Elcano salta a las pantallas de cine

Ángel Alonso, el director, y Ricardo Ramón, el productor ejecutivo con el cartel de la película. /Jose Mari López
Ángel Alonso, el director, y Ricardo Ramón, el productor ejecutivo con el cartel de la película. / Jose Mari López

La película de animación del estudio irunés Dibulitoon se estrenará el viernes que viene en salas comerciales, que ha sido ya adquirida por diez países

Borja Olaizola
BORJA OLAIZOLA

Llega la hora de la verdad para 'Elcano y Magallanes, la primera vuelta al mundo'. La película de animación más ambiciosa del estudio irunés Dibulitoon se estrenará el viernes en un centenar de salas comerciales españolas. Será la prueba de fuego del tercer largometraje dirigido por el pasaitarra Ángel Alonso, una película de aventuras inspirada en el viaje de la expedición que partió hace cinco siglos de Sevilla con rumbo a las islas Molucas y que culminó con la primera circunnavegación del planeta. El filme se proyectará este sábado por la tarde en el teatro Victoria Eugenia de San Sebastián en una gala de preestreno a la que acudirán representantes de las instituciones, empresas y entidades que han colaborado en el proyecto.

El estudio Dibulitoon juega a partir de la semana que viene en una nueva liga, la de las grandes producciones de animación. Su película sobre Elcano no solo es la más ambiciosa de las nueve que ha realizado, sino que además tiene todos los ingredientes para convertirse en una de las revelaciones de la temporada cinematográfica: una buena historia, una puesta en escena muy trabajada, una excelente caracterización de personajes y una música que suena de maravilla. Aunque el presupuesto con el que ha trabajado el estudio irunés está muy por debajo de las superproducciones de animación, el largometraje tiene una excelente factura y a buen seguro va a dar muchas satisfacciones a sus autores.

«Hay un equilibrio respecto a la historia y la espectacularidad de una película de aventuras»

'Elcano y Magallanes, la primera vuelta al mundo' ha costado en torno a 1,5 millones de euros, que es la cantidad que las grandes productoras suelen invertir solo en los vídeos destinados a la promoción de sus largometrajes. El rodaje de una película de los estudios que dominan el mercado de animación, con Pixar a la cabeza, suele situarse entre los 100 y los 150 millones de euros, es decir, diez veces más que la cantidad invertida por Dibulitoon en su último proyecto.

El productor y el director de la película, Ricardo Ramón y Ángel Alonso, se mostraron ayer muy satisfechos del resultado del trabajo en una comparecencia que tuvo lugar al término de un pase especial para la prensa. Tanto Ramón como Alonso coincidieron en señalar que el objetivo que se marcaron hace ya veinte años cuando surgió la primera idea de hacer una animación sobre Elcano está cumplido. El director quiso dejar claro que se trata sobre todo de una película de aventuras. «Que nadie se acerque a la pantalla pensando que va a ver un documental que reconstruye lo que de verdad ocurrió en aquel viaje, hemos aprovechado el episodio histórico para hacer una animación lo más entretenida posible y dirigida al público juvenil».

Más joven y con novia

Los responsables de Dibulitoon se han tomado ciertas licencias para dar intensidad dramática al largometraje. Elcano aparece en pantalla con unos cuantos años menos de los que tenía en realidad cuando se embarcó en la flota de Magallanes. «Nuestro Elcano es al principio poco más que un adolescente aunque sabemos que el de verdad tenía ya cuarenta años cuando se puso a las órdenes de Magallanes. Nos convenía un Elcano más joven porque así hacemos que el personaje se vaya curtiendo a lo largo del viaje, de modo que cuando tiene que hacerse cargo de la expedición es ya un marino y un hombre experimentado».

Otra de esas licencias es el romance que el protagonista de la película mantiene con una indígena, un extremo del que no hay constancia en crónica alguna pero que contribuye a que la narración resulte más entretenida. Alonso tiene además claro que respetar el verdadero curso de los acontecimientos de aquel viaje hubiese colisionado con el espíritu que desde el principio quiso imprimir a la película. «No hay que olvidar que de los más de 200 hombres que partieron de Sevilla solo llegaron 18, es decir, que fue una travesía llena de tragedias con episodios terribles como la decapitación o el degüello de algunos oficiales. La de la vuelta al mundo es una historia muy cruel y muy poco edificante para el público juvenil que buscamos».

El guion de la película es obra de Garbiñe Losada y Juan Antonio Vitoria. Pese a las licencias en lo que se refiere a la edad de Elcano y a su novia, la narración es en líneas generales muy respetuosa con los acontecimientos de aquel viaje. «Hemos tenido que condensar en 80 minutos lo que ocurrió en tres años, así que hemos dejado fuera infinidad de episodios», indicó Alonso, que elogió el trabajo realizado por los guionistas. «Creo que hemos conseguido un equilibrio muy meritorio entre la fidelidad al relato y la necesaria espectacularidad que debe tener una película de aventuras», insistió el director. Prueba de la buena aceptación comercial del producto es que antes de su estreno ha sido vendido ya a una decena de países, entre ellos Rusia, Francia, China e incluso Portugal, el lugar de origen de Magallanes.

Alonso se refirió también al trabajo de documentación realizado para reproducir los vestidos, los barcos o las ciudades de hace cinco siglos. Mencionó en ese sentido una anécdota reveladora: «Cuando se escribió el guion incorporamos una escena en la que Elcano se ataba a una rueda de timón, uno de esos redondos de madera que salen en todas las películas. Luego nos dimos cuenta de que ese timón se inventó dos siglos más tarde, así que tuvimos que dar marcha atrás y retirar la secuencia. Las naos originales equipaban un timón más rudimentario que parece una viga, que es al final el que dibujamos».

El proyecto ha contado con el apoyo del Gobierno Vasco, el Ministerio de Cultura, EITB, RTVE, el programa Ibermedia y la Diputación de Gipuzkoa, así como con la colaboración de la Comisión del V Centenario y Elkano Fundazioa.

Una banda sonora de lujo con la OSE, el Orfeón y La Oreja de Van Gogh

La banda sonora es uno de los aspectos de la película sobre Elcano que más satisfacen a su director, Ángel Alonso. El cineasta pasaitarra se mostró ayer especialmente orgulloso de la música que acompaña las imágenes del relato de la primera vuelta al mundo. «En una película de animación cada especialista hace su trabajo de forma individual como si no tuviese nada que ver con el de los demás. El ensamblaje de todos esos elementos se logra por medio de la música, que a mi juicio es la que logra integrar y dar sentido a la narración».

Alonso dedicó encendidos elogios tanto a la banda sonora, obra de Joseba Beristain, como a los intérpretes, entre los que están la Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE), el Orfeón Donostiarra y el especialista en música antigua Enrique Solinís. Esa alineación de lujo se enriquece con la presencia de La Oreja de Van Gogh, que cierra la película con la interpretación de la canción 'Confía en el viento', salida de su puño y letra. El director agradeció a todos los intérpretes su buena disposición a la hora de trabajar, al tiempo que se felicitó por la calidad del resultado. «Cuando empezamos pensamos que trabajar con la Orquesta de Euskadi iba a quedar fuera de nuestras posibilidades, pero este proyecto ha tenido la virtud de hacer fácil lo más difícil y al final hemos conseguido convertir en realidad lo que parecía impensable», remató Alonso.

Aplicación de audio

La ONCE va a estrenar un sistema de audiodescripción en euskera para la versión original de 'Elkano, lehen mundu bira'. El director de la organización en Gipuzkoa, Roberto Doval, explicó ayer que se trata de una aplicación que permite a los espectadores con problemas de visión un seguimiento de las películas que va más allá de la escucha de los diálogos. «Basta con bajar la app AudescMobile, desarrollada por la empresa S-Dos con el apoyo de la ONCE y la Fundación Vodafone España para que el espectador tenga un audio de respaldo que le proporciona información sobre lo que ocurre en la pantalla: la ropa que viste el personaje, su edad, si sonríe o está enfadado... Son detalles que agradecemos los más de 1.000 afiliados de la ONCE en Gipuzkoa y los más de 60.000 que hay en todo España».

Doval recordó que la incorporación de esa aplicación para la versión en euskera ha sido posible gracias a la financiación proporcionada por Zinebai, la plataforma que trabaja para facilitar la accesibilidad al cine en euskera.

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de San Sebastián, Jon Insausti, se felicitó por poder estrenar en el Victoria Eugenia «un producto de casa» en el que tanto la historia como los que la cuentan e incluso quienes le han puesto la música tienen marchamo guipuzcoano.