año pasado optaron por Richard Oribe frente a cuatro candidatas en «una votación en la que participaron 2.630 hombres y 3.505 mujeres».

Las cinco seleccionadas al Tambor de Oro

 

Fotos

Vídeos