Deusto defiende que la apuesta por impartir Medicina es «un proyecto de país que beneficia a todos»

El rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert./JORDI ALEMANY
El rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert. / JORDI ALEMANY

El lehendakari ha participado en el acto de apertura del curso académico de la Universidad de Deusto

MARTA FDEZ. VALLEJO

El rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert, ha defendido este miércoles la apuesta de este centro por impartir Medicina, «un proyecto de país que beneficia a todos» y será «un buen aporte al sistema sanitario», durante el acto de apertura del curso académico al que ha asistido el lehendakari, Iñigo Urkullu, y la consejera de Educación, Cristina Uriarte. Guibert ha invitado a «replantear» el concepto de lo público. «Lo público han de ser los fines, que beneficien a la población, no necesariamente la titularidad», una reflexión con la que reivindicaba la inversión de la Administración en las instituciones académicas de iniciativa social como Deusto.

El rector se ha preguntado «por qué este país debería renunciar a realizar, desde la iniciativa social, una nueva aportación a la formación superior, a la investigación o la transferencia en cualquier área del conocimiento. Eso sí, siempre bajo las premisas de la función social, el bien común, el rigor, la calidad y la excelencia académica». Se refería así a la petición que ha hecho Deusto de abrir el grado de Medicina para el próximo curso, aún pendiente de la autorización de la agencia Unibasq y censurada desde algunos sectores de la enseñanza pública.

Guibert ha argumentado la necesidad de estos estudios. «Hacen falta médicos. Bilbao y su entorno quieren potenciarse como ciudad universitaria y de conocimiento. Deusto quiere traer metodologías de enseñanza de la medicina innovadoras, que no existen en Euskadi, pues lo haremos», ha destacado. Ha recordado que cada año «casi 2000 solicitudes para estudiar Medicina en la Universidad pública vasca quedan sin atender». Que la Universidad de Deusto proponga abrir un centro innovador que acoja 80 plazas es una oportunidad y una apuesta en el área de ciencias de la salud que mejora científicamente la universidad».

Guibert ha advertido de que «saber regular y promover, en lugar de obstaculizar, iniciativas que suponen progreso es clave. Es la base necesaria de la competitividad, cohesión social, y el progreso». A su juicio, «Euskadi no sería como es si hubiese funcionado la disyuntiva público-privado en términos excluyentes: no tendríamos ni enseñanza concertada, ni ikastolas, ni movimiento cooperativo.... La colaboración público-privada y la iniciativa social forman parte del ADN de este país».

Por su parte, el lehendakari ha valorado la «vocación de Deusto de servicio a la sociedad» y la intención del Gobierno vasco de apoyar a la institución de los Jesuitas para que «siga creciendo como universidad de referencia internacional». Urkullu ha afirmado que la excelencia y la internacionalización «van de la mano» y marcarán el futuro de la Universidad y de Euskadi , junto a la formación y atracción de talento.

«Lo importante es lo que beneficia a la población en su conjunto y en eso participamos todos», ha puntualizado. En este contexto se ha referido también al planteamiento de Deusto de crear un grado en Medicina y ha asegurado que «esta apuesta es un proyecto de país que beneficia a todos».

 

Fotos

Vídeos