«Vicente Zaragüeta deja un gran hueco»

La Diputación de Gipuzkoa lamenta el fallecimiento de Vicente Zaragüeta, un "humanista y emprendedor incansable"

EL DIARIO VASCO

Instituciones y representantes de la sociedad y la economía guipuzcoana y vasca recuerdan hoy la figura de Vicente Zaragüeta Laffitte, fallecido hoy a los 89 años.

La Diputación de Gipuzkoa ha lamentado el fallecimiento del empresario guipuzcoano a través de un comunicado firmado por el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, quien ha destacado que Zaragüeta fue "impulsor de notables iniciativas en beneficio del territorio" y ha trasladado sus condolencias a familiares y allegado del fallecido.

Olano ha subrayado el carácter "humanista y emprendedor incansable" de Zaragüeta y ha puesto en valor su "compromiso", gracias al cual San Sebastián y Gipuzkoa son hoy "un referente turístico de primer orden y un destino acogedor para las personas que nos visitan". Asimismo, ha destacado la "implicación" del empresario "en el impulso a múltiples iniciativas que han redundado en beneficio de la modernización del territorio y de su ciudadanía". "Con sus palabras de apoyo, sus reflexiones y su simpatía, siempre ha estado dispuesto a trabajar por Gipuzkoa", ha señalado.

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, también ha lamentado esta pérdida y ha explicado que desde el Ayuntamiento sabían que Zaragüeta "no andaba bien últimamente" y se le echaba "en falta en muchos actos a los que era asiduo". El primer edil donostiarra ha señalado que "nos deja un gran hueco", porque era "una persona muy querida en la ciudad de San Sebastián por todas las cosas que hizo y por las que quedan, el Aquarium es una de ellas". "Deja sobre todo un hueco por su actitud y su espíritu positivo, siempre amable, aportando su granito de arena por la convivencia, para que esa convivencia fuera más fácil", ha añadido.

El Gobierno Vasco ha lamentado también profundamente la muerte de Zaragüeta. Según ha destacado el Departamento de Educación "ha dedicado su vida a la ciudad de San Sebastián, y, en especial, al resurgir del Aquarium de esta ciudad". Zaragüeta asumió su presidencia en 1996, y ha ocupado el cargo hasta el momento de su fallecimiento. "Su inagotable vitalidad, su amabilidad hacia quienes se acercaban a él y su amor por Donostia y Euskadi, lo convirtieron en una persona entrañable para todos los que tuvieron la suerte de conocerlo", ha destacado. Por último, el Departamento de Educación y Cultura ha traslado un mensaje de afecto a sus familiares y allegados "en estos momentos tan tristes".