Podemos presenta un programa radical para recuperar los votantes fugados al PSOE

Pablo Iglesias / Efe

La formación de Pablo Iglesias propone una revolución en políticas sociales que se finaciará mediante un incremento de impuestos a los más ricos

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Un programa de profundo contenido social, feminista, con medidas ecológicas de aplicación inmediata, que apuesta por el reforzamiento de los poderes públicos y con un remarcado espíritu izquierdista. Este el resumen general del conjunto de 264 medidas que desgrana a lo largo de 105 páginas Podemos y con las que espera recuperar el voto fugado al PSOE y la abstención para llegar a la Moncloa, aunque sea de la mano de los socialistas en un Gobierno de coalición en el que se da por hecho que ejercería de socio minoritario.

Salir a la ofensiva, con una batería de iniciativas que le diferencian mucho del PSOE y les colocan a años luz de PP y Ciuadanos ha sido la fórmula elegida por Pablo Iglesias y los suyos para reconciliarse con unos antiguos votantes cuya fidelidad es a día de hoy de apenas un 50%, según diferentes encuestas. Los gurús económicos de Podemos aseguran que todos sus propuestas, aunque más que ambiciosas, tienen la financiación garantizada.

Muchas de las medidas de Podemos son ya conocidas. Así, se apuesta por la creación de una renta mínima universal, que se fija en los 600 euros, la legalización del cannabis y de la eutanasia o la posibilidad de que un presidente del Gobierno sea sometido a un referéndum revocatorio a mitad de mandato, ésta última una idea tomada de la constitución bolivariana.

Podemos propone que las viviendas vacías sean cedidas para crear una gran parque público de alquiler

La vivienda es el aspecto donde más evoluciona el programa de la formación morada, y lo hace para tender a un mayor radicalismo. Las viviendas vacías serán cedidas para crear un gran parque público de alquiler y los ayuntamientos tendrán la facultad de intervenir para regular los precios con el objetivo de que ninguna familia pague más del 30% de renta en concepto de alquiler. Los suministros básicos quedarán garantizados en casos de vulnerabilidad.

Crear una empresa pública eléctrica para acabar con el oligopolio actual en este sector, un banco de inversión para la transición tecnológica y económica, obligar a la banca a que devuelva el dinero con el que se la rescató durante la crisis o aprovechar Bankia como banco público y que el Congreso designe por mayoría de tres quintos a un nuevo presidente de esta entidad son las medidas bandera de Podemos en el apartado económico. Los bancos están en el punto de mira de Iglesias y su partido, que les acusan de formar parte en la trama que les impidió acceder al poder en 2015 y 2016. La formación morada ya avanzó la pasada semana su intención de prohibir que las entidades bancarias financien las campañas electorales de las fuerzas políticas para evitar que luego tengan influencia sobre ellas o que, por idéntico motivo, formen parte de los consejos de administración de los medios de comunicación.

Apuesta por una nueva subida del Salario Mínimo que alcance los 1.200 euros al final de legislatura

En cuanto a la fiscalidad, Podemos mantiene la defensa férrea de la subida de impuestos, absolutamente necesaria para sufragar su larga lista de medidas sociales. Con Iglesias en la Moncloa, se incrementaría el IRPF a las rentas superiores a los 100.000 euros hasta el 47%,, que alcanzaría un 55% para aquellos que ganen más de 300.000. A ello se sumaría una recaudación de hasta el 1% del PIB con una tasa que grave los grandes patrimonios y otra para las transacciones financieras.

Otra de las medidas estrella es reducir la jornada laboral a las 34 horas semanales, que consistirá en siete horas de trabajo de lunes a jueves y de seis horas el viernes. Podemos quiere además prohibir los contratos temporales de un mes, acabar con el fraude de las horas extras e incrementar el Salario Mínimo Interprofesional hasta los 1.200 euros a lo largo de la próxima legislatura. Las pensiones tendrán garantizadas su revalorización en relación al IPC y se incrementarán las mínimas y no contributivas.

Feminismo y ecología

El feminismo es uno de los aspectos centrales para Podemos desde su nacimiento hace cinco años. Mantiene la necesidad de destinar todos los medios necesarios para acabar con la violencia de género, una dotación que estima en 600 millones de euros anuales. Una de las principales novedades es la de llevar la igualdad a las escuelas, donde plantea crear una asignatura de feminismos e impartir clases de educación afectiva-sexual.

En las escuelas se impartiría una asignatura de feminismo para acabar con la desigualdad de género

En materia ecológica, se defiende el cierre de las centrales nucleares en un plazo de cinco años y en las de carbón en seis. El objetivo que se marca Podemos es el de alcanzar el 100% de las producción de fuentes renovables en 2040. También se apuesta por reconocer en el Código Civil a los animales como seres que sienten, lo que implica que no sean considerados como «un bien cualquiera». Se aboga por eliminar las ayudas públicas a la tauromaquia, aunque no se prohíben las corridas de toros. Este último es un tema que desde sus inicios ha causado división de opiniones en el partido de Iglesias, lo que, como con la caza, le ha llevado a mantener una posición ambigua.

Podemos mantiene su controvertida defensa de la celebración de un referéndum para resolver el conflicto soberanista, en el que, mantiene, se comprometerá a fondo por la permanencia de Cataluña en España. El Senado se convertiría en una auténtica cámara territorial y las diputaciones objeto de una profunda revisión, aunque no se detalla si ésta llegaría a su disolución.

El Rey dejaría de ser irresponsable

Podemos propone una reforma constitucional para eliminar el privilegio judicial de la «ausencia de responsabilidad del Rey», establecida en el artículo 56.3 de la Constitución, y avanza que impulsarán una comisión para investigar los negocios de la Monarquía. En el programa electoral se explica que pondrá en marcha esa comisión de investigación sobre los negocios de la Monarquía con el objetivo de determinar si, por ser irresponsable, «es una institución idónea» para la democracia. Añaden que modificarán también que se siga administrando la justicia bajo la fórmula «arcaica» de 'en nombre del Rey'.

Más información