Ainhoa Arteta defiende a Plácido Domingo: «¿Qué hay de malo en que a un hombre le gusten las mujeres?»

Ainhoa Arteta esta semana en el Kursaal de San Sebastián, donde protagonizará mañana la ópera 'Madame Butterfly'./Usoz
Ainhoa Arteta esta semana en el Kursaal de San Sebastián, donde protagonizará mañana la ópera 'Madame Butterfly'. / Usoz

«Me ayudó muchísimo al principio de mi carrera y a mí jamás, y lo puedo decir sobre una Biblia o un polígrafo, me ha pedido nada a cambio», asegura la soprano tolosarra | «Es la persona más respetuosa que he conocido. Es todo una canallada»

DV Y AGENCIAS

La soprano tolosarra Ainhoa Arteta, que debutó en el Teatro Real junto a Plácido Domingo en 2013, ha asegurado este miércoles que el tenor, al que varias mujeres acusan de acoso sexual en los años 80, es «un caballero» y «la persona más respetuosa» que ha conocido en su vida: «Es todo una calumnia» y «una canallada», ha dicho.

Nueve mujeres -ocho cantantes y una bailarina- han asegurado que Domingo las sometió a acoso sexual, según testimonios recogidos en un reportaje de la agencia AP, ante lo que el tenor ha respondido que creyó «siempre» que todas sus «interacciones y relaciones» con mujeres eran «bienvenidas y consensuadas».

Ainhoa Arteta, que ganó el concurso que creó Plácido Domingo, Operalia, ha asegurado en Telecinco que le parece «una injusticia» lo sucedido: «Me ayudó muchísimo al principio de mi carrera y a mí jamás, y lo puedo decir sobre una Biblia o un polígrafo, me ha pedido nada a cambio». «Yo hice Operalia y a mí no me puso una mano encima. Gané el concurso y había un jurado. Las carreras no se hacen acostándote, sino con esfuerzo y aprendizaje«, ha subrayado.

«Es un caballero por encima de todo, un señor al que le pueden gustar las mujeres ¿Y qué hay de malo en eso? ¿A cuántos hombres le gustan las mujeres?. Antiguamente esto se llamaba ligar si es que se le llama de alguna manera, pero de esto a que hagan ver que es un acosador cuando es la persona mas caballerosa y respetuosa que he conocido en la vida, jamás de los jamases«.

La soprano -que protagonizará este jueves en el Kursaal la ópera 'Madame Butterfly', ha recordado que cuando ella empezó su carrera se dijo que «se acostaba con Plácido Domingo«. »Jamás en la vida he tenido una relación con Plácido Domingo. Si ese bulo que soltaron hay mucha gente que se lo cree pues... Hoy día es muy fácil difamar y hundir a una persona. Es totalmente injusto«, ha criticado.

Ainhoa Arteta ha precisado que «no puede testimoniar» sobre las relaciones de Domingo, pero que «si las tuvo, las tuvo con consentimiento». «Nunca jamás en la vida yo me podría creer que Plácido pudiera acosar a alguien o que no fuera consentido», ha aseverado.

«Es una calumnia muy grande y eso te puede hacer un daño horroroso y no hay derecho. No hay pruebas. Ahora destruimos un ser que es grandioso en la ópera y fundamental» Ainhoa arteta

«Igual a esta señora le ha tocado una pierna y le ha parecido un horror pero tú entonces dices 'no me toques la pierna'», ha indicado la artista, que ha asegurado que ella es «bastante cortante» al respecto.

«Esto no se le puede hacer a Plácido Domingo. Es entrañable, se hace querer. Igual se podría hacer otro reportaje al revés. Es una calumnia muy grande y eso te puede hacer un daño horroroso y no hay derecho. No hay pruebas. Ahora destruimos un ser que es grandioso en la ópera y fundamental», ha añadido.

Paloma San Basilio

También la artista Paloma San Basilio ha defendido a Plácido Domingo, asegurando que con ella «siempre fue un caballero, un gran compañero y un generoso artista, de los que no abundan». «Lamento enormemente los comentarios que se están vertiendo en prensa sobre el señor Plácido Domingo y solo puedo afirmar que siempre fue un caballero conmigo, un gran compañero y un generoso artista, de los que no abundan, y con el que tuve el privilegio de compartir escenario«, ha apuntado en un comunicado.

En este sentido, Paloma San Basilio ha recordado «como testimonio» de esta colaboración conjunta un especial de televisión y disco «memorables» de los que pudieron «disfrutar mucha gente y en los que se ve claramente su compañerismo, entrega, respeto y talento».

Mazazo brutal para el mundo de la lírica

Ainhoa Arteta y Paloma San Basilio se suman con estas declaraciones al mazazo brutal que recibió este martes el mundo de la lírica. Plácido Domingo (Madrid, 1941), el titán de la ópera, que acaba de celebrar por todo lo alto una gala española en las Termas de Caracalla, ha sido acusado por nueve artistas (ocho cantantes y una bailarina) de presunto acoso sexual. Los hechos, ya sean besos o caricias indeseadas, se remontan a la década de los 80 y de los 90, sin que haya mediado hasta ahora ninguna denuncia formal. Los testimonios, recogidos por la agencia AP, son casi todos anónimos y provienen de profesionales estadounidenses.

La reacción del tenor madrileño (reconvertido en barítono) no se ha hecho esperar: «Reconozco que las reglas y valores por los que hoy nos medimos -y debemos medirnos- son muy distintos de cómo eran en el pasado. He sido bendecido y privilegiado de haber tenido una carrera de más de 50 años, y me ceñiré al más alto estándar».

Hasta ahora, solo una supuesta afectada se ha presentado con nombre y apellidos. Se trata de Patricia Wulf, una mezzosoprano retirada de 61 años que vivió su momento más álgido en un montaje de 'Fedora' en la Washington Opera, a finales de los 90. Le tocaba interpretar un rol menor, pero compartía escenario con el tenor madrileño y la mítica soprano Mirella Freni. Domingo ya era entonces director artístico del teatro lírico más importante de la capital de EE UU. Una situación de poder que, en palabras de Wulf, le hacía sentir muy cohibida. Hasta el punto de que, pese a tener 40 años y estar casada, le resultaba «extremadamente difícil» rechazar la actitud de Domingo.

No dejaba de esperarme a la salida del camerino. A veces entraba sin avisar... ¿Qué podía hacer?» TESTIMONIO DE PATRICIA WULF

«La reglas y valores por los que hoy nos medimos son muy distintos de cómo eran en el pasado»

«Que un hombre tan poderoso -¡es como Dios en mi negocio!- se acercara a ti con una proximidad tan grande... ¡A pocos centímetros de mi cara! ¿Quién le dice que no? En aquella época no dejaba de esperarme a la salida del camerino. A veces incluso entraba sin avisar... Me pedía para salir después de las funciones... ¿Qué podía hacer? ¿Tendría que haberle acompañado? No, no lo hice. Entre nosotros no existió contacto físico pero... ¡aquello era acoso! ¡Yo lo percibí como acoso! Un comportamiento así revela una intencionalidad. Se quería acostar conmigo», afirma la excantante entre lágrimas en declaraciones a la televisión americana.

Más

Según su versión, el miedo a verse perjudicada laboralmente le paralizaba. «Un compañero de trabajo se animó a apoyarme si yo denunciaba... Pero era imposible... De hacerlo, me habrían despedido a mí y no a Plácido Domingo». La trayectoria de Patricia Wulf, de todas formas, no fue más allá. En los cuatro años siguientes, la mezzosoprano apenas actuó en su país, limitándose a temporadas de segunda, ya fuera en Carolina, Baltimore o Sarasota.

El resto de acusaciones contra Domingo ofrecen muchos detalles íntimos, del cariz de «me tocó la pierna debajo de la falda», «me dio un beso húmedo» o «me llamaba constantemente al móvil de madrugada». Supuestamente se trataba de artistas veinteañeras, que se sintieron «incómodas» y «confusas» ante el proceder del tenor más poderoso del panorama internacional. Una de ellas llegó a tener relaciones consentidas con Domingo.

«Las acusaciones de estas personas que se remontan hasta tres décadas atrás son profundamente preocupantes y, tal como se presentan, inexactas. Aun así, es doloroso oír que he podido molestar o hacer sentir incómodo a alguien, da igual cuánto tiempo haga de ello y a pesar de mis mejores intenciones», lamenta el cantante madrileño. Muy activo dentro y fuera de los escenarios, como intérprete y director de orquesta, además de máximo responsable de la Ópera de Los Ángeles y de la Ópera Nacional de Washington, le sobra tiempo para presidir el concurso Operalia. Tiene 78 años y su lema de vida es 'si me detengo, me oxido'. Su próximo compromiso: el día 25 cantará en la ópera 'Luisa Miller', en el Festival de Salzburgo. Todas las entradas están vendidas.

Filadelfia y San Francisco cancelan actuaciones del tenor

La Orquesta de Filadelfia y la Ópera de San Francisco han cancelado sendas actuaciones de Plácido Domingo, previstas para el 18 de septiembre y el 6 de octubre, respectivamente. Así lo han confirmado las propias instituciones. En el caso de la californiana, explica que está comprometida con «una fuerte política contra el acoso sexual» que requiere a todos los miembros «los máximos estándares de conducta profesional».

Se trata de las primeras cancelaciones tras las denuncias. Por el momento, la presidenta del Festival de Salzburgo en Austria, Helga Rabl-Stadler, ha confirmado que el certamen mantendrá las funciones previstas para el 25 y el 31 de agosto de la ópera 'Luisa Miller' de Verdi en las que actúa el tenor. Domingo también ha recibido el apoyo de Joseph Volpe, exdirector general de la Metropolitan Opera.