El Banco de Alimentos ya ha empezado a repartir los productos navideños

Los pabellones del Banco de Alimentos reciben los productos donados./ARIZMENDI
Los pabellones del Banco de Alimentos reciben los productos donados. / ARIZMENDI

Aún desconocen el total de lo recaudado en la Gran Recogida celebrada este fin de semana, pero aseguran haber superado la cifra del año anterior

Estrella Vallejo
ESTRELLA VALLEJOSAN SEBASTIÁN.

Una de las peticiones del Banco de Alimentos era que los donantes fueran conscientes de las fechas en las que nos encontramos, y que al margen de los productos básicos que son tan necesarios, si se podía se incluyeran otros 'más especiales' y típicamente navideños, para que aquellos guipuzcoanos más desfavorecidos pudieran celebrar de alguna manera la Navidad.

Y una vez más los miles de ciudadanos que acudieron a la cita hicieron caso. El etiquetado de estos alimentos es de otro color al de resto de paquetes, y se separó en otro montón distinto ya desde el viernes.

El objetivo del Banco de Alimentos no era otro que empezar desde ayer mismo a repartirlos entre los 18.663 beneficiarios de la organización sin ánimo de lucro, que por suerte va restando receptores desde que en 2013 alcanzara el pico máximo con 24.500 personas atendidas en el territorio. «Hoy -por ayer- ya se han entregado productos donados en la Gran Recogida», dice orgulloso, Carlos Martínez, responsable de la convocatoria, por la buena organización que ha permitido no retrasarse con esta cuestión.

Algo más les costará poner un poco de orden entre las toneladas de productos no perecederos recibidos en las 48 horas de campaña.

Por ahora y durante una semana, los camiones se dedicarán mañana y tarde a trasladar los más de mil palés desde los casi 170 comercios adheridos a la iniciativa -entre los 84 oficiales y los cerca de 86 que han funcionado por su cuenta, con autorización-.

Para ello, el Banco de Alimentos tiene preparados tres pabellones en los que almacenará la mercancía llegada de cada una de las 42 localidades guipuzcoanas, y no será hasta el próximo día 10 cuando empiecen a clasificar el producto según su género.

Un kilo por guipuzcoano

A falta de las cifras definitivas, que las aportarán próximamente, las estimaciones ya han dejado con buen sabor de boca a los voluntarios de la Gran Recogida. Ya el sábado aseguraban que se habían superado los kilos del año pasado, que ascendieron hasta los 663.973, garantizando así el reparto de productos básicos de todo el año que viene.

Ahora, lo que deberán confirmar es si se ha alcanzado el reto de los 715.000 kilos, una cifra simbólica que supondría que cada guipuzcoano ha entregado un kilo de comida a los más necesitados.

Las primeras estimaciones apuntan a un descenso del 10% de kilos físicos, pero un aumento de los bonos

La entidad empezará a clasificar el producto por género a partir del próximo lunes

Una de las sensaciones que tuvieron los voluntarios al cierre de la campaña el sábado por la noche es que el volumen de alimentos se había reducido en torno a un 10%, en favor de los bonos. Si en la pasada edición, el 40% de las donaciones se hicieron en este formato -365.000 kilos comprados gracias a los 249.000 euros entregados-, la previsión es que la cita del 2018 haya incrementado esta forma de participar en la iniciativa. Una aportación, recuerda Martínez, que en ningún momento se convierte en dinero metálico, sino que es guardada por la propia cadena de alimentación como si fuera una cuenta de crédito, que el Banco de Alimentos podrá utilizar a lo largo del año.

 

Fotos

Vídeos