Erkoreka lamenta la falta de «correspondencia» en el Gobierno de Sánchez para cerrar los traspasos

Josu Erkoreka ha atendido a los medios de comunicación en Lehendakaritza./
Josu Erkoreka ha atendido a los medios de comunicación en Lehendakaritza.

Ortuzar respalda al Ejecutivo vasco y asegura que «es mejor no aceptar transferencias averiadas solo para hacerse la foto»

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

La falta de acuerdo sobre cuatro transferencias que se produjo el jueves en la reunión técnica bilateral que los gobiernos central y vasco mantuvieron por videoconferencia ha provocado el posicionamiento público de diversos líderes políticos vascos este viernes. El consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, ha lamentado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no haya mostrado la «correspondencia» necesaria en esta negociación para superar las discrepancias económico-financieras que mantenían ambos gobiernos, aunque ha asegura que «la negociación no está rota» y ha mostrado la disposición del Gobierno Vasco a buscar un acuerdo en las próximas semanas. El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha respaldado la decisión del Ejecutivo de Iñigo Urkullu de no aceptar un modelo de negociación que no convenía a las instituciones vascas y ha señalado que «es mejor no asumir unas transferencias averiadas solo para poder hacerse una foto» antes de la campaña para las generales.

Erkoreka, en declaraciones a los periodistas en Lehendakaritza, ha explicado que la negociación de cada transferencia estatutaria a Euskadi «es un trabajo de artesanía» por la singularidad del modelo bilateral de relación entre el Estado y la Comunidad Autónoma Vasca. «El Gobierno central está acostumbrado a hacer traspasos a otras autonomía a troquel, pero nuestra relación económica-financiera con el Estado está determinada por el Concierto Económico y eso hace que cerrar un solo traspaso nunca sea fácil».

El también portavoz del Gobierno Vasco ha explicado que han tratado de mantener «el mismo modelo de negociación utilizado en los últimos 30 años para todas las transferencias», incluidas las tres que se cerraron hace cinco meses con el Ejecutivo de Sánchez, pero el equipo técnico del Gobierno central se ha desmarcado en este caso con una nueva propuesta de modelo que no convence a las instituciones vascas. «No hemos visto correspondencia a nuestras reivindicaciones, ha habido algunas resistencias, y por eso ahora mismo el acuerdo ha sido imposible», ha señalado Erkoreka, que ha subrayado que «el Gobierno Vasco no está en campaña y mantiene su voluntad de llegar a un acuerdo cuando el Gobierno central quiera seguir negociando». Aunque no ha querido poner fecha a un hipotético pacto.

«Malísimo precedente»

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, también se ha referido este viernes a la frustrada negociación de las transferencias de esta semana. Ha afirmado que el Gobierno Vasco prefiere no aceptar «transferencias en mal estado» a cogerlas «averiadas y hacerse la foto», y ha advertido al Ejecutivo de Sánchez que sería un «malísimo precedente» que hubiera una maniobra dilatoria por «miedo» a la derecha.

En una entrevista en Onda Vasca, Ortuzar ha señalado que las transferencias «tienen que venir con el sistema de valoración que siempre ha regido en el Concierto Económico», pero en este momento «los técnicos del Estado están apretando para que la valoración económica se haga por otros métodos». En cualquier caso, ha remarcado que espera que este asunto «se subsane en los próximos días» y ha advertido de que «si es una maniobra dilatoria» por parte del Gobierno porque «los socialistas tienen miedo de que la derecha les diga que está volviendo a vender España», sería «un malísimo precedente para las relaciones de Pedro Sánchez y nosotros».

Ortuzar ha indicado que el PSOE se equivoca si da por hecho el voto del PNV tras las lecciones, un apoyo que dependerá de con «qué Pedro Sánchez» se encuentren y que ha condicionado a alcanzar «compromisos que beneficien a Euskadi».