Zaporeak recoge este sábado ropa para los refugiados que pasan el invierno en Grecia

El proyecto solidario, más allá de repartir raciones de comida, va a incluir abrigos, chaquetas, gorros o bufandas

Ana Vozmediano
ANA VOZMEDIANOSAN SEBASTIÁN.

El proyecto solidario Zaporeak ha organizado para este sábado en 35 puntos de Euskadi y Navarra una recogida de ropa para las personas refugiadas que pasarán el invierno en Grecia. Comienza un nuevo proyecto tras registrarse como ONG griega, requisito que le exigían las autoridades locales para continuar operando en el país, para instalar una cocina y repartir raciones de comida entre las personas refugiadas del campo de Moria.

Representantes de Zaporeak han indicado que en el último viaje que los responsables del proyecto han hecho a la isla griega de Lesbos han comprobado que «los almacenes de ropa que cubrían las necesidades de los refugiados estaban bajo mínimos». «En aquel viaje el ciclón Zorba golpeó las islas griegas con dureza, empeorando la situación de las personas refugiadas». Por ello han decidido organizar esta recogida de ropa para niños, hombres y mujeres, que pretende que todas estas personas no pasen frío durante el invierno, que suele ser duro. Cambio de objetivo: Esta vez, en vez de trabajar en el ámbito alimenticio toca la recogida de ropa en La Bretxa de San Sebastián, Bilbao, Vitoria, Pamplona, Beasain, Zarautz, Estella, Tafalla, Leitza, Llodio, Rioja Alavesa, Markina y Etxebarria, entre otros puntos de Euskadi y Navarra. En total, 35 sitios.

Labor solidaria

Ropa de invierno
Hombres, mujeres y niños refugiados en Grecia precisan de chaquetas, pantalones, abrigos, gorros y bufandas. Los calcetines tienen que ser nuevos. Los almacenes apenas tienen ropa para pasar el invierno.
Reparto de tareas
Es el objetivo con el que nació Zaporeak y su labor va a continuar entre los refugiados que permanecen en Grecia. Van a contar con una nueva cocina de 200 metros cuadrados.

Además, varios colegios, universidades, asociaciones y empresas se han unido a esta iniciativa y realizarán sus propias recogidas. Se recibirán ropas de invierno para niños, y adultos, como, por ejemplo, abrigos, chaquetas, gorros, bufandas y calcetines, en este caso que estén nuevos. El material que se consiga en la recogida se recibirá en los almacenes de Zaporeak, se clasificará y el objetivo es enviarlo el 26 o 27 de noviembre a Grecia.

Zaporeak también ha pedido colaboración ciudadana para el envío de la ropa, ya que mandar cada palet cuesta 150 euros. Para recaudar fondos para el transporte se ha abierto un número de cuenta en Laboral Kutxa.

En cuanto a la situación en Grecia, explicaron que el pasado junio llegó el primer grupo de voluntarios a Lesbos para hacer frente a «una situación de emergencia surgida en el campo de refugiados de Moria». «En el campamento de Pikpa recibieron a 500 refugiados kurdos y nos pidieron ayuda para alimentar a esas personas y con ese objetivo aterrizó el primer grupo de voluntarios en Lesbos», señalaron.

A partir de aquel momento un grupo de voluntarios ha estado en Lesbos con la misión de la puesta en marcha de un nuevo proyecto Zaporeak en la isla para cocinar y repartir raciones entre las personas refugiadas, conseguir la legalidad griega y encontrar un local para alquilar e instalar la cocina.

Nuevo proyecto

A ese respecto, informaron de que han legalizado su situación en Grecia, de manera que ya son ONG griega, lo que les permitirá seguir trabajando en este país para dar de comer a 750 refugiados en Moria. Explicaron que ya tienen local de 200 metros cuadrados para instalar esa nueva cocina en la que poder preparar las raciones para repartir. «Ahora, el primer objetivo es llevar el material necesario y montar los muebles y fogones. Hay que hacer los trabajos y mejoras necesarias en el local, y conseguir los permisos para empezar a repartir las raciones de comida», afirmaron. El proyecto Zaporeak está inmerso en un proceso de reorganización para la mejora de la asociación y para que el trabajo sea más eficiente.