Laboral Kutxa se marca como reto preservar su modelo de relación y cercanía con el cliente

El Kursaal ha sido el escenario donde Laboral Kutxa ha celebrado su asamblea anual ordinaria. /P. Martínez
El Kursaal ha sido el escenario donde Laboral Kutxa ha celebrado su asamblea anual ordinaria. / P. Martínez

Incidirá en los próximos años en la idea de «banca responsable» reforzando aún más una solvencia «envidiable» y con el objetivo de aumentar la rentabilidad

Pilar Aranguren
PILAR ARANGUREN

En un contexto económico complejo y no exento de incertidumbres y con unos tipos de interés muy bajos que continúan presionando las cuentas de las entidades financieras, Laboral Kutxa seguirá fiel a su ideario, de modo que «preservará el actual modelo societario y también de relación y cercanía con el cliente».

Así lo ha manifestado el presidente de la entidad, Txomin García, durante la asamblea anual ordinaria que se ha celebrado en el Kursaal donostiarra y en la que Xabier Egibar, nuevo director general de Laboral Kutxa, que ejerce este cargo desde enero, se ha presentado por primera vez como tal ante sus cooperativistas.

García apuntó que superada la crisis del sector, «se presentan nuevos retos en un entorno de incertidumbres y amenazas, pero también repleto de oportunidades si sabemos evolucionar y anticiparnos». El presidente de la identidad ha hecho gala de las fortalezas de la cooperativa financiera del Grupo Mondragón –la asamblea aprobó por unanimidad los resultados que ya eran conocidos– destacando que Laboral Kutxa es líder en solvencia, con un ratio del 18,76%, compuesta en su totalidad por recursos propios de primera calidad. Niveles que se sitúan, señaló, muy por encima de la media estatal, que es del 15,3% y del 11,46%, respectivamente.

Otro de «puntos fuertes» de la entidad es su liquidez, con un ratio LTD, que mide la relación entre los créditos y los depósitos, del 73,75%. Finalmente, Txomin García destacó «la excelente calidad» de los activos, que ha permitido reducir su tasa de morosidad hasta el 4,51%, por debajo de la media del sector (5,8%).

Laboral Kutxa cerró el año pasado con un beneficio consolidado después de impuestos de 133,7 millones, lo que supone un aumento del 10,06% respecto a 2017, mientras que la rentabilidad sobre los fondos propios se elevó hasta el 7,97%, muy por encima del 6,1% estimado como media estatal.

Xabier Egibar se encargó de desgranar el Plan de Gestión trazado por la entidad para este año en un contexo «todavía complejo, donde previsiblemente se confirmará el proceso de desaceleración –dijo, pero en el que se esperan algunas noticias positivas, como el fin del proceso de reducción del crédito y descensos adicionales en los niveles de morosidad en el sector, que podría rondar ya el 5%».

Con estas balizas, Egibar aseguró que las cuentas de resultados de los bancos serán especialmente sensibles a los ingresos vía comisiones, procedentes de un mayor volumen de negocio fuera de balance, así como al éxito en la optimización de los gastos de explotación.

Crecerá el saldo crediticio

Respecto a la inversión crediticia, el primer ejecutivo de Laboral Kutxa desveló que las previsiones para el conjunto de las entidades anticipan «un ligero aumento del saldo vivo interanual, hecho que no ocurría desde antes de la crisis, en 2008. En concreto, se estima que la masa crediticia total crezca un 0,2% tras diez ejercicios consecutivos en los que el saldo de préstamos a hogares y empresas ha descendido. Con todo ello, Xabier Egibar anticipó que se espera una ligera mejora de los resultados del sector en este ejercicio.

En este contexto, indicó que los principales elementos que vertebrarán su plan de gestión serán aumentar la rentabilidad y los niveles de solvencia, el control de la morosidad y, en el ámbito comercial, la comercialización de figuras fuera de balance, el incremento de los niveles de concesión de crédito y los seguros.

Egibar también incidió en la necesidad de «seguir manteniendo una relación honesta y duradera con los clientes apelando a la idea de banca responsable que inspira la actuación de la entidad».