Balonmano

El Super Amara, con un ojo puesto en el Prodavka-Nykobing

Renata, en Bidebieta. / ARIZMENDI
Renata, en Bidebieta. / ARIZMENDI

La portera Renata confía en que hoy gane el equipo croata para que el Bera Bera juegue mañana con opciones de entrar todavía en cuartos de final

Xabier Galartza
XABIER GALARTZA

Tras resolver por la vía rápida el formulario para garantizar su ingreso por enésima vez en la Copa de la Reina, una competición a la que ha asistido de manera ininterrumpida desde 1992, el Super Amara dirige toda su energía en poner broche mañana a su participación en la fase de grupos de la Copa EHF, con la resolución de la última jornada de la liguilla en casa del Craiova. Su aspiración es volver a superar al conjunto rumano y vigente campeón de la competición, como lo hizo en la ida en Artaleku, y esperar que el Prodavka le eche un cable hoy, a las 17.30 horas, venciendo al Nykobing danés para inscribir su nombre en los cuartos de final. Si no ocurre, el Super Amara jugará mañana sabiendo que no tiene opciones de seguir vivo en la EHF. El Prodavka suma 8 puntos, uno menos tiene el Nykobing, el Bera Bera tiene 4 y el Craiova cuenta con 3. Los dos primeros pasan a cuartos.

Si bien los resultados no han sido justos con su rendimiento, la progresión que ha experimentado el equipo ha sido sorprendente. La portera Renata Lais Arruda, una de las jugadoras más en forma, lo corrobora. «Contamos con una plantilla muy buena y al final el grupo no era tan difícil como pensábamos. Siento que podemos hacer cosas muy grandes porque contamos con una plantilla muy experimentada», advierte.

Es consciente de las dificultades y de que dependen de terceros para dar continuidad a su periplo continental. También que para volver a sorprender al Craiova hará falta explotar la velocidad. «La baza es volver a estar bien en defensa y hacer daño a través del contraataque, que es nuestra mejor arma. La defensa 5:1 les puede molestar. Hay que evitar que se sientan cómodas jugando y arropadas por su público».

De su equipo destaca que «lo mejor es la madurez que tiene. Cada una sabe perfectamente lo que tiene que hacer en cada momento y situación. Esto es lo que hace que el bloque funcione bien».

Repetir el triunfo contra el Craiova pasa por evitar que «ellas entren confiadas y les empiece a salir todo. Lo que más me preocupa quizá sea su contraataque en segunda oleada».

Espera que las decisiones arbitrales «no influyan negativamente». La confianza que tiene en sí misma y en su equipo le lleva a confesar que «nos vamos a clasificar».

 

Fotos

Vídeos