«Lo que ha dicho el nuncio sobre Franco es de sentido común»

«Lo que ha dicho el nuncio sobre Franco es de sentido común»

«El Gobierno se ha metido en un lío él solo», asegura un monseñor de la Curia romana acerca la polémica motivada por las palabras del 'embajador' de la Santa Sede en España sobre la exhumación de los restos del dictador

DARÍO MENORRoma

«Lo que ha dicho el nuncio es algo de sentido común. La historia hay que respetarla, tomar nota de ella y dejar tranquilos a los muertos». En la Curia romana hay sintonía con la opinión del nuncio apostólico en Madrid, Renzo Fratini, que consideró que el proyecto del Gobierno de Pedro Sánchez para exhumar los restos de Francisco Franco supone «resucitar» al dictador. «El Ejecutivo puede protestar si quiere ante la Santa Sede, pero debería reflexionar sobre dónde está el origen de la cuestión. Se ha metido en un lío él solo. Si dejara a Franco donde está no habría pasado nada de esto. Hay otros muchos problemas de los que ocuparse», comenta a este diario un monseñor de la Curia romana que pide el anonimato al ser preguntado sobre la polémica generada por las palabras de Fratini en una entrevista con Europa Press.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, anunció en la Cadena Ser que el Ejecutivo enviará este mismo lunes o mañana una queja formal al Vaticano por la «injerencia» que habría cometido el nuncio apostólico por sus declaraciones sobre Franco. Fratini se encuentra ya de salida, pues deja mañana su cargo tras diez años como 'embajador' del Vaticano en España. Habría aprovechado estas circunstancias para dejar a un lado la diplomacia y decir en público lo que piensan muchos altos eclesiásticos tanto en Roma como en la Iglesia de nuestro país. Sus declaraciones, no obstante, causaron sorpresa en círculos diplomáticos, donde siempre se consideró a Fratini una persona «moderada y alejada de las polémicas».

«No había una gran demanda social para trasladar los restos de Franco. El proyecto del Gobierno está motivado por razones ideológicas y ahora que no saben cómo resolverlo meten a la Santa Sede en medio para hacer más ruido», advierte el monseñor de la Curia romana. Las amenazas de Calvo este lunes de revisar la fiscalidad de la Iglesia católica en España se unen a declaraciones anteriores de miembros del Ejecutivo sobre una posible denuncia de los Acuerdos entre el Estado y la Santa Sede. «Si los tocan que se olviden de que el Papa vaya a España», advierte un alto funcionario vaticano. Hay un proyecto para llevar a Francisco a nuestro país en 2021, cuando se cumplen los 500 años de la conversión de san Ignacio de Loyola y se celebra además Año Santo en Santiago de Compostela.

El de este lunes no es el primer choque entre el Ejecutivo de Sánchez y la Santa Sede a cuenta del proyecto de exhumación de los restos de Franco. Calvo acudió al Vaticano el pasado octubre para tratar esta cuestión con el Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, y a su vuelta a Madrid aseguró que el Gobierno y la Iglesia habían «acordado» que los huesos del dictador «obviamente» no podían ser exhumados del Valle de los Caídos para acabar en la cripta de la catedral madrileña de La Almudena, como pretendía la familia Franco. En un insólito comunicado, la Santa Sede le respondió que Parolin «en ningún momento se pronunció sobre el lugar» donde debían ser trasladados los restos de Franco. El 'número dos' de la jerarquía vaticana aclaró que la Santa Sede «no se opone» a la exhumación de los huesos del dictador, aunque siempre que sea «a través del diálogo» con la familia.

Más información