Jupol, el sindicato al que se vincula con Vox, arrasa en la Policía Nacional

Líderes políticos en la manifestación de Jusapol, el pasado mes de abril en Madrid./Europa Press
Líderes políticos en la manifestación de Jusapol, el pasado mes de abril en Madrid. / Europa Press

La nueva central, nacida al calor del despliegue contra el 1-O en Cataluña, se hace con ocho de los catorce vocales y acaba con la histórica hegemonía del SUP

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La extrema derecha, o al menos el sindicato más a la derecha que nunca ha existido en la Policía Nacional, ha arrasado en las elecciones que se han celebrado este miércoles en el cuerpo. Jupol (Justicia Policial), una organización de nueva planta y sin anterior representación en el Consejo de la Policía, se ha hecho como ocho de los catorce vocales de este órgano sin capacidad ejecutiva en la institución pero sí con mucha influencia dentro del cuerpo, sobre todo en lo que se refiere a las condiciones de trabajo de los funcionarios.

Jupol, que nunca antes había comparecido a unos comicios, ha obtenido cerca de 30.000 votos (unos 25.000 de ellos procedentes de la escala básica) de los 66.700 policías nacionales que estaban llamados este miércoles a las urnas, de los que han participado el 72,7% en las elecciones.

Fin de una era

Jupol ha obtenido seis representantes de la escala básica, uno de la de subinspección y otro de la ejecutiva, acabando así con 40 años de hegemonía del Sindicato Unificado de Policía (SUP), de tendencia de centro izquierda y que desde la llegada de la democracia y la unificación de los cuerpos policiales había ganando invariablemente todos los comicios.

El SUP, tras el recuento, se queda con dos consejeros (ambos de la escala básica); el Sindicato Profesional de Policía (SPP) obtiene dos (uno de la ejecutiva y otro de la superior); un representante de la Confederación Española de Policía (CEP) de la escala básica; y otro de la Unión Federal de Policía (UFP) de la escala básica.

«Vox Policial»

Jupol, al que sus enemigos y otros sindicatos llaman despectivamente el «Vox policial», salarial con otros cuerpos policiales, particularmente con los Mossos d'Esquadra.

En un clima de recortes salariales y promesas incumplidas de recuperación de los niveles anteriores a la crisis, el mensaje de Jusapol prendió en el cuerpo, donde también había cundido cierta desafección con los sindicatos tradicionales.

En abril de 2018, apenas un mes después de que el resto de sindicatos firmaran con el equipo del Ministerio del Interior dirigido por Juan Ignacio Zoido un acuerdo de subida salarial hasta 2020, nació Jupol como sindicato, dispuesto a rentabilizar, como así ha sido, su apuesta por la equiparación.

Pero la fuerza actual de Jupol no se entiende sin el 'procés' y el despliegue de los 6.000 policías y guardias civiles en la 'operación Copérnico-Avispa' para tratar de impedir el referéndum. Las pésimas condiciones de trabajo de los funcionarios, sobre todos los alojados en los buques y los que sufrieron los escraches de la población, fueron el caldo de cultivo óptimo para que Jusapol, que desde el principio hizo de esas quejas una bandera propia, decidiera dar el paso para convertirse en sindicato.

Desde el principio de su andadura, Jusapol ha tenido el apoyo incondicional de Vox. En noviembre de 2017, en pleno 'procés' Santiago Abascal distribuyó en Twitter una foto suya con la camiseta de Jusapol. En enero de 2018, Javier Ortega-Smith, acompañó a los miles de simpatizantes de Jusapol que se manifestaron en Barcelona en homenaje a los agentes de la 'operación Copérnico-Avispa'.

Solo esta primavera, dirigentes de Ciudadanos y del Partido Popular, como Albert Rivera o Teodoro García Egea, comenzaron a participar de manera evidente en las manifestaciones de Jupol, una sindicato que, para entonces, ya estaba muy cercano a Vox.