Investigan un brote de gastroenteritis que podría haber afectado a la mitad de Usurbil

Un vecino de Usurbil coge un paquete de agua en un centro comercial, gesto que esta semana se ha repetido mucho en la localidad ante el miedo a beber agua de grifo./MICHELENA
Un vecino de Usurbil coge un paquete de agua en un centro comercial, gesto que esta semana se ha repetido mucho en la localidad ante el miedo a beber agua de grifo. / MICHELENA

Sanidad estudia el origen y el Ayuntamiento recomienda no beber agua directamente del grifo

GAIZKA LASAUSURBIL.

Ha solido pasar en familias o entre compañeros de trabajo. En pequeñas comunidades. La gastroenteritis ataca por barrios. Pero esta vez se ha cebado con todo un pueblo. Sanidad investiga un brote de esta enfermedad en Usurbil al constatar un inusualmente elevado porcentaje de casos registrados esta semana en el municipio. Afecta a «la mitad de los vecinos», decía ayer el 'trending topic' callejero en la localidad.

El Ayuntamiento no cuantifica la afección pero mantiene desde el martes una interlocución directa con Osakidetza para averiguar las causas del brote. De momento, el indicador más fiable con el que cuenta lo extrae de la ikastola Udarregi. Según el alcalde, Xabier Arregi, en el pico máximo del episodio de gastroenteritis, el martes, «faltaron a clase 180 alumnos de Primaria y Secundaria (entre 7 y 12 años)». Cerca de la mitad del total. No obstante, lo más positivo para el primer edil apunta a la evolución de la semana. «El miércoles la cifra había bajado a 160 y el jueves se ha quedado en 80». Por todo ello, Arregi manifestaba que «tenemos la sensación de que lo peor ha pasado y no tenemos que caer en el alarmismo».

Los primeros indicios de una masiva afección se detectaron a inicios de la semana. Entre el lunes y el martes, unos 80 vecinos acudieron al ambulatorio aquejados de gastroenteritis, 25 menores y más de 50 adultos, según Osakidetza. El 30% de todas las consultas de estos días guardaron relación con esta indisposición.

Aguas del Añarbe aclara que Usurbil se abastece de fuentes propias y no de la red de la mancomunidad AGUA

El alcalde llama a la tranquilidad, convencido de que «lo peor ya ha pasado» AYUNTAMIENTO

Osakidetza reitera que el lavado de manos es la medida más eficaz para evitar propagar la infección RECOMENDACIÓN

A partir de ahí se inició una coordinación entre el Ayuntamiento y Sanidad que ha derivado en un equipo de trabajo con representación de epidemiología y microbiología del Hospital Universitario Donostia, médicos del centro de salud Usurbil, Sanidad ambiental y la responsable de servicio socio-sanitario del Ayuntamiento. El departamento de Salud del Gobierno Vasco informó ayer de que «se está llevando a cabo un registro diario de número de consultas por síntomas gastrointestinales sobre el total de consultas en pediatría y medicina de familia y se están recogiendo muestras para un coprocultivo con el fin de localizar en los próximos días el foco de este brote».

Bando a los vecinos

Se desconoce, por tanto, su origen, aunque las primeras medidas de precaución han apuntado al consumo de agua. En un bando dirigido a todos los usurbildarras, el alcalde explicó ayer que «siguiendo las recomendaciones del departamento de Salud del Gobierno Vasco y hasta no tener los resultados microbiológicos definitivos, hemos visto oportuno tomar medidas de prevención para poder evitar la propagación de la infección». Y como final del texto, concluía: «Por todo ello, os recomendamos no consumir agua directamente del grifo». Arregi matizó que «lo hemos hecho por si acaso, como medida de precaución, sin saber todavía de qué se trata».

Horas antes de que esta circular llegara a los hogares de Usurbil, Osakidetza envió un informe al Ayuntamiento donde señalaba que el brote ha tenido el mismo comportamiento en todos los barrios, hayan bebido agua de Añarbe o no. Citaba expresamente que «a los vecinos de Zubieta, San Esteban y Aginaga les ha afectado del mismo modo la gastroenteritis pese a no beber allí agua de Añarbe». Por eso, pese a no contar con resultados, su tesis se orienta a que ha podido ser un virus el causante de los síntomas. De todas formas, no descartan ninguna hipótesis.

Fuentes de la Mancomunidad de Aguas del Añarbe explicaron ayer a este periódico que «no sabemos lo que ha ocurrido, pero si hubiera sido por la calidad del agua, en ningún caso sería por aguas de Añarbe». Argumentaron su tajante afirmación desvelando que «Usurbil, por decisión propia, utiliza para casi la totalidad de su población fuentes de abastecimiento propias y no se conecta a aguas de Añarbe salvo en algunas excepciones». Añadieron que ayer sí se conectaron a su red, pero no durante los días precedentes y subrayaron que «nuestras aguas se someten a controles rigurosos de cientos de miles de parámetros por lo que podemos garantizar que no ha habido problemas en cuanto a potabilidad en los últimos quince o veinte años».

Según Osakidetza, en esta época del año es frecuente que surjan brotes de gastroenteritis, lo que soporta con el dato de que desde septiembre ha emergido con fuerza hasta en tres ocasiones en Gipuzkoa». Sin embargo, lo de esta semana en Usurbil escapa a los parámetros habituales. Lo corroboran desde la farmacia Amenabar del centro del pueblo. Solo esta semana ha vendido 57 cajas de suero cuando la media de cada mes se sitúa en 8. De hecho, del 1 al 12 de noviembre, se había comprado allí solo una caja.

Síntomas leves

Una de las farmacéuticas de este establecimiento contaba ayer que «ya empezamos a notar un aumento fuera de lo común en la venta de suero el lunes. Solo ese día sacamos 14 cajas». El día siguiente confirmó los temores y obligó a la farmacia a realizar un pedido extra para poder saciar la demanda. «El martes se vendieron 19 cajas, lo que ya nos hizo estar seguro de que había un brote», recuerda. Coincidiendo con los datos de ausencia en la ikastola, ese martes también se registró el pico de compras de suero en la farmacia. El miércoles el dato bajó a 11 y ayer se siguieron vendiendo hasta 13 cajas hasta primera hora de la tarde.

LA CIFRA

180
es el número de alumnos de Primaria y Secundaria
180
, que en el pico del brote de gastroenteritis, localizado el martes, no acudió a las aulas de la ikastola Udarregi.
180
Indicadores
Primeros indicios
El 30% de las consultas atendidas entre el lunes y el martes en el ambulatorio de Usurbil tenían que ver con gastroenteritis. 25 niños y más de 50 adultos manifestaron síntomas esos días en el ambulatorio.
Venta de sueros
La farmacia Amenabar del centro del pueblo ha vendido esta semana 57 cajas de suero cuando la media mensual suele ser de 8. Fueron 14 el lunes, 19 el martes, 11 el miércoles y 13 ayer (hasta las 17.00 horas).

La boticaria ahondaba en una de las circunstancias que llevaba al alcalde a hacer un llamamiento a la tranquilidad. «Los que vienen no han presentado signos graves, con un ligero malestar y dolor de cabeza en algunos casos, además de los síntomas de la gastroenteritis». También afirmó que «hay quien ha venido directamente del médico y quien lo ha hecho de casa», lo que da muestras de la dificultad de cuantificar el alcance del brote.

En cualquier caso, el departamento de Salud, divulgó ayer que «el lavado de manos es la medida más importante para prevenir la propagación de la infección» y señaló que «para manipular las excretas y ropa sucia conviene utilizar guantes». Por último, instó a la ciudadanía a «limpiar al menos tres veces al día los puntos de toque tales como inodoros, manillas de las puertas, rieles de agarre, grifos e interruptores de luz con agua tibia jabonosa seguidos de una solución de hipoclorito».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos