Cientos de personas se concentran en Donostia para denunciar la política de VOX sobre la mujer

Cientos de personas se concentraron en el Boulevard donostiarra en solidaridad con las mujeres andaluzas./Fraile
Cientos de personas se concentraron en el Boulevard donostiarra en solidaridad con las mujeres andaluzas. / Fraile

«No se puede negociar con los derechos de las mujeres y la violencia de género», destacan

Ana Vozmediano
ANA VOZMEDIANO

Cientos de personas han secundado este martes en Donostia la convocatoria a favor de la igualdad de las mujeres y en contra de cualquier vulneración de los derechos ya conseguidos, en especial la ley sobre violencia de género, puesta en solfa durante las últimas semanas.

La capital guipuzcoana aparecía así en el mapa de concentraciones que se han celebrado en casi cien localidades de todo el Estado para protestar por las políticas sobre la mujer que promueve Vox. La formación ha entrado por primera vez en el panorama parlamentario español y a la postre ha resultado definitiva para la formación del gobierno de la Junta de Andalucía, aupando como presidente al candidato del PP, Juanma Moreno, que formará gobierno con Ciudadanos.

En San Sebastián, como en Zumaia y Hondarribia y como en Bilbao y Vitoria se desplegó una pancarta idéntica, con el lema «Faxismoaren aurrean, elkartasun feminista» (Contra el fascismo, solidaridad feminista). Solidaridad con el pueblo andaluz». Como también ocurrió en Pamplona, Madrid, Barcelona y en todas las capitales andaluzas, se oyeron gritos contra el fascismo o el himno de los jornaleros andaluces, interpretado por una mujer del sur. Se vieron banderas andaluzas, además de hombres y mujeres de todas las edades y una representación política de todos los partidos, salvo el PP, especialmente abultada en el caso de los socialistas.

«Los partidos de extrema derecha que han intentado formar gobierno en Andalucía han utilizado la ley contra la violencia machista como carta para la negociación. Se habla de medidas como la supresión de esta ley, la exclusión del aborto y de las operaciones de cambio de sexo de la sanidad pública. ¡Están negociando con nuestros derechos! Entendemos esto como una reacción del sistema ante el avance del movimiento feminista», señala el comunicado que se leyó ayer en Donostia.

«Por ello, queremos manifestar todo nuestro apoyo y solidaridad feministas a las mujeres que en todo el mundo luchan contra el fascismo. Nos unimos especialmente a las protestas que las mujeres de Andalucía y colectivos de personas migrantes organizarán en los próximos días. ¡Estamos con vosotras!. Seguiremos luchando y construyendo alianzas porque la solidaridad es nuestro arma más potente», añade el texto.

El manifiesto leído en euskera y castellano apenas pudo oírse en el céntrico punto de la capital donostiarra. «No es que el aparato no funcione, es que está preparado para cuando nos juntamos pocas personas, pero no para tantas personas», justificaba una de las organizadoras.

No faltó un hombre que, con el pitillo en la boca, gritó «Feministas, sois terroristas», pero no obtuvo ninguna respuesta a sus palabras. Los concentrados siguieron con su protesta y con su acto de solidaridad

También en Bruselas

La primera movilización ha tenido lugar por la mañana en Sevilla, donde los aledaños del Parlamento andaluz donde se celebraba la sesión de investidura de fueron escenario de una multitudinaria concentración en la que miles de personas coreadas han coreado consignas como «en igualdad ni un paso atrás», «no estamos exagerando, nos están asesinando» o «somos el grito de las que ya no están».

Pero esta movilización ha tenido continuidad por la tarde, tanto en Sevilla como en el resto de las localidades andaluzas. Han sido multitudinarias como ha ocurrido en Bilbao o Pamplona, donde planeó sobre los participantes la sentencia contra 'La Manada' por el ataque a una chica durante los Sanfermines.

En las tres capitales se ha desplegado una pancarta idéntica, con el lema «Faxismoaren aurrean, elkartasun feminista» (Contra el fascismo, solidaridad feminista). Solidaridad con el pueblo andaluz».

A las protestas de las capitales y localidades del Estado se sumó la que se celebró en Bruselas, la capital europea, donde el movimiento Me too EP, que conforman trabajadores de la Eurocámara contra el acoso y la cultura machista en la institución, se concentró también para denunciar las políticas sobre la mujer de Vox. Se sumaron eurodiputados del PSOE, IU, Podemos, PNV, ERC o Catalunya en Comú se unieron a una concentración en la que también estuvo representado Ciudadanos.