La realidad virtual invita a sentir el terror más terrorífico en Donostia

La realidad virtual invita a sentir el terror más terrorífico en Donostia

El Festival de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián presenta una sección que ofrecerá al espectador la posibilidad de sentirse perseguido

Olga Agirre
OLGA AGIRRE

Una pequeña estancia del Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián ofrece la posibilidad al espectador de sentirse perseguido por un psicópata atado a una camilla o vivir historias de miedo que se cuentan alrededor de una hoguera mediante una selección de piezas de realidad virtual (VR) que invitan a experimentar el terror más terrorífico.

Es la sección que estrena este año el Festival de Cine Fantástico y de Terror, que se celebra esta semana en la capital guipuzcoana, y que acoge una docena de producciones representativas del género de realidad virtual, todavía en ciernes, pero que ya han probado realizadores como el francés Alexander Aja, Palma de Oro en Cannes (1997) y galardonado en Sitges por «Haute Tensión» en 2003 y el español Nacho Vigalondo.

'Ceremony' (2016), un thriller en el que el espectador se ve inmerso en una ficción para matar a un empresario, del realizador cántabro, es junto con 'Talisman', de Carlos Theron, la oferta española en la muestra que ofrece también dos piezas de 'Campfire Creepers', que giran en torno a las historias de miedo que se cuentan alrededor de una hoguera, dirigidas por Alexander Aja.

Varias películas

El comisario de la muestra, Zacarías de Santiago, ha explicado este viernes en rueda de prensa que la sección presenta piezas representativas del VR y estrenos como 'Kolbod', una producción alemana de Max Sacker que llega a San Sebastián tras su paso por el Festival de Venecia y que está acompaña de un cortometraje del mismo nombre donde se facilitan las pistas adentrarse en la realidad virtual.

Incluye también 'Halcyon', una serie interactiva de cinco episodios de Benjamin Arfmann (EEUU), la coreana 'Obituary', 'Dinner Party', sobre la supuesta abducción de un matrimonio en Estados Unidos por parte de alienígenas, y 'The Spacewalker', que a través de las gafas de realidad virtual permite vivir las sensaciones del primer paseo espacial de un astronauta ruso en 1965.

El director de la productora española de contenidos VR The Greyskull Company, Roberto Romero, ha explicado en rueda de prensa que el terror es un género idóneo para verlo en realidad virtual porque permite sumergirse en la pantalla «desde el minuto uno» aunque provoca que «más de uno salga gritando del lugar porque cree que realmente le están persiguiendo unos zombis».

«El espectador olvida el mundo real y entra en la ficción», ha explicado Romero, quien ha recordado que a la parte audiovisual se le sumarán en un futuro guantes táctiles y sensación de olores por lo que la experiencia será «realmente terrorífica».

Presupuestos modestos

Los presupuestos de estas producciones, que son modestos comparados con las películas de Hollywood, son sufragados por los fabricantes del «hardware», que invierte en los creadores para obtener un catálogo de títulos de calidad que atraigan al gran público y se acerque a conocer el VR, ha explicado.

En este sentido, ha considerado positivo que cada vez más festivales como Tribeca, Sitges o Venecia cuenten con una sección VR porque se da «visibilidad» a este tipo de películas que se encuentran en la actualidad como el cine en tiempos de los hermanos Lumiere, cuando «todavía se estaba definiendo el lenguaje del medio» cinematográfico.

«Hace cinco años que salieron al mercado las primeras gafas y existe ya un catálogo de 1.500 títulos de calidad» entre historias de ficción y educativas pero en un lustro la tecnología llegará a los hogares, augura Romero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos