Piqué vacila a los internacionales del Real Madrid en un grupo de 'WhatsApp'

Gerard Piqué luce el brazalete de capitán en el último amistoso Rusia-España./Afp
Gerard Piqué luce el brazalete de capitán en el último amistoso Rusia-España. / Afp

En un largo artículo, el central catalán asegura que se siente «extremadamente orgulloso» de representar a España

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

Gerard Piqué, siempre ocurrente, desvela este jueves en un artículo titulado 'A long story', publicado, en ThePlayersTribune, que cuando el Barcelona llevaba ocho o nueve puntos de ventaja sobre el Real Madrid, abrió un grupo de 'WhatsApp' con varios compañeros madridistas de la selección a los que vacila con la buena marcha de su equipo.

«Todo el mundo sabe que los futbolistas tenemos grupos de ‘WhatsApp’, pero mi favorito os puede sorprender», describe Piqué en referencia a ese chat con sus rivales merengues, colegas en ‘La Roja’. «Si sólo se leen los medios, se pensará que nos odiamos pero todos nos llevamos muy bien. Nos enviamos mensajes de texto sobre tácticas y filosofías de fútbol e incluso sobre los libros que estamos leyendo», ironiza. «No, por supuesto que es una broma. Nos cruzamos las miserias del Madrid y del Barça», aclara, por si álguien lo dudaba.

Más información

«Somos como niños pequeños. Nos reímos y nos vacilamos con cómo les va a nuestros equipos. Es bastante gracioso para mí ahora mismo, porque estamos 15 puntos por delante del Madrid y estoy siendo bastante creativo en mis respuestas. El año pasado a ellos les iba muy bien y se reían constantemente de nosotros en la selección. Cada vez que ganaban, subían fotos sin camiseta a Instagram, sonriendo y poniendo los músculos como si fueran ‘The Rock’, escribiendo Hala Madrid y emoticonos de trofeos. Este año es diferente, sus mensajes son sombríos: ‘Tres puntos hoy, debemos trabajar más’. Y les pregunto en el grupo, con ‘emojis’, que por qué están tan serios», revela Piqué. Oportunista, le buscó un nombre especial al grupo que administra: «Felicitaciones».

Decidido a dejar ‘La Roja’ tras disfrutar de su tercer Mundial, el defensa catalán presume de la buena relación que hay en el seno de la selección. «Puedo bromear con ellos porque son mis hermanos con el equipo nacional de España. Podemos odiar al club del otro, pero jugamos por el mismo país, con el mismo sueño», explica en este extenso artículo. Descubre que desde que era un niño pequeño y vio a Luis Enrique sangrar su camiseta en el Mundial de Estados Unidos’94, su sueño fue jugar con la selección.

«Estoy extremadamente orgulloso de lucir este escudo cada cuatro años en la Copa del Mundo. Tal vez eso sorprenderá a algunas personas. Si ves la televisión en Madrid, te contarán una historia muy diferente sobre mí. Dirán que soy un traidor y que quiero destrozar el país debido a mi apoyo público al derecho del pueblo catalán a votar en el referéndum sobre la independencia», desgrana Piqué, si bien matiza que nunca ha comentado cómo votaría en Cataluña y que jamás ha tratado de ser un político e influir en la gente.

El Mundial, lo mejor de su vida

«Lo que creo es irrelevante, una opinión entre millones. Es una posición difícil para mí, personalmente, porque el momento más feliz de mi vida fue ganar el Mundial con España pero, por otro lado, ser catalán está en mi sangre. Esa es mi gente, mi herencia, mi tierra. Y cuando el 80% de los catalanes dicen que quieren el derecho el voto, considero que deben de ser escuchados. Si esa opinión hace que les desagrade a mis propios compatriotas ...bueno, tengo la conciencia muy tranquila con ese pensamiento».

Acostumbrado a mojarse, a pisar todos los charcos, Piqué rechaza a quienes le aconsejan que se calle y se dedique al fútbol, que es de lo que sabe. «Es gracioso. Noté también que a algunos jugadores de la NBA les dicen «simplemente cállate y dribla» cuando expresan sus opiniones sobre problemas en la sociedad. Es ridiculo, ¿no?», se pregunta en voz alta un futbolista que define a Leo Messi como «un extraterrestre» y destaca la suma importancia que en su carrera tuvieron Sir Alex Ferguson y Pep Guardiola, a pesar de las diferencias que mantuvo con ambos técnicos en el Manchester United y el Barça.

 

Fotos

Vídeos