CC OO considera que Pedro Sánchez «no tiene margen para pasar la legislatura sin corregir» la reforma laboral

Unai Sordo junto a Pepe Álvarez tras la reuníon mantenida con Pedro Sánchez en junio pasado./EFE
Unai Sordo junto a Pepe Álvarez tras la reuníon mantenida con Pedro Sánchez en junio pasado. / EFE

Unai Sordo no ve «tan complicadas» las mayorías parlamentarias y no contempla «otro escenario» que el acuerdo con CC.OO. y UGT «vea la luz»

J. L. Bilbao

El secretario general de CC.OO., Unai Sordo, ha asegurado que el Gobierno de Pedro Sánchez «no tiene margen para pasar por esta legislatura sin corregir en profundidad« la reforma laboral y la reforma de pensiones y, en este sentido, ha considerado que no ve «tan complicadas» las mayorías parlamentarias que tendrá que conseguir para abordar estas medidas.

Sordo ha confiado en que a lo largo del mes de enero se «vean en sede parlamentaria» los textos «cerrados» con su sindicato y UGT para la derogación de algunos aspectos de la reforma laboral de 2012 en «la mesa de diálogo social que llevaba abierta desde verano», según ha precisado, «con la presencia de CEOE», aunque la patronal «no quiso suscribir en ningún caso ese acuerdo porque no comparte el contenido».

A su entender, el Gobierno «no tiene margen para pasar por esta legislatura sin corregir en profundidad la reforma laboral», algo que forma parte de «algunos de los mensajes fuerza que Pedro Sánchez hizo antes de ser presidente del Gobierno e incluso con posterioridad».

Por ello, Unai Sordo ha afirmado en declaraciones a Radio Euskadi que no «contempla otro escenario que no sea que ese acuerdo previo al que hemos llegado pueda ver la luz a través de la vía del Decreto o la vía que el Gobierno tenga que armar para concitar una mayoría parlamentaria».

«Estoy convencido de que tiene que haber reforma. Evidentemente no se puede concretar el día. No parece que vaya a ir nada al Consejo de Ministros de pasado mañana, pero estoy convencido de que a lo largo de enero las cuestiones que hemos puesto encima de la mesa y donde hemos forjado ese cierre de textos tiene que verse en sede parlamentaria», ha manifestado.

Según ha advertido, «mal haría el Gobierno» en intentar retrasarlo porque «no daría fiabilidad al espacio de diálogo social» y, además, es «muy necesario» cambiar «aspectos fundamentales de la reforma laboral que tanto daño han hecho» a los trabajadores «si de verdad este país realmente quiere pegar un arreón en los salarios».

En cualquier caso, ha insistido en que, «por más condicionado que esté a la dificultad política del momento», el Ejecutivo socialista «no tiene márgenes para pasar por la legislatura sin tocar» esta reforma laboral y la de las pensiones de 2013. «Lo va a tener que hacer», ha subrayado Sordo, que no ve «tan complicadas» las mayorías parlamentarias que tendrá que «concitar» para ello.

«No creo que estemos tan lejos, si armamos dos modificaciones sustanciales de la reforma laboral y la reforma de pensiones, de concitar una mayoría parlamentaria que lo saque adelante», ha opinado Sordo, que ha advertido a Sánchez de que «no se puede meter en el burladero de los 84 diputados».

El responsable de CC.OO. ha advertido de que, del mismo modo que distintos organismos «recetaron» las reformas presionando al Gobierno para que no las modifique, también «nosotros vamos a hacer 'pressing' por el otro lado». Según ha explicado, por el momento, van a «presionar verbalmente» y si «el escenario es de cerrazón» por parte del Gobierno, junto con UGT «buscaríamos algún escenario de movilización o denuncia de esa parálisis».

Sordo ha reivindicado que «los gobiernos progresistas de Europa lo que no pueden es seguir el dictado de las políticas de austeridad porque si se sigue haciendo lo mismo, la gente va a interpretar que todo es lo mismo». «Tienen que poner un contrapunto a las políticas de austeridad de la última década. Y el Gobierno de Pedro Sánchez o hace eso, o pierde credibilidad a borbotones. Y reforma laboral y reforma de pensiones son dos puntos de medición ideales para saber si el Gobierno quiere hacer cosas distintas o va a seguir rehén de estas recomendaciones muy dogmáticas que suele hacer en Banco de España o la CE», ha manifestado.

Salarios mínimos

Por otro lado, ha subrayado que la subida del Salario Mínimo Interprofesional tendrá incidencia en los salarios «más bajitos», lo que afectará a unos 2 millones de personas, y puede venir «muy bien para desarrollar el acuerdo con la patronal de meter en los salarios mínimos de convenio 1.000 euros mensuales».

«Puede ser un arreón hacia arriba de los salarios más bajos. Es una medida que se puede permitir perfectamente la economía y la empresa española y que puede tener un efecto positivo en el corto, en el medio y en el largo plazo», ha asegurado.

Autónomos

Sordo ha asegurado que el acuerdo en materia de trabajadores autónomos no le «gusta particularmente» porque no aborda «el debate de fondo», que es que «el régimen de autónomos tiene que cotizar en función a sus ingresos reales». Ha aludido de este modo al acuerdo que presentará este miércoles la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, con la presencia de todas las organizaciones de autónomos.

El responsable de CC.OO. ha asegurado que no es «una propuesta» que a su sindicato le «guste particularmente». «No es bueno que una de las bases de autónomos estén por debajo de la base mínima de cotización del régimen general porque puede provocar un trasvase de trabajo por cuenta ajena a trabajo de autónomo», ha advertido.

Sordo ha insistido en que «falta por abordar la cuestión de fondo, que el régimen de autónomos tiene que cotizar en función a sus ingresos reales». En este sentido, ha explicado que, «hoy en día, el autónomo tiene la capacidad de elegir por qué base de cotización cotiza y prácticamente el 90% cotiza por la base mínima», pese a que «muchos sí» reciben ingresos en la base mínima y «no se les puede estrangular», pero «bastantes no». «Es un sistema inequitativo», ha apuntado.