«'Fidelio' sonará mejor aquí por la acústica del Kursaal»

Mena y Polo atienden a Alfaya en la rueda de prensa de ayer. / USOZ
Mena y Polo atienden a Alfaya en la rueda de prensa de ayer. / USOZ

El Orfeón Donostiarra y la BBC Philharmonic, a las órdenes de Juanjo Mena, repiten hoy el concierto que triunfó en los 'Proms' con la ópera 'Fidelio'

ITZIAR ALTUNA SAN SEBASTIÁN.

El Orfeón Donostiarra y el director Juanjo Mena, al frente de 'su' BBC Philharmonic, repetirán hoy el «sueño» que vivieron el 21 de julio en los Proms de Londres, donde interpretaron la ópera 'Fidelio' en versión concierto en el Royal Albert Hall ante 6.000 espectadores. «Aquello fue maravilloso», reconoció ayer el maestro alavés en la presentación de los dos conciertos que dirigirá en esta 78 edición de la Quincena Musical.

Mena recordó su relación con el festival, que se remonta a hace 28 años -en 1989 actuó en el el Ciclo Jóvenes Intérpretes como clarinetista-. «Es un placer volver a este festival, del que guardo tantos recuerdos de cuando comenzaba a hacer música con apenas 17 años», admitió. «La Quincena siempre ha apoyado a la gente joven, aceptaba las propuestas vanguardistas que hacíamos entonces, por lo que me siento muy agradecido. Juanjo Mena no se puede entender sin este festival», señaló.

Años después volvió ya como director al frente de la Orquesta Sinfónica de Bilbao en varias ocasiones. Este año se estrena como director titular de la BBC Philharmonic. La orquesta debuta también en la Quincena aunque no en San Sebastián, donde ya actuó en 2014.

«La Quincena siempre ha apoyado a los jóvenes. Juanjo Mena no se puede entender sin este festival»

Mismo elenco que en los Proms

La BBC Philharmonic inauguró ayer el programa sinfónico en el Kursaal con el 'Concierto para violonchelo' de Elgar, con Asier Polo como solista. Hoy el turno será para la única ópera escrita por Beethoven, 'Fidelio', que se interpretará por tercera vez en la Quincena. Tal y como admitió Mena, «acústicamente sonará mejor que en los Proms», debido a las dimensiones del auditorio. El director de la BBC reconoció las dificultades de la partitura «a nivel de virtuosismo», y se congratuló por poder contar con el mismo elenco de solistas que en Londres, «de un nivel altísimo».

En cuanto a la presencia del Orfeón, encargado de la parte coral de la obra, destacó su «calidad sonora» y la diferencia respecto a los coros ingleses «por el timbre de voz de los hombres». Mena aseguró que el resultado en Londres fue «impresionante», y valoró de forma positiva la experiencia, porque «seguro que llegarán nuevas colaboraciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos