Rugby

Ampo Ordizia se impone al Hernani

Imagen del encuentro de este domingo en Altamira. /Ainhoa Muriel
Imagen del encuentro de este domingo en Altamira. / Ainhoa Muriel

Se impone de forma clara 36-10 en Altamira. Los locales son superiores desde el inicio hasta el final

iñigo goñi
IÑIGO GOÑI

Ampo Ordizia volvió a superar al Hernani, en el derbi guipuzcoano, por cuarta vez consecutiva en Altamira después de ganar 36-10 en la décima jornada de la Liga Heineken. Los ordiziarras no dieron ninguna opción a los hernaniarras y demostraron que en estos momentos ambos equipos están en niveles diferentes y aspiran a objetivos opuestos.

Los goierritarras repitieron la victoria en un encuentro con sensaciones semejantes a los últimos derbis disputados en el campo ordiziarra. El Hernani no impuso su juego en ningún momento y por contra los ordiziarras desactivaron por completo las virtudes de los visitantes para asestar el golpe definitivo en la segunda parte.

En los primeros cuarenta minutos los locales desgastaron a los tricolores y en la segunda parte pusieron la puntilla nada más salir del vestuario. Los dirigidos por Polidori querían, pero no podían, mientras los hermanos Goia culminaban con sus ensayos el físico más poderoso del Ordizia. Hay un salto de potencial evidente entre ambos equipos y eso se reflejó sobre el campo.

Los derbis son un buen termómetro, más que para el Hernani, para Ampo de su estado de forma en la Liga Heineken. Cuando los hernaniarras ascendieron de categoría, Ampo Ordizia hacía valer su calidad y endosó derrotas abultadas a los del Beterri. En cambio, en las épocas menos brillantes de los goierritarras, entre 2014 y 2016, sufrieron seis derrotas consecutivas siendo espejo de su periplo irregular por la Liga. Desde hace dos años Ampo Ordizia ha vuelto a dar un salto en su plantilla y juego y eso se vuelve a traducir en victorias holgadas en los derbis.

36 Ampo Ordizia

López, Garmendia, Alberdi; Iruarriz, Oier Goia; Leauma, Pazos, Moala; Lescano, Cruz, Puyadena, Aizpurua, Engelbrecht, Huxford y Julen Goia. También jugaron Aragon, Sadaba, Lasa, Álvarez, Mujika, Fajardo, Aldanondo y Salinas.

12 Hernani

Iradi, Iñaki Otxotorena, Garmendia; Astarloa, Tayea; Pelaz, Mijangos, Pérez; Muñoz, Elosegi, Ariceta, Collado, Etxeberria, Leonet y Bidegaray. También jugaron Meaza, Eguren, Imaz, Gutiérrez, Ternisien, Jon Otxotorena, Ormazabal y Goñi.

Marcador:
Min. 14: Ensayo Julen Goia que transforma Cruz (7-0). Min. 28: Golpe de castigo de Cruz (10-0). Min. 43: Ensayo de Oier Goia (15-0). Min. 51: Ensayo de Julen Goia que transforma Cruz (22-0). Min. 67: Ensayo de Moala que transforma Cruz (29-0). Min. 34: Ensayo de Huxford que transforma Mujika (36-0). Min. 37: Ensayo de Ormazabal (36-5). Min. 40: Ensayo de Ternisien (36-10).
Árbitro
Montoya expulsó temporalmente con amarilla a Moala en el minuto 35 y a Mjangos y a Pérez del Hernani en los minutos 37 y 72.

Primera parte de desgaste

El Hernani salió presionando y en los primeros cinco minutos se jugó en campo ordiziarra, pero una vez que salieron de esa zona fue Ampo quien marcó el ritmo y tuvo el dominio del oval. Ya en su primera incursión embotelló al Hernani en su zona de 22. El Hernani aguantaba y alejaba el peligro, en dos ocasiones, y los ordiziarras perdían una oportunidad cuando en una contra el árbitro pitaba un avant protestado por la afición local.

El Hernani sufrió en sus carnes una acción casi gemela en esos primeros minutos y tras esa acción no volvieron a campo ordiziarras hasta que se rozaban los 30 minutos. Nadie anotaba puntos, pero Ampo estaba cada vez más cerca de la línea de ensayo. Tras una melé en la que el árbitro daba ventaja, Julen Goia sacaba por primera vez el tarro de las esencias y con un quiebro engañaba a la defensa y abría el marcador con un bonito ensayo. Cruz se encargaba de convertirlo y subía el 7-0 al electrónico al cuarto de hora.

Fueron los minutos de mayor dominio local. El Hernani no se quitaba la presión y se defendía como podía, muchas veces a base de golpes. Hasta cuatro melés consecutivas pitó el colegiado en las que el Hernani giraba el grupo. Eso sí, no lo aprovechaban y el marcador no se movía. Los nervios se apoderaban de una grada que veía que el marcador no reflejaba el dominio territorial, en un partido físico y con poco juego abierto.

Las agrupaciones eran constantes y los locales no lograban salir de ese juego, que por momentos beneficiaba al Hernani. A los 27 minutos llegaba un golpe a favor de Ordizia que Cruz no desaprovechaba y subía el 10-0 al marcador. Los siguientes minutos fueron los mejores de los visitantes. Del 30 hasta el descanso el Hernani buscó abrir su marcador y estuvieron cerca de anotar tras varias touche a cinco metros. Además lograron una superioridad numérica por expulsión de Moala, que no aprovecharon ya que no decidieron lanzar a palos, sino que buscaron la marca.

En la siguiente jugada y tras no puntuar volvía la igualdad de efectivos con la expulsión temporal de Mijangos. Inmediatamente después se llegaba al descanso con un 10-0 y la sensación de que se estaba viendo el típico derbi sin mucho juego, parones y mucho contacto físico.

De Julen a Oier y vuelta

Los frutos de ese juego de desgaste se comprobaron en la segunda parte. Lo que no parecía favorecer a los locales resultó ser su mejor arma. Ya desde el saque del centro presionaron arriba y provocaron un golpe. Ampo lanzó el oval a touche y tras el saque Moala se quedó cerca de ensayar. Tras una melé a cinco Oier Goia salía como un resorte por la derecha y lograba el segundo ensayo del partido. Cogía el relevo de su hermano, aunque esta vez Cruz no anotaba la conversión (15-0).

Seguía el dominio local y el Hernani no inquietaba en ataque, no podía pasar las líneas locales y perdían el balón. El marcador quedó sentenciado cuando a los 51 minutos, Julen Goia volvía a ser el protagonista después de un ensayo de enormes kilates. A cuarenta metros de la línea de ensayo realizaba un quiebro todavía más espectacular que el primero y dejaba sentado a la defensa hernaniarra para anotar su segundo ensayo y el tercero de los Goia y Ampo Ordizia. Cruz ponía el 22-0 que ya parecía definitivo y dejaba los puntos en casa.

Eso sí, los de Marotias y Garmendia no se conformaban con la vitoria y querían el bonus ofensivo. Los dos entrenadores movían el banquillo y daban aire a sus equipos. El fondo de armario de Ampo es grande y se notó. No bajaron la intensidad y a falta de 13 minutos para la conclusión llegó el ensayo de bonus de la mano de Moala por el centro en el típico ensayo del neozelandés.

Huxford era el encargado de anotar el quinto ensayo a falta de seis minutos para el final. Nunca falta a la cita con el ensayo en Altamira el otro neozelandés ya ordiziarra. Esta vez era Mujika quien transformaba muy escorado (36-0).

El objetivo para Ampo era dejar en cero al Hernani, pero los visitantes sacaron su orgullo y en los dos últimos minutos llegaron dos ensayos casi consecutivos. El primero del joven Ormazabal tras una bonita jugada individual y el segundo de la casa, de delantero por parte de Ternisien. Con la patada que no convirtió Elosegi se llegaba al final con un marcador de 36-10.

Con este resultado y a falta de una jornada para la conclusión de la primera vuelta Ampo vuelve a la cuarta posición, mientras el Hernani se queda donde estaba, décimo, y tiene un colchón de cuatro puntos respecto al penúltimo clasificado y cinco respecto al colista, ahora el Bizkaia Gernika.

VESTUARIOS

«No hemos estado acertados» JON OTXOTORENA, Jugador del Hernani

El tercera hernaniarra, que no jugó mucho, reconoció «que nos han superado y no hay ninguna excusa. No hemos hecho nuestro juego». «Hemos perdido varios partidos seguidos y la derrota de la semana pasada nos ha podido hacer daño», apuntó el jugador. Sabe que no hay lugar para las lamentaciones y la semana que viene buscarán la victoria ante El Salvador. «Es un partido complicadísimo y luego nos visita también el Barcelona. Hay que reaccionar y nunca sabes donde vas ganar».

«Es una victoria muy importante» IÑIGO MAROTIAS Entrenador Ampo Ordizia

Marotias reconocía al final del partido que los puntos «eran muy importantes» para ellos tras «los dos últimos partidos y la derrota de la semana pasada que nos dejaron con un sabor amargo». Sobre el partido, el técnico afirmaba que todo salió según lo planeado. «No ha sido la mejor semana en cuanto a entrenamientos, pero ha salido todo como queríamos. El partido de la semana que viene, que cierra la primera vuelta «será súper duro, pero acudiremos a Valladolid a competir».

 

Fotos

Vídeos