Diario Vasco

«En Bizkaia cada vez hay más sidrerías»

  • Atxa reconoce que sus amigos extranjeros «cuando están con el postre ya tienen ganas de volver»

El cocinero vizcaíno Eneko Atxa estaba encantado ayer, era imposible quitarle esa sonrisa de oreja a oreja que le acompañó durante toda la jornada. El chef, de los pocos privilegiados que ha conseguido entrar en el selecto club de las tres estrellas Michelín con su restaurante Azurmendi de Larrabetzu, aseguró que sentía una gran responsabilidad por ser el portavoz de los sidreros. «Es un gran honor, un día muy especial, pero lo tomo con mucho respeto porque para mí es el día de los productores. El trabajo que han realizado durante toda la temporada la han puesto en mí y hay que estar a su altura», explicó antes de anunciar el 'Gure sagardo barria'.

Esta vez le tocó a un vizcaíno ser profeta en Gipuzkoa y dar inicio a la temporada. En cuanto al lugar que ocupa este caldo y las sidrerías en su territorio dijo que «el mundo de la sidra en Bizkaia está avanzando y se están creando cada vez más sidrerías. Usando el producto de siempre pero con técnicas innovadoras se están realizando grandes avances, conjugando modernidad y tradición».

Siempre que puede, Atxa no pierde la oportunidad de llevar a sus compañeros extranjeros a alguna sidrería. «Es increíble ver la cara de los compañeros cuando les traes a las sidrerías. En muchas ocasiones en nuestra casa trabaja gente de fuera, de Corea o de Estados Unidos, cuando les traemos aquí en los primeros cinco minutos no entienden nada, es como si fuera EuskoDisney, pero de repente comienzan a entender todo y para cuando llegan a los postres ya tienen ganas de volver».

Además, el cocinero vizcaíno argumentó que «la sidra tiene gran importancia para todos los cocineros, pero para los que nos gusta disfrutar de ella más aún».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate