Una divertida 'La italiana en Argel' recuperó el espíritu de la revista

Un momento de la representación de la ópera, en la que los componentes del Coro Easo tuvieron especial protagonismo. / JOSE USOZ
Un momento de la representación de la ópera, en la que los componentes del Coro Easo tuvieron especial protagonismo. / JOSE USOZ

El público llenó el estreno de la ópera de Rossini en la Quincena Musical | El auditorio del Kursaal acogió ayer la primera de las representaciones de esta ópera bufa que volverá a programarse mañana

Itziar Altuna
ITZIAR ALTUNA SAN SEBASTIÁN.

Tras el espectáculo 'La Creación' de la Fura dels Baus que sirvió para inaugurar la Quincena Musical, ayer llegó la segunda cita fuerte del festival, con la representación de la ópera 'La italiana en Argel', uno de los títulos más populares y representativos del compositor italiano Gioachino Rossini. Con el aforo casi al completo, el auditorio del Kursaal acogió una producción a la que su director de escena, Joan Anton Rechi, dotó de aires de revista, con muchas plumas, brillos y purpurina sobre el escenario. Más de 200 técnicos y cantantes desfilaron por el escenario.

El libreto, que se estrenó en Venecia en 1813, cuenta las peripecias de una dama italiana, Isabella, interpretada por la mezzosoprano Marianna Pizzolato, que acude al rescate de su prometido Lindoro, preso por el rey Mustafá, quien a su vez pretende casarlo con su esposa Elvira y él mismo quiere buscarse una nueva esposa italiana.

Los enredos y malentendidos están a la orden del día, y el montaje mostró un trepidante ritmo, en el que continuamente estaban pasando cosas y en el que los personajes iban apareciendo sobre el escenario. Entre los solistas, destacó la presencia de la soprano donostiarra -afincada en Alemania- Arantza Ezenarro, quien se subió de nuevo al escenario del Kursaal para participar en una ópera.

Los componentes del Coro Easo tuvieron un destacado papel y su presencia fue continua

A las órdenes de la batuta del maestro Paolo Arrivabeni, uno de los grandes especialistas actuales en la dirección de óperas italianas del siglo XIX, la Orquesta Sinfónica de Euskadi volvió a estar en el foso, junto a otra de las agrupaciones corales asiduas al festival, el Coro Easo, cuyos 18 coralistas tuvieron un destacado papel en la función, ya que su presencia fue continua durante toda la trama. El director del coro, Sergio Pedrouso, ya había reconocido que el papel de la agrupación en esta obra iba a ser «más exigente» que en otras del repertorio rossiniano.

Regreso a Argentina

La versión de 'La italiana en Argel' que se pudo ver ayer en el Kursaal es una coproducción entre el teatro Colón de Buenos Aires, el Festival de Verano de San Lorenzo de El Escorial y la Quincena Musical. Su primera representación fue en la capital bonaerense en mayo y a finales de julio se estrenó en Madrid. Tanto el decorado como el vestuario se diseñaron en el teatro Colón y tras su desmontaje, viajaron en barco a España durante más de un mes, en un contenedor.

La primera representación en la capital bonaerense fue en un escenario «mucho mayor» por lo que la producción se ha tenido que adaptar a las dimensiones y recursos técnicos del Kursaal, algo que el director de escena ya había contemplado a la hora de diseñar la puesta en escena. «Cada teatro tiene sus características y dimensiones, y hay que adaptarse a ellas», aseguraba Reichi, quien añadía que, al tratarse el Kursaal de un espacio más reducido, «la obra ha funcionado mejor porque queda más íntimo y eso potencia más las situaciones».

Con la elección de este título, uno de los más notables de la primera época de Rossini, la Quincena Musical ha querido sumarse a las celebraciones del 150 aniversario de la muerte en París de Rossini, cuya música ha estado muy presente en el festival desde sus inicios. De hecho, esta ópera ya se había representado en el festival en 1992, producida por la ópera de Montecarlo y dirigido por Pier Luigi Pizzi. Entonces también, la Orquesta Sinfónica de Euskadi y el Coro Easo participaron en el montaje.

Quienes ayer no pudieron ver esta última producción de la 'La italiana en Argel', tendrán una última oportunidad mañana, ya que volverá a representarse a las 19.00 horas en el Kursaal. Después, los decorados y el vestuario volverán al teatro Colón de Buenos Aires, donde está previsto que se programe de nuevo esta versión.

 

Fotos

Vídeos