Los sindicatos, menos ELA, no descartan un acuerdo con Educación la próxima semana

Una de las últimas reuniones de Educación con los sindicatos./Irekia
Una de las últimas reuniones de Educación con los sindicatos. / Irekia

Uno de los temas en los que se ha avanzado este viernes ha sido el de las sustituciones desde el primer día en caso de baja en todos los cursos

EFE

La mayoría de los sindicatos han valorado como avances las nuevas propuestas que les ha trasladado este viernes el Departamento de Educación, entre las que destacan las sustituciones desde el primer día en caso de baja en todos los cursos, y no han descartado que se pueda cerrar un acuerdo en la próxima reunión, el día 10.

Así lo han anunciado una vez finalizada la Mesa de Educación los portavoces de Steilas, LAB, UGT y CCOO, mientras que ELA mantiene la apuesta de continuar con las movilizaciones.

La viceconsejera de Administración y Servicios del Departamento, Olatz Garamendi, también ha considerado que la cita del próximo día 10 puede ser «muy importante» y ha mostrado su satisfacción porque se sigue «avanzando y negociando».

La de este viernes ha sido la segunda reunión después de que Steilas, ELA y LAB decidiesen aparcar las huelgas convocadas en abril para tratar de acercar posturas con Educación en torno a las demandas sindicales que han convocado varios paros en la enseñanza pública no universitaria durante el pasado y el presente curso.

Garamendi ha explicado las propuestas que ha llevado hoy a la mesa, y ha destacado la intención de Educación de que las sustituciones de todos los trabajadores con independencia de su categoría y del curso se lleven a cabo desde el primer día.

Junto con este compromiso, una de las principales reivindicaciones sindicales, el departamento también adoptará una nueva figura para analizar las necesidades de los centros educativos: El Índice de Necesidades Educativas. La viceconsejera ha explicado que este índice, que ha calificado de «importantísimo» determinará en función de una serie de variables las necesidades añadidas de personal de cada colegio. «Es un avance cualitativamente muy importante porque no se trata de poner más personal, sino de ponerlo allá donde haga falta», ha precisado.

Postura de los sindicatos

Desde Steilas, Ana Pérez ha reconocido que ha habido un «acercamiento» de posturas porque en su propuesta y «gracias a las movilizaciones sindicales» el Departamento ha recogido de manera «más concreta» puntos que las centrales reivindicaban «desde el principio», por lo que ha destacado que se está «en el camino de seguir negociando».

Ha subrayado las sustituciones desde el primer día, pero ha precisado que quedan aún puntos por definir como la situación de los docentes mayores de 60 años y el número de plazas para el profesorado.

Aitor Núñez (LAB) también ha subrayado que ha habido «avances y acercamiento» y ha asegurado que no se está «lejos» del acuerdo, aunque ha insistido en que falta concreción en algunos puntos y en que, en todo caso, la decisión de apostar o no por el acuerdo le corresponde tomarla a los afiliados.

También ha destacado la importancia de las sustituciones desde el primer día, ha pedido mayor detalle sobre el Índice de Necesidades Educativas y ha reivindicado un tratamiento igual a todos los efectos para el personal funcionario y el interino.

Por su parte, Pablo García de Vicuña (CCOO) ha considerado que «todavía hay roca que picar», ya que la Administración tiene que «hacer esfuerzos» para dar respuesta a todas las reivindicaciones, y ha emplazado al resto de sindicatos y al Departamento a que la próxima reunión «pueda ser la definitiva».

En la misma línea, Joseba Ander Muñoz (UGT) ha valorado las propuestas, aunque las ha considerado insuficientes y ha pedido a Educación que haga «un mayor esfuerzo» para equiparar licencias, permisos y reducciones horarias entre funcionarios e interinos.

ELA ha sido el único sindicatos que no ha visto avances en el encuentro de este viernes. Su portavoz, Miren Zubizarreta ha acusado al Departamento de tratar de «desactivar» las movilizaciones al dejar «contenidos importantes sin atar» y ha apostado por «echar un último pulso» con nuevos paros. Ha denunciado que el Gobierno Vasco sigue sin dar una «respuesta» adecuada a las necesidades de los funcionarios docentes y sus propuestas «distan mucho de revertir los recortes» aplicados en los últimos años.

El sindicato ha explicado que la «única» propuesta positiva ha sido el compromiso de realizar las sustituciones por baja desde el primer día en todas las etapas educativas. Además, ha lamentado que la propuesta sobre el establecimiento de un índice para determinar las necesidades educativas de cada centro y asignar apoyos adicionales cuando se considere necesario «se limite» en su aplicación inicial a la etapa de Primaria.

Las propuestas que ha hecho el Departamento se suman a las anunciadas en anteriores mesas, entre las que se incluyen una oposición para Educación Secundaria y Formación Profesional de 1.511 plazas para 2018 y de un total de 5.000 plazas para toda la legislatura.

Los sindicatos comenzaron con jornadas de huelgas el curso pasado para reclamar un aumento progresivo de la inversión en educación, el incremento la plantilla, la reducción de la temporalidad, la rebaja de la ratio de alumnos por aula y en definitiva para revertir los recortes aplicados durante la crisis económica y mejorar la calidad de la enseñanza pública.

 

Fotos

Vídeos