Podemos Euskadi despoja de todos sus cargos a los tres junteros imputados

Juantxo Iturria y Patricia Gete, en primer plano, y detrás Ione Cisneros, en Juntas de Gipuzkoa. /LOBO ALTUNA
Juantxo Iturria y Patricia Gete, en primer plano, y detrás Ione Cisneros, en Juntas de Gipuzkoa. / LOBO ALTUNA

El partido, que sanciona de forma cautelar a los encausados, baraja a Imanol Gude como sustituto de Iturria

ELISA LÓPEZ SAN SEBASTIÁN.

Podemos Euskadi despoja de forma cautelar de todos sus cargos a los tres junteros guipuzcoanos imputados por coacción. Una resolución que deja al partido roto y sumido en una crisis sin precedentes en este territorio. La dirección morada inicia así un procedimiento sancionador a Juantxo Iturria, Patricia Gete y Mónica Mora, después de que el Juzgado de San Sebastián les imputara por presuntos delitos de coacción y contra la intimidad hacia su compañera de grupo Ione Cisneros, tal y como adelantó el lunes este periódico.

El proceso sancionador se trasladará a la Comisión de Garantías de Podemos Euskadi y que contempla como medidas cautelares la retirada de la portavocía, las portavocías suplentes, la presidencia y la coordinación técnica -que hasta ayer ostentaban los imputados- así como el cese del grupo de dirección de los tres procuradores. Además, según consta en el reglamento del partido, la ejecutiva de Podemos Euskadi propondrá la creación de un comité extraordinario.

No obstante, fuentes de la formación podemita apuntaron anoche al procurador Imanol Gude como nuevo portavoz y presidente del grupo en la Cámara guipuzcoana, mientras que Jon Uranga -actual asesor del grupo- y Cristina Macazaga -secretaria de Acción Institucional del consejo ciudadano vasco- se harían cargo de la coordinación técnica. El probable portavoz del grupo juntero, Imanol Gude, se estrenaría en el pleno de política general que se celebrará el próximo martes en el Parlamento foral.

De esta manera, el consejo de coordinación del partido que lidera Lander Martínez encauza el caso «por los canales internos y garantistas con los que el partido de los círculos se ha dotado para salvaguardar el código ético de la formación y sus componentes», tal y como afirmaron desde la dirección.

Iturria, Gete y Mora, cuyo futuro dentro del grupo aún no ha trascendido, se han visto involucrados en la polémica después de que un Juzgado de San Sebastián les imputara por presuntos «delitos de coacción» contra su compañera de grupo Cisneros. El tribunal donostiarra también acusaba a los tres junteros -que ya han recurrido dicha imputación- de presunta responsabilidad «de delito contra la intimidad y de revelación de secretos».

La demanda, que fue interpuesta en julio de 2017, llegó el pasado mes de marzo a manos de los tres demandados, que entonces negaron todos los hechos.

 

Fotos

Vídeos