Se potenciará el euskera en los contratos públicos

La Diputación y 36 ayuntamientos acuerdan nuevos requerimientos lingüísticos

A. LERATE ,DIARIOVASCO.COM

Un total de 36 ayuntamientos guipuzcoanos, la Diputación, la Mancomunidad de Urola y la Asociación de Municipios Vascos (UEMA) aplicarán «requerimientos» lingüísticos, «de manera unificada», en la contratación administrativa de obras, proyectos y servicios, algunos de estos últimos solo en euskara. El objetivo es «garantizar» los derechos lingüísticos e impulsar la oficialidad de la lengua vasca.

La medida fue presentada ayer por el director foral de Euskara, Zigor Etxeburua. Estuvo acompañado por algunos de los concejales de los municipios que participan en esta iniciativa, como Gari Berasaluze y Alaitz Aizpurua, ediles en Zarautz y Usurbil, respectivamente.

Etxeburua explicó que «se han acordado criterios lingüísticos para las contrataciones y el procedimiento de aplicación de manera unificada». La medida ha sido acordada por los ayuntamientos de Deba, Eibar, Elgoibar, Mutriku, Soraluze, Aretxabaleta, Arrasate, Bergara, Eskoriatza, Oñati, Astigarraga, Hernani, Usurbil, Anoeta, Ibarra, Irura, Tolosa, Zizurkil, Lazkao, Ordizia, Errenteria, Lezo, Pasaia, Oiartzun, Getaria, Orio, Zarautz, Zumaia, Legazpi, Urretxu, Aizarnazabal, Azkoitia, Azpeitia, Beizama, Errezil y Zestoa, además, de la Diputación, UEMA y la Mancomunidad de Urola.

Etxeburua destacó que la «colaboración, la efectividad, la ayuda y la oficialidad» del euskera marcan esta propuesta, que es resultado de un proceso «modélico y ejemplar», porque ha contado con el trabajo común de técnicos lingüísticos de municipios con características sociolingüísticas «distintas» y concejales «de diferentes colores políticos».

Unificación

Además, señaló que esta es una herramienta para «poner en vigor unos criterios lingüísticos y ver que se aplican en toda su extensión. Hemos creado un procedimiento para el desarrollo de una Ley. Hasta ahora cada ayuntamiento aplicaba los criterios lingüísticos a su manera, pero ahora se hará de forma unificada y siguiendo a la Ley».

Se regulará el idioma en el que se prestará el servicio, la competencia lingüística que se requerirá a los trabajadores de las empresas, la lengua en la que se configurará el paisaje lingüístico (rótulos, señalizaciones, folletos, software o megafonía), la forma en la que se llevará a cabo la atención a la ciudadanía y la lengua que se usará para relacionarse con la administración», con vistas a garantizar que «también sea en euskara».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos