«No puedo motivar a mis trabajadores, pero sí crear un clima que lleve a ello»

Iñaki Garagorri, junto a una parte de la plantilla de OPE Consultores de la que es gerente./MICHELENA
Iñaki Garagorri, junto a una parte de la plantilla de OPE Consultores de la que es gerente. / MICHELENA

El gerente de Ope Consultores resalta que «destacamos por ofrecer a las empresas soluciones diferentes y de forma constructiva»

Ion Fernández
ION FERNÁNDEZSAN SEBASTIÁN.

«Ayudamos a la empresa a identificar retos de futuro y a materializarlos». Ope Consultores es un gran apoyo para «conseguir el cambio» en las compañías». Su gerente, Iñaki Garagorri, contribuye a esta idea con la mente puesta también en el relevo generacional que está por producirse en la organización donostiarra, ya que actualmente comparte cargo con dos socios fundadores que se jubilan pronto. Pero este reto no le distrae de su afán por «ofrecer soluciones a los clientes».

- ¿Cómo debe marcar una empresa sus objetivos?

- Primero necesita entender la necesidad de cambio ante un contexto que está en continua transformación. A la hora de fijar sus objetivos, debe entender el funcionamiento de su organización, trabajadores, clientes y el entorno competitivo en el que se mueve. Necesita estar al corriente de su actividad, conocer los retos de sus propios empleados para darles voz y voto en el proceso, y comprender cómo se mueven sus rivales. Todo ello servirá para llevar a cabo una interpretación y mirar adecuadamente al futuro.

- ¿Siempre es necesario cambiar?

- Sí, porque nuestro entorno cambia y cada vez lo hace más rápido, sin que nosotros tengamos control sobre ello. No queda más remedio que adaptarse a las nuevas circunstancias. Y, si se puede, incluso, anticiparse a lo que está por venir.

LA EMPRESA

1984
Fue el año de su fundación. La empresa donostiarra tiene en plantilla a 16 trabajadores.
Actividad: Consultoría:
Soluciones de negocio en estrategia, innovación, producción, organización y personas.

- ¿De qué manera hay que alinear a los equipos para acometer una transformación?

- El freno al cambio es humano. Depende de cada uno adaptarse a ello. Para motivar a ello hay que buscar que los valores y los retos que se quieren inculcar encajen con los de los trabajadores. Se deben crear entornos de confianza, apoyar a las personas clave y conseguir que los mandos den ejemplo. A la hora de afrontar una transformación en una empresa hay que trabajar de arriba hacia abajo, y viceversa; y debe ser vivencial, no vale con que nos cuentan qué es lo que se quiere hacer.

- ¿Cuál es el trabajo de Ope como consultoría?

- Somos un agente de cambio que llevamos por lema 'juntos en la acción'. En todos nuestros proyectos trabajamos con los equipos del cliente. Nos complementamos, porque de la mezcla surgen diferentes visiones para responder mejor ante las realidades complejas de cada empresa. A su vez, si hace falta, colaboramos con especialistas externos para mejorar el resultado.

- ¿Cuál debe ser el resultado final de la aportación de Ope?

- Ofrecer soluciones a medida a problemas complejos. Y conseguir objetivos compartidos entre una empresa y sus trabajadores. Al final, conseguimos equipos involucrados, que evolucionan y dan pasos en la misma dirección.

- ¿Eso no lo pueden hacer los gerentes de las propias empresas?

- En esta empresa ayudamos a generar dinámicas más participativas, abiertas al exterior y, en definitiva, a acelerar el cambio en las organizaciones.

- ¿Qué cualidades tienen sus equipos para conseguir estos objetivos?

- Nos movemos entre la especialización y la polivalencia. Cada trabajador es experto en un área, pero también cuenta con una visión global del mundo de la empresa y sus necesidades. Todos están preparados para colaborar, tanto con personas externas como de nuestra empresa, y quiere tener clientes exigentes que nos pidan más de nosotros. Somos gente inconformista que rema con el cliente.

- ¿Qué le ha llevado hasta la gerencia de esta consultoría?

- Terminé los estudios de Empresariales y comencé en el sector de la banca, para después pasar al mundo de las consultorías. Después de realizar un Máster sobre Dirección de Proyectos, llegué a Ope en 2003. A los siete años me nombraron gerente.

- ¿Tiene ayudas para llevar a cabo su trabajo?

- La profesionalidad de todos los trabajadores de Ope consigue que mi labor aquí sea mucho más sencilla. Mi profesión me permite ver realidades de otras compañías y el equipo que tenemos en esta empresa no es algo común.

- ¿Cómo motiva a estos empleados?

- Este equipo vive motivado. Mi misión se centrar en generar condiciones o un clima que lleven a ello, como puede ser dar ejemplo y ser exigente conmigo mismo. Pero son ellos los que tienen que conseguir esa motivación, yo puedo influir, pero no conseguir esa motivación por ellos.

- En sus años como gerente, ¿qué conocimientos ha adquirido?

- He aprendido que no puedo satisfacer las necesidades de todo el equipo. Trato por todos los medios de conseguir contentar a cada uno de los trabajadores, pongo mucho esfuerzo, pero tengo claro que no voy a lograr cumplir con todas las demandas de cada uno de ellos. Esta idea ya la tenía antes, pero la he confirmado al frente de Ope. Por eso, creo que tiene que haber un equilibrio entre el proyecto de la empresa y el del trabajador, porque llegar al 100% es imposible. También he comprendido la importancia de saber delegar funciones. Para acaparar nuevas responsabilidades, hay que dejar de hacer otras. Es complicadísimo seguir haciendo bien unas tareas y también completar correctamente las nuevas. Muchas personas han fallado al frente de sus compañías porque no han sabido delegar.

- ¿Qué experiencia le ha marcado a nivel profesional?

- Me enorgullece el paso a la gerencia que he tenido en Ope Consultores. El relevo se ha llevado a cabo de manera paulatina. Los socios fundadores me han acompañado y han hecho un buen seguimiento de mi evolución desde el Consejo de Administración.

- ¿Cuáles son los retos que tienen por delante?

- El mayor reto que tenemos actualmente se centra en la reflexión del modelo de negocio, una tarea en la que estamos inmersos ahora. Esto ha sido gracias a que en relevo en la gestión y en la propiedad lo tenemos bien encauzado.