El Ibex-35 recupera los 9.100 puntos pese a la presión bajista de los valores cíclicos

El Ibex-35 recupera los 9.100 puntos pese a la presión bajista de los valores cíclicos
EFE

El selectivo español fue prácticamente el único índice europeo que se salvó de los números rojos

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 fue prácticamente el único índice europeo que se salvó de los números rojos. Al cierre se anotó un 0,27%, para dar un último cambio en los 9.118,20 puntos. 

Cellnex (1,83%) encabezó los ascensos en el selectivo español. Le siguieron MásMóvil, IAG o Acciona, con revalorizaciones de alrededor de un 1,5%. Aena, Enagás, Amadeus, Siemens Gamesa y Grifols se anotaron más de un 1%. Además de éstos, pocos valores más cerraron en verde pero entre ellos se colocaron dos de los grandes, Iberdrola (0,92%) e Inditex (0,80%). 

En rojo, los peores fueron ArcelorMittal (-1,73%) y Acerinox (-1,58%), seguidos de Repsol, que cayó casi un punto porcentual, y Cie Automotive (-0,89%). También a la baja cerraron otros grandes valores, como el Santander (-0,75%) o BBVA (-0,33%). 

Novedades sobre el Brexit, el Ftse 100 y la libra

El peor indicador del día en Europa fue el Ftse 100 británico, con un descenso de alrededor de medio punto porcentual. Ello, porque el dictamen de la Justicia, que declaró ilegal el cierre del Parlamento británico, hinchó a la libra tanto frente al dólar como con respecto al euro. Westminster abrirá de nuevo mañana. El primer ministro Boris Johnson, para el que la decisión judicial supone un duro golpe, volvió a defender que el Brexit tenga lugar el 31 de octubre, como estaba previsto, con o sin acuerdo con la Unión Europea. Pero en realidad no están claras las implicaciones de los últimos acontecimientos, de la reapertura del Parlamento, para el proceso del Brexit. ¿Pueden frenar los parlamentarios una salida sin acuerdo?, ¿puede haber una moción de censura y elecciones anticipadas?, ¿se podría requerir un retraso en la fecha de aplicación?, ¿podría frenar la justicia un Brexit sin acuerdo contra el que está la mayoría parlamentaria británica? Todas son incógnitas a poco más de un mes de la fecha establecida para el divorcio con la Unión Europea. 

Pero, además de la plaza londinense, también terminaron con pérdidas el PSI-20 de Lisboa (-0,35%) y el Dax alemán (-0,29%). El Cac 40 francés se dejó un 0,04%. Junto al Ibex-35, sólo se salvó de las pérdidas el Ftse Mib de Milán, que cerró plano. 

Datos económicos débiles y malas noticias de la guerra comercial

A la debilidad bursátil general contribuyó la agenda económica de la sesión. Así, en el Viejo Continente conocimos los indicadores de confianza empresarial de Alemania: aunque la evaluación de la situación actual salió algo mejor de lo esperado, en su componente expectativas decepcionó, al sufrir una caída contra pronóstico.

Domésticamente, el Banco de España revisó a la baja sus perspectivas de crecimiento para este año, hasta el 2%, es decir, las recortó cuatro décimas. 

También se publicaron datos relevantes en Estados Unidos. Así, los datos de evolución del precio de la vivienda fueron mixtos. Mientras, el índice manufacturero de la Fed de Richmond se colocó por debajo de lo esperado. Y el indicador de confianza del consumidor que elabora la Conference Board decepcionó.

Así las cosas, en Wall Street también se respiraba debilidad. Al cierre de la sesión europea, el Dow Jones y el S&P 500 ganaban alrededor de un 0,10%, mientras que el Nasdaq se dejaba alrededor de un 0,30%.

En Estados Unidos, vimos un significativo descenso de la rentabilidad de los bonos: el interés del título a diez años retrocedió desde el 1,72% hasta el 1,65%. Ello, no por los datos económicos que conocimos de la primera potencia global, sino por las críticas que el presidente de EE.UU., Donald Trump. lanzó contra China en la Asamblea General de la ONU. Trump volvió a acusar a China de manipular su moneda y de robar propiedad intelectual. Ello, a pocos días de que se reanuden las conversaciones comerciales entre los dos países. Fue, posiblemente, algo que contaminó los ánimos de los inversores, que en las últimas semanas habían confiado en que se estaba produciendo una distensión en las posiciones de los dos principales contendientes de la guerra comercial. 

En el Viejo Continente, también ligeros descensos de las rentabilidades de los bonos: el interés de los títulos alemanes retrocedió desde el -0,58% hasta el -0,60%. El interés de los títulos españoles pasó del 0,16% hasta el 0,13%. 

Las malas noticias económicas y el empeoramiento de las perspectivas respecto a la guerra comercial provocaron una nueva caída del precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 1,5%, hasta los 63,79 dólares. En cambio, el oro encadenaba su cuarta sesión consecutiva de ascensos y se acercaba a la cota de los 1.530 dólares la onza.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 fue el índice europeo que más subió, con una revalorización del 0,27%, para dar un último cambio en los 9.118,20 puntos.

- Cellnex encabezó las ganancias, con una subida del 1,83%. ArcelorMittal y Acerinox fueron los peores, con pérdidas de más de un 1%.

- El Ftse 100 británico fue el peor después de la justicia determinara que el cierre del parlamento que promovió el primer ministro, Boris Johnson, es ilegal, y que la libra esterlina se apreciara, como consecuencia.