Agradecidas «a aquellas mujeres valientes»

Integrantes de la Compañía de Olaberria, con su cantinera, Nara Pérez Rivas, saltan alegres en el Alarde de la mañana. / FOTOS ARIZMENDI
Integrantes de la Compañía de Olaberria, con su cantinera, Nara Pérez Rivas, saltan alegres en el Alarde de la mañana. / FOTOS ARIZMENDI

Las referencias de las cantineras a quienes abrieron la puerta del Alarde igualitario fueron constantes. «Tenemos que seguir el camino de las que, hace veinte años, nos dieron voz y lucharon por nosotras»

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.

«Nuestro agradecimiento infinito a aquellas mujeres valientes. Si ellas no hubieran tenido la valentía de dar el paso, hoy no estaríamos viviendo las fiestas de nuestro pueblo como más nos gusta y como queremos. Tenemos que seguir en el camino de las que, hace veinte años, nos dieron voz y lucharon por nosotras», decía Irene Rubio, la cantinera de la Compañía Landetxa.

«He disfrutado mucho este año viendo cómo mi familia y amigos se ilusionaban tanto con los preparativos», apuntaba Nara Pérez, la cantinera de la Compañía Olaberria. «Tengo que dar las gracias a personas como mi padre, mi madre y mi tía, que iniciaron esta bonita y necesaria locura y a las personas que me han animado, pese a tener diferentes puntos de vista. Este Alarde me encanta, por dejar que cada persona pueda ser lo que quiera».

«Para mí, todos los años son especiales, desde que un grupo de mujeres y hombres decidieron hacer posible este Alarde», comentaba Jone Romón, cantinera de la Escolta de Caballería. «Lo bueno es que esto no termina aquí y que voy a seguir desfilando y disfrutando igual año tras año».

Tanto el día 28, cuando fueron presentadas en la plazoleta del Juncal, como en sus palabras del día de San Marcial, las cantineras del Alarde igualitario de 2018 han hecho continuas referencias a las mujeres que, hace veinte años, conformaron el primer Alarde público y a los hombres que las acompañaron.

Una de esas mujeres fue Elixabete Rekarte, la nueva cabo de hacheros, que participó en el Alarde igualitario de 1998 como cantinera de Artillería. «Esto es lo bonito de nuestro Alarde», decía, «que no te limita a salir de cantinera y se acabó, sino que te permite salir donde quieras y ése es un sueño que estamos haciendo realidad desde 1996».

Todos los componentes del desfile igualitario «los y las que empezaron, los y las que seguimos y los y las que vendrán somos importantes en este sueño», añadía Elixabete. «Y no nos olvidamos de las personas que nos apoyan en las aceras, que son parte muy importante de esta historia».

Y uno de los hombres que apoyó a aquellas mujeres y que participó en aquel desfile de 1998 fue el entonces capitán de la Compañía Anaka, Xabier Pérez Herrero, quien señalaba ayer que «nuestra lucha viene desde hace veinte años y acabará con la unidad tarde o temprano. Pero no es una lucha beligerante hacia quienes entienden el Alarde de otra manera. Nuestro objetivo es convencer y seguir adelante sin rencor alguno».

Más Alarde público de San Marcial 2018

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos