El final del verano destruye 4.149 empleos en Gipuzkoa

Una mujer entra en una oficina de Lanbide, en una imagen de archivo. /DV
Una mujer entra en una oficina de Lanbide, en una imagen de archivo. / DV

Sin embargo, las listas de Lanbide apenas han registrado la entrada de 663 nuevos desempleados, un aumento del 2,1%

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

Se ha convertido en costumbre. Concluye agosto y Gipuzkoa desanda parte del camino de la creación de empleo recorrido durante el año. Eso se convierte casi ejercicio tras ejercicio en esta recuperación económica en la pérdida de alrededor de 4.000 afiliados a la Seguridad Social. El pasado agosto, concretamete, 4.149 ocupados menos según los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, lo que se traduce en empleo destruido una vez más. Un descenso, del 1,3%, similar al del mismo mes del pasado curso, en línea con el de Euskadi (que perdió más de 13.000 afiliados) y casi a la par que el conjunto del Estado (-1,07%). Gipuzkoa cuenta con 316.291 afiliados a cierre de agosto.

¿Cuál es la razón para esta bajada tan relevante de la ocupación? Por un lado, el final de los contratos de verano en la industria manufacturera, donde se refuerzan las plantillas para no disminuir el ritmo de trabajo y cubrir los puestos de vacaciones de algunos empleados. Por otro, la conclusión también de los contratos en la enseñanza privada al finalizar el curso y esperar al siguiente. Y también, un buen puñado de jóvenes que se han lanzado en el periodo estival a trabajar y ganar un buen pellizco que cubra parte de sus gastos en el nuevo curso universitario que ahora se inicia.

Gipuzkoa, con una media de 316.291 cotizantes, sufrió un descenso de 4.149 afiliados (-1,29%) a la Seguridad Social

De ahí que se la paradoja de que apenas el 16% de los guipuzcoanos que han perdido su empleo en agosto se haya inscrito como desempleado en las listas de Lanbide. Y es que la cifra de parados en Gipuzkoa apenas ha aumentado en 633 personas (2,1%), hasta los 32.189 desempleados. La confianza de esos exempleados en volver a ser contratados en breve (sobre todo en la enseñanza) o la vuelta a las clases de esos universitarios pueden explicar parte de esa evolución. En el conjunto de Euskadi, el desempleo ha aumentado en 2.549 personas (2,1%), mientras que en el conjunto de España la cifra de parados ha repuntado en más de 47.000 personas.

Artolazabal ve normal el aumento del paro

La consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha asegurado que el mercado laboral «vuelve a mostrar el patrón de comportamiento anterior a la crisis» y que el incremento del paro en agosto se puede considerar como «normal».

La consejera ha destacado el descenso del paro de larga duración en 954 personas, «una buena noticia y un indicador de que la recuperación económica también está dando oportunidades a las personas paradas más cronificadas».

En la evolución interanual, también se aprecia una disminución mayor en el colectivo de parados de larga duración, con un descenso del 8,11 %, frente a una disminución del 6,21 % registrada entre los de corta duración.

Ha recordado que «en el periodo previo a la crisis los aumentos del paro en este mes, marcado por el parón vacacional, solían ser mayores» y ha citado que «muchas personas» apuntadas en Lanbide tienen un empleo pero buscan otro de mejores condiciones, para lo que es «importante la formación permanente».

Artolazabal ha considerado que pese a este incremento intermensual del paro, «durante el año hay periodos mejores y peores para el empleo por lo que conviene fijarse en la evolución interanual».

Más indefinidos

En lo que a contratación se refiere, el mes de agosto fue notablemente peor que el de julio, con caídas que rozan el 20%. Eso sí, la foto del mes sale mucho mejor parada si la comparamos con agosto de 2017. Y es que con 20.880 contratos firmados, la cifra de acuerdos registrados en Gipuzkoa aumentó un 6,76%, por encima de la media vasca (5,15%) y española (4,3%).

Los sindicatos denuncian que es «un mal dato»

Los sindicatos ELA, UGT y LAB-USO han opinado, por separado, que el incremento del paro en agosto es un «mal dato», y han apostado por cambiar las políticas para acabar con la precariedad en las contrataciones. El director de estudios del sindicato mayoritario, ELA, Mikel Noval, ha destacado que, por encima de que unos meses haya malos o buenos datos, subyace un problema estructural, que es «el empobrecimiento de la clase trabajadora, más allá de la propaganda que nos dicen que estamos fenomenal».

En el mismo sentido, Maribel Ballesteros, secretaria de Política Sindical de UGT-Euskadi, ha denunciado: «Muchas empresas se han hecho adictas a la contratación temporal; sea para un empleo fijo o no, lo primero que realizan las empresas es un contrato precario y es necesario romper esa dinámica con medidas en la legislación laboral que impidan el abuso de la contratación temporal y la precariedad»

La secretaria general de LSB-USO Euskadi, MariBel Muñoz Aribayos, ha lamentado que «no solo se destruye empleo, sino que el que se crea es de muy baja calidad».

Además, el repunte se ha notado sobre todo en la contratación indefinida, que aumentó un 38,05% interanual en Gipuzkoa, con 1.901 nuevos contratos sin fecha de caducidad, 524 más que hace doce meses. Gipuzkoa sigue siendo el único territorio de Euskadi donde la contratación indefinida tiene un peso de dos dígitos en cómputo general (10,87%).

Seguridad Social

Por otra parte, Euskadi registró en agosto 936.334 afiliados a la Seguridad Social, lo que supone 13.101 cotizantes menos que en julio (-1,38%), pero 17.261 más que en agosto de 2017 (+1,88%), según los datos hechos públicos este martes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Los tres territorios vascos anotaron descensos en su afiliación respecto al mes pasado. Bizkaia, con una media de 466.543 cotizantes, perdió 5.769 trabajadores afiliados (-1,22%), mientras que Gipuzkoa, con una media de 316.291 cotizantes, sufrió un descenso de 4.149 afiliados (-1,29%). Álava, por su parte, anotó 153.500 afiliados al perder 3.183 (-2,03%). Respecto al año pasado, por el contrario, se ganaron 7.927 cotizantes en el territorio vizcaíno (+1,73%), 5.861 en el guipuzcoano (+1,89%) y 3.473 en el alavés (+2,31%).

En el conjunto de Euskadi, agosto se cerró con 761.510 afiliados al régimen general de la Seguridad Social, de los que 2.334 son trabajadores agrarios y 29.343 trabajadores del hogar. A ellos, se suman 170.700 inscritos en el régimen de autónomos y 4.125 en el de trabajadores del mar. La afiliación a la Seguridad Social alcanzó en el Estado los 15,51 millones de trabajadores, con una reducción del 1,07% en términos mensuales y un aumento del 2,89% en la variación interanual.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos