Diario Vasco

«Nos ha tocado sufrir las obras, pero la estación ha quedado muy bien»

vídeo

Muchos vecinos se acercaron a la nueva estación de Altza a curiosear, pero no tanto a aprovechar el tren. / JUANTXO LUSA

  • Los vecinos de Altza se muestran «contentos» con la nueva instalación, y la mayoría asegura que «ahora utilizaré más el tren» para desplazarse

Sobresaliente general. Esta es la calificación que los vecinos dieron ayer al conocer las nueva estación de tren de Altza. A todos les gustó «mucho el resultado final» y lo catalogaron como «un gran avance para el barrio», aunque también reconocen que «estamos muy bien comunicados con el resto de San Sebastián gracias a los autobuses».

Uno de los que no se quiso perder la jornada inaugural de la infraestructura fue el presidente de la asociación de vecinos de Altza, Alejandro Silva. «Ha quedado muy bien», confirmó, a la vez que subrayó que «en el barrio siempre hemos apoyado la creación de esta estación». La única preocupación que le han transmitido los ciudadanos es «si a raíz de esta nueva instalación nos iban a recortar en autobuses», aunque él aclaró que desde «Dbus nos han indicado que, en principio, no van a recortar el servicio y que en un futuro se realizará un estudio para ver las necesidades de la zona». Él reside a cinco minutos del lugar, por lo que «me será muy útil para ir a recoger a mi hijo de la escuela».

El altzatarra Francisco Cintora se mostró ayer encantado con esta estación: «Ya es la segunda vez que vengo esta mañana a verla. Me gusta mucho». Eso sí, reconoce que utilizará este medio «en función de mis necesidades. Si tengo que ir al centro lo cogeré, pero para otros destinos me va a resultar más cómodo coger el autobús». Eso sí, la estación la tiene «muy cerca».

A tan solo un minuto de la infraestructura vive Laura Martín, cuando antes «teníamos que ir hasta la de Herrera». Y es que «me viene de perlas para cuando tengo que llevar a mis hijos a la ikastola de Amara Berri», concretó. Ayer acudió a mediamañana a «cotillear» y las impresiones no pudieron ser mejores. «Ha quedado muy bien», comentaba con otros vecinos.

De la misma partida fueron Jaime López y Charo Irizar, que acudieron a ver por primera vez la estación y se marcharon «muy contentos». Viven a cinco minutos y, aunque en principio no veían muy necesario este transporte porque «utilizamos sobre todo el autobús», ahora valoran «utilizar más el metro», a la vez que explican que «el progreso siempre está bien».

Ana es otra vecina que también reside muy cerca de la entrada de Santa Bárbara, por lo que «me ha tocado sufrir las obras durante un tiempo», pero «todo ha quedado muy bien». Ayer no lo utilizó, pero espera ser más asidua al tren a partir de ahora. «Ya que está, habrá que aprovecharlo», señaló.

El donostiarra Aritz asegura que esta nueva estación «me queda cerca, a unos cinco minutos». Le despertó curiosidad conocer la infraestructura, pero explica que «suelo utilizar de vez en cuando el tren, y ahora lo haré igual que antes. Tampoco voy a hacerlo más».

A Iñigo le gustó también la estación de tren, «la única pega ha sido la huelga». Acudió a ver las instalaciones con sus padres, pero no sabe si vendrá aquí, ya que vive «a 10 minutos, en Larratxo, y me queda igual de cerca que la de Herrera, así que iré escogiendo».