Diario Vasco

Sorogoyen presenta en el Zinemaldia 'Que Dios nos perdone', un thriller violento

vídeo

El equipo al completo de la película 'Que Dios nos perdone', este lunes en el Zinemaldia. / JOSÉ MARI LÓPEZ

  • zinemaldia

  • «Es género, pero es muy humana, y eso a veces en los thrillers, no está, o está muy poquito», asegura el director, que compite por primera vez por la Concha de Oro

Rodrigo Sorogoyen presenta hoy a competición un thriller violento en el que dos policías persiguen por las calles de Madrid a un violador y asesino de ancianas, pero eso es lo de menos. La película, afirma el director, es sobre todo, un recital de seres humanos.

"Es género, pero es muy humana, y eso a veces en los thrillers, no está, o está muy poquito, pero aquí los personajes dan todas las capas y aristas a la historia. La ambientación, el vestuario y los actores, que han conseguido crear seres humanos, es lo que hace que te lo creas. Para mí eso es básico", añade Sorogoyen en entrevista.

MÁS

  • Hugh Grant sonríe de día, Monica Bellucci ilumina la noche

  • Sorogoyen presenta un thriler violento en el Zinemaldia

  • Hugh Grant«Todavía no me ha dado tiempo a ir de pintxos»

  • Tráiler oficial de la película

  • Programa completo del 64 Zinemaldia

  • El Zinemaldia, en fotos

  • ESPECIAL64 Festival de Cine de San Sebastián

  • Ethan Hawke recogió el Premio Donostia

    El director, que anteayer cumplió 35 años, se siente muy orgulloso de haber conseguido esa "verosimilitud" en una historia dura, violenta y plagada de personajes traumatizados, todos ellos con dificultades para comunicarse.

    "Es un thriller policíaco que habla de la dificultad de las personas para estar en paz, de cómo nos condiciona nuestro pasado de cómo la violencia es un círculo inevitable y, sobre todo, de cómo la violencia nunca es redentora", resume Antonio de la Torre, que hace un esfuerzo interpretativo doble, ya que su policía, el inspector Velarde, es tartamudo.

    "Tuve la suerte de tener tiempo para prepararlo", dice, y agradece la ayuda a Isidoro Ruiz, presidente de la Asociación de Tartamudos, porque "para nada podía ser un actor haciendo de tartamudo, no podía ser una broma".

    Pero el actor, seis veces nominado a los Goya, y ganador de uno de ellos, va más allá con Velarde: "No podía quedarme en la forma, había que entender el sufrimiento de alguien que quiere comunicarse y no puede".

    Su réplica en pantalla es Alfaro, Roberto Álamo, "un policía con una pulsión muy violenta que tiene una relación muy difícil emocional y afectiva con el mundo que le rodea, se maneja bien en la superficie, pero cuando tiene que relacionarse con el corazón y las emociones no tiene armas y mete la pata", comenta el actor.

    Alfaro, dice Álamo, "tendría que decir muchas veces 'que Dios nos perdone' porque no sabe las cosas que hace, ni cómo las hace".

    Ambientado en Madrid en el verano de 2011, cuando coincidieron en las calles millones de personas que acompañaron la visita del Papa Benedicto XVI y el movimiento ciudadano del 15-M, el thriller cuenta además con un destacable reparto, desde Javier Pereira, que repite con Sorogoyen, a Mónica López, Rocío Muñoz-Cobo y María Ballesteros; Luis Zahera y José Luis García Pérez.

    El director de 'Stockholm', la película revelación del 2013, una película pequeña y de bajo presupuesto, explica la evolución de Sorogoyen entre aquella y este thriller de acción producido por Atresmedia y Hernández y Fernández Producciones (Gerardo Herrero y Mariela Besuievsky).

    "Cuando me pongo a pensar en mi carrera, que espero que sea larga -sonríe-, no me la imagino en un solo género y aquí la historia lo pedía, así que cuando la escribimos Isabel Peña y yo enseguida nos dimos cuenta de todo lo que requería", y era bien grande, pero consiguieron un productor que les dio manga ancha.

    Y de nuevo, Sorogoyen ha sorprendido con el salto.

    Personajes femeninos

    Reconocen actores y director el punto de vista masculino de la cinta, pero "esto es como la vida misma", apunta Álamo.

    El director defiende además con vehemencia que los personajes femeninos de la película son los vehículos para que los dos protagonistas de la cinta encuentren el perdón.

    Es su primera vez en el Zinemaldia y está "ilusionado, contento y nervioso" por entrar por la puerta grande del Festival de Cine de San Sebastián, pero no quiere "ni pensar" en posibles premios.

    De momento, prepara con Isabel Peña otro guión, otro thriller, pero esta vez "político y sobre la corrupción", desvela.

    Cuarta jornada del Zinemaldia, de nuevo con lluvia y fresco, que proyectará, además de 'Que Dios nos perdone', la sueca 'The Giant' y la ópera prima inglesa 'Lady Macbeth'.