PNV y EH Bildu acuerdan una Seguridad Social propia en las bases del nuevo estatus

PNV y EH Bildu acuerdan una Seguridad Social propia en las bases del nuevo estatus

La reivindicación de un poder judicial vasco abre la primera brecha entre los dos grupos abertzales en el debate de la ponencia de autogobierno

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

PNV y EH Bildu siguen valiéndose de su mayoría absoluta en el Parlamento Vasco para cerrar en solitario nuevos puntos de las bases de un eventual nuevo estatus para Euskadi. La ponencia de autogobierno acordó ayer con los únicos votos de los dos grupos abertzales los capítulos que incluyen los poderes del nuevo estatus y las herramientas referidas a hacienda y patrimonio. En este último apartado, destaca la coincidencia de PNV y EH Bildu en reclamar un sistema de Seguridad Social propio para Euskadi, en un momento en el que el Gobierno Vasco trata de encontrar complicidades con el Ejecutivo central de Pedro Sánchez para materializar la transferencia del régimen económico de la Seguridad Social que contempla el actual Estatuto.

La propuesta aprobada ayer por PNV y EH Bildu en la ponencia contempla «facultades exclusivas» en materia de relaciones labores y de «protección o seguridad social», aunque añade que «sin menoscabo de los mecanismos de solidaridad y de cooperación con el sistema vigente en el Estado». La reivindicación de un sistema de Seguridad Social propio para Euskadi abre la puerta a lo que se suele denominar como la ruptura de la 'caja única', aunque fuentes del PNV negaron ayer que ése sea el objetivo del partido jeltzale.

«En su asamblea general de 2016, el PNV defendió un sistema de Seguridad Social propio para Euskadi, y se trata de una reivindicación histórica del partido, pero a la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco aún le queda mucho recorrido y lo que el PNV defiende a día de hoy es el traspaso del régimen económico de la Seguridad Social, en consonancia con su socio de gobierno del PSE», apuntan fuentes del EBB. «El PNV no busca la ruptura de la 'caja única'», añaden.

Los nuevos acuerdos

Poderes del nuevo estatus
Poder judicial
PNV y EH Bildu discrepan sobre si el TSJPV debería ser el máximo tribunal o si el Tribunal Supremo tendría competencias en la legislación estatal.
El Consejo General Judicial Vasco sería el órgano de gobierno de los jueces y la Ertzaintza sería la Policía judicial integral.
Participación ciudadana
Las instituciones vascas tendrían la potestad de convocar consultas.
Hacienda y patrimonio
Competencias exclusivas en materia de relaciones labores y de protección y seguridad social, «sin menoscabo de los mecanismos de solidaridad y de cooperación con el sistema vigente en el Estado».
Gasto público
Competencias en materia de régimen presupuestario, control del gasto público, tesorería y endeudamiento.
Bilateralidad efectiva en el sistema del Concierto Económico.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró ayer en el Congreso, en respuesta a una pregunta de Ciudadanos, que no tiene ninguna intención de romper la 'caja única' de la Seguridad Social. Añadió que la transferencia del régimen económico que contempla el actual Estatuto se haría con arreglo a lo que dice la Constitución.

Discrepancias en lo judicial

La principal novedad de la reunión de la ponencia de autogobierno de ayer fue que la aprobación de los poderes del nuevo estatus mostró una diferencia entre las posiciones de PNV y EH Bildu. La coalición soberanista emitió un voto particular en el apartado del poder judicial al considerar que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) debería ser el órgano supremo para dirimir todos los contenciosos, sin estar «sometido» al Tribunal Supremo. La propuesta del PNV, mientras, otorga el Supremo la «capacidad de unificación de doctrina en relación a la legislación dictada por el Estado».

La del poder judicial es la primera diferencia de calado que PNV y EH Bildu muestran en las bases del nuevo estatus, ya que en las últimas semanas han aprobado el preámbulo, el título preliminar y el título competencial sin apenas discrepancias. La sintonía ha sido casi plena después de que la coalición soberanista haya decidido acompañar al PNV en la mayoría de sus reivindicaciones, como la «bilateralidad» y la «relación confederal» con el Estado. Elkarrekin Podemos, PSE y PP se han desmarcado hasta el momento de todos los capítulos aprobados.

La ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco pretende cerrar la próxima semana los capítulos que quedan (derechos y deberes, política exterior y disposiciones finales) para encargar a un grupo de expertos la redacción de un texto articulado.