Alarde de Hondarribia: La Compañía Jaizkibel pone «dos condiciones» para dialogar con Alarde Fundazioa

La Diputación lo considera «positivo», en tanto que «hay dos partes que se reconocen mutuamente y hay una pretensión de acercamiento»

EL DIARIO VASCO

La compañía Jaizkibel que organiza el Alarde mixto de Hondarribia (Gipuzkoa) ha mostrado su disposición a «sentarse en una mesa de diálogo» con Alarde Fundazioa, que organiza el alarde tradicional de la localidad, para buscar «soluciones al conflicto», pero «con dos condiciones.

Alarde Fundazioa propuso el pasado febrero la creación de una mesa de diálogo para «evitar que se vuelvan a reproducir los graves incidentes acontecidos el pasado 8 de septiembre» durante la celebración del Alarde de Hondarribia, cuando hubo enfrentamientos entre los partidarios de ambos alardes. Se da la circunstancia de que el martes Alarde Fundazioa aseguró que lamenta que Jaizkibel haya rechazado su propuesta de diálogo.

La Diputación de Gipuzkoa también planteó la puesta en marcha de un diálogo para abordar el conflicto. En un comunicado, la compañía Jaizkibel ha confirmado este miércoles su participación en la propuesta impulsada por la institución foral y el Ayuntamiento de Hondarribia, a la «espera de noticias» de ambas instituciones.

En cuanto a la propuesta de Alarde Fundazioa, la compañía Jaizkibel ha decidido tomar parte «en una mesa de diálogo» de cara al próximo Alarde de Hondarribia, pero con «dos condiciones», la primera que «el mediador» que tome parte en las conversaciones cuente con la «aprobación de Alarde Fundazioa y de la Compañía Jaizkibel« y, la segunda, que el objetivo del diálogo sea lograr »una solución consensuada al problema del Alarde« entre ambas partes y el pueblo de Hondarribia, puesto que el Alarde es patrimonio cultural de «todos» los hondarribitarras.

Preguntado por los periodistas sobre esta cuestión en las Juntas de Gipuzkoa, el diputado foral de Cultura en funciones, el socialista Denis Itxaso, ha dado por «bueno» cualquier intento de diálogo, «máxime cuando hay posturas tan enfrentadas y que están irreconciliables».

«Siempre he reivindicado cada vez que he estado presente en los alardes el derecho a la convivencia festiva y a la igualdad», ha señalado, para añadir que «las fiestas deben de ser para pasarlo bien, para el disfrute de la ciudadanía y para fortalecer nuestro arraigo y nuestro sentimiento de pertenencia del municipio».

Por su parte, el portavoz de EH Bildu en el Parlamento foral, Juan Karlos Izagirre, ha manifestado su deseo de que «se respeten los derechos que tienen todas las mujeres a participar libremente en las fiestas de sus pueblos» y ha esperado que exista «un diálogo que sea para garantizar que este derecho se cumpla».