Balonmano

El Prodavka es el rival con el que más veces se ha batido en Europa

Zugarrondo, Azurmendi, Sans, Camejo, Castellanos, Aramendia y Arderius, listas para la batalla de mañana en el Gasca./Mikel Fraile
Zugarrondo, Azurmendi, Sans, Camejo, Castellanos, Aramendia y Arderius, listas para la batalla de mañana en el Gasca. / Mikel Fraile

El Bera Bera se mide mañana a las 12 horas en el Gasca al equipo croata en el último partido en casa de la liguilla de la EHF

Xabier Galartza
XABIER GALARTZA

Si hay un destino al que en más ocasiones le ha correspondido viajar al Bera Bera desde su debut en Europa en 1993 ese no es otro que Alemania, al haber quedado emparejado a en siete ocasiones. Pero si nos referimos a un rival en particular, hay que significar que con el que en más ocasiones se ha topado no es otro que el Prodavka Vegeta, equipo que recalará mañana (12.00 horas) en el Gasca en el último partido en casa del Super Amara en la liguilla de la Copa EHF.

Curiosamente el estreno en Europa se produjo contra un equipo croata. Fue el Zagreb en los octavos de final de la Copa EHF. El contexto bajo el que discurrió fue particular, ya que el país estaba inmerso en la guerra de los Balcanes y los dos partidos se dirimieron en Donostia. El resultado fue claramente favorable para las guipuzcoanas. Tres ediciones más tarde (1996-97) se estrenó en la Recopa con el Karbon Zapresic al que superó por un cómputo global de 33-32. Sus dos primeras experiencias con equipos croatas fueron favorables, no se puede decir lo mismo de los tres encontronazos siguientes con el Prodavka.

El conjunto donostiarra se puede vanagloriar de haber sido capaz de vencerle siempre en casa, pero lamentablemente siempre ha quedado apeado. La primera ocasión tuvo lugar en la tercera ronda de la Copa EHF de 2003-04. Venció en Donostia en el partido de vuelta por la mínima diferencia (32-31), pero previamente había caído por siete en Koprivnica. Dos ediciones más tarde (2005-06) se volvieron a ver las caras en los octavos de final de esta misma competición y el revés fue quizá más duro, ya que se partía con la esperanza de poder sacar rentabilidad a los tres goles de renta del partido de ida (32-29). Tuvo opciones hasta la última fase del partido, a pesar de acabar cediendo por una generosa renta 33-26.

La tercera experiencia puede estar en la retina de muchos, ya que sólo hay que remontarse cinco años atrás. Es una fecha histórica ya que se trata de la edición en la que el Bera Bera jugó por primera y única vez la liguilla de la Champions. Se da la curiosa circunstancia que en aquella oportunidad el entrenador fue también Imanol Álvarez.

El saldo particular con las croatas en esta fase fue de derrota en Koprivnica en la segunda jornada y en la vuelta con el pescado ya vendido y sin opciones para clasificarse el Super Amara se quitó en cierto modo la espinita y ofreció un recital de goles ante su público (28-19).

 

Fotos

Vídeos