Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

Barco autónomo meteorológico

Félix Ares
FÉLIX ARES

Para hacer las predicciones meteorológicas se necesita gran cantidad de datos. La mayor parte se recoge utilizando estaciones terrestres con radares, globos meteorológicos y cohetes. En tierra firme hay muchas estaciones, pero en el mar hay muy pocas, debido a que su funcionamiento es costoso y no exento de peligros. Hay satélites para esa tarea, pero la cantidad de datos que proporcionan es menor que la de las estaciones terrestres o los pocos barcos meteorológicos. Dado que tres cuartas partes de la superficie terrestre son marinas, esa falta de datos dificulta las predicciones.